El Covento Grande De San Francisco En Querétaro

Templo de San FranciscoEn la región en que se enclava Querétaro, Han sido identificadas tres grandes culturas mesoamericanas que se desarrollaron en su vecindad: La teotihuacana, la tolteca y la mexica, además de la presencia de chichimecas, otomíes y tarascos, que participaron en su poblamiento.

  

Con la llegada de los franciscanos a Querétaro, a instancias de Conín, para congratularse con las tropas de Nuño de Guzmán,  en el siglo XVl, que provee él mismo y a su costa, la creación del Convento Grande de San Francisco, El Conjunto franciscano o “La Gran Ciudadela”, desde donde la población, se convertirá en un centro urbano, religioso, político y social,  creando y manteniendo a Querétaro, como una de las más hermosas, productivas e importantes.

  

La privilegiada y céntrica ubicación geográfica de Querétaro, ha colocado a la población en un verdadero cruce de caminos, tanto en la época prehispánica, como en la etapa posterior a ella, a eso se debe que se le nombre como “garganta de tierra adentro”.

  

Fueron los siglos comprendidos entre el Vll y X  d. C. Cuando tuvo Querétaro su desarrollo mesoamericano más importante y es bien sabido que sus primeros asentamientos  fueron realizados por las grandes culturas del México antiguo y se ubican, de acuerdo a los arqueólogos, desde el preclásico.

  

La historia de Querétaro en el siglo XVl, reviste gran importancia, sobre todo para los conquistadores, por ser el cruce de las rutas comerciales en ese momento e inmemorialmente, lo mismo que un centro de culto a la diosa madre.

  

Con la toma de la población por el Pochtecatl Conín y su séquito, en su huída del altiplano hacia norte, para alejarse  de los españoles,  da comienzo a la refundación de Querétaro, por medio de acciones que Conín implementa con un nuevo  reparto de tierras y poblamiento, al uso ordenado del agua del río, por medio de acequias, cantidades y tiempos, da pie a la fundación de una nueva ciudad de traza mixta, cuando comienzan los españoles a instalarse en ella.

  

Conín y su trascendencia de su pasado prehispánico, junto con la erección a sus costas del primer templo católico, que fue el convento de San Francisco y el humilladero, donde estuvo La Santa Cruz de los Milagros, en la cima del cerro del Sangremal, dentro de tierras de su propiedad  al inicio del camino a México, es el fundador del nuevo Querétaro, que comenzará al final del primer tercio del siglo XVl.

  

La ubicación del sitio donde se levantó el Conjunto Franciscano o La Ciudadela obedece, a lineamientos seguidos por las tres órdenes religiosas que realizaron la conquista espiritual de México. En el caso Querétaro se tuvieron los dos motivos principales para asentar un centro religioso que diera pie a los propósito de los europeos: La Ubicación daba dominio visual del territorio, existían importantes vías de comunicación y existía en el lugar una tradición ritual de tipo espiritual prehispánico, que atrajera a la población regional.

  

Este conjunto religioso planeado por los franciscanos en Querétaro, bardeado, aislado y diseñado, les daba independencia urbana, con respecto a la traza prehispánica, dándose transformaciones, anexiones, ampliaciones, destrucciones y sustituciones que se fueron dando durante  el siglo XVl.

  

El siglo XVl con la fundación de La Ciudadela Franciscana y la creación de un nuevo modelo de ciudad, con traza mixta, se convierte en el siglo generador; El siglo XVll será el siglo productor y constructor del nuevo Querétaro, el criollo.

  

Los franciscanos buscarán a toda costa mantener el control de todo tipo que tenían en Querétaro, principalmente dificultando el establecimiento de otras órdenes religiosas en la ciudad. Prueba de ello fue la rapidez, sigilo y pleitos para el establecimiento de los carmelitas  en Querétaro, en 1615, en la casa donada por Francisco Medina. Esta fue la primera orden religiosa establecida en Querétaro no franciscana entre 1531 a 1615.

  

El siglo XVlll será el del esplendor, y se reconoce el espacio temporal, entre 1620 a 1778, como el tiempo creador de la ciudad que ha tenido el devenir del que se goza hasta casi finales del siglo XX, generador a su vez del destino queretano durante el siglo XlX y primera mitad del XX, donde se generará otro destino para esta ciudad, el del siglo XXl.

  

Querétaro fue un pueblo en el siglo XVl donde los indios participaron activamente en la creación de su nueva arquitectura, no solo con la mano de obra, sino también como inversionistas, como es el caso de Conín y la construcción del Convento de San Francisco, el de Santa Clara, El Hospital Real, así como sus artistas y  productores.

  

Será el siglo XVll con los criollos, los que ocuparán el lugar mas importante en la toma de decisiones y en la conformación de la futura identidad social y productiva del Querétaro nuevo, post mesoamericano, españolizado.

  

Los Conventos franciscanos en Querétaro están y estuvieron desde sus inicios en posiciones privilegiadas, como el de La Santa Cruz de los Milagros, donde se domina el Valle, El Convento Grande de San Francisco, donde se juntan todos los caminos que conducen a las zonas comerciales y mineras más importantes antes  durante y después de la invasión española.

  

Quedando los conventos franciscanos de Santa Clara, El de los  Dieguinos y el Hospital Real, sobre los caminos a Guanajuato, México, Zacatecas y San Luis Potosí. De la puerta principal del atrio de La Ciudadela franciscana y ahora de ese mismo lugar, que lo forman la esquina de Juárez y Madero parten los caminos reales y se forma la garganta de tierra adentro.

  

La construcción del Convento Grande de San Francisco, la podemos encontrar desde 1548, pero la llamaremos efímera, es momentánea para dar espacio a los primeros frailes y comenzar así su obra de expansión y solidificación que terminará hasta el siglo XVlll.

  

Para 1536 Los Franciscanos de la Provincia Del Santo Evangelio, lograron establecer una custodia, que para 1565, llegaría a ser la Provincia de los Santos apóstoles, Pedro y Pablo, de Michoacán y para 1582, el visitador Fray Alonso Ponce, dice sobre el Convento de San Francisco de Querétaro:

  

“Está acabado con su iglesia, claustro, dormitorios y huerta;” Tiene buen edificio de cal y canto y es capaz de muchos religiosos y por eso suele haber en él estudios de teología o artes o de gramática”.

  

En 1595 el templo y el convento resultaban pequeños, la iglesia la ocupaban los españoles y los indios oían misa en el patio, para 1727 el convento se perfeccionó gracias al fraile Fernando Alonso González. Fue un proceso de cambios adaptaciones y modificaciones en más de ciento cincuenta años.

  

Existe un enorme atrio cementerio, bordeado por la barda atrial y rematado por pináculos, siendo un pueblo de indios, por lo menos hasta 1638.

  

“Paralela a los muros del claustro se extendía la parroquia de indios, en la parte del cementerio, llamada del Señor San José y era de tres naves , existían ahí, seis cofradías con sus rentas correspondientes, con sus imágenes, que sacaban en sus procesiones y cada cual tenía  su retablo de magnifica hechura”.

  

En ese mismo cementerio esta la Capilla de la Tercera Orden de la Penitencia,  donde se venera la imagen de Jesús Nazareno, obra del fraile Sebastián Gallegos, realizada en 1631 y colocada en un lujoso tabernáculo.

  

En 1694 en el atrio del Convento Grande de San Francisco se estrenó La Capilla de La Santa Casa de Loreto, casa construida al centro de una pequeña iglesia de bóveda y bajo la cúpula, este lujoso tesoro, llamado Casa Lauretana.

  

Frente a esta y en el mismo espacio del atrio cementerio está la capilla de San Benito, construida la Imagen también por el fraile Sebastián Gallegos, allá por el año de 1630.

  

La traza urbana del nuevo Querétaro será mixta, ya que de 1531 a 1551, la población es  solo de indios, comienza su modificación con la construcción de la Ciudadela, reconstruyéndose un nuevo Querétaro, de manera lógica, de acuerdo a los ya trazados caminos prehispánicos, a su propia topografía, a los caminos de la plata, al conjunto franciscano y supeditada a los sucesos posteriores, que se darán durante la invasión española.

  

.Hacia el segundo tercio del siglo XVll la región queda conquistada, conquista donde Conín no fue ajeo y si aliado de los españoles, da fin la guerra chichimeca y comienza la migración de españoles venidos de la ciudad de México y otros directamente de españa.

  

Al Mismo tiempo se da la conquista espiritual, que como en los tiempos prehispánicos llevará a Querétaro a ser un centro religioso de primer orden. La mejor prueba de ello es que en este siglo el Convento Franciscano de Querétaro La Ciudadela, comienza a reconstruirse.

  

En 1694 Francisco Rodríguez y Cristóbal de Villalpando, construyen el retablo mayor del templo de San Francisco y el embellecimiento y comodidad de esta ciudadela no terminarán hasta entrada la primera parte del siglo XVlll. Serán monumentales, su sala capitular, su sala De Profundis y su escalera monumental.

  

El Convento Grande de San Francisco o La Ciudadela, se convierte durante casi tres siglos en el parteaguas de dos culturas ya que quedó en medio geográfico y social de el pueblo de indios y el pueblo de españoles, sirviendo a los dos grupos como de eje rector en todos los sentidos.

  

El Convento Grande de San Francisco es el inicio en Querétaro de la conquista material y espiritual y lo será en el siglo XVlll el fin de estas conquistas, al darse inicio la guerra de independencia.

  

Es pues un edificio en parte europeo, el que en Querétaro se manifiesta como una micro ciudad con carácter de autosuficiencia: patios, centros de culto,  de abasto, de asistencia y de educación.

  

Este centro religioso da  pie a los dos Querétaros, el prehispánico y el actual, genera su nuevo desarrollo urbano y le da funcionalidad a su desarrollo, como una de las ciudades mas importantes de este país.

  

Por la conquista espiritual de Querétaro por los franciscanos vendrán los cambios y el nuevo derrotero ideológico que determinará, la distribución de tributos, el control del mercado y el monopolio de la mano de obra.

  La evangelización tuvo su carácter programático para la regulación de la nueva población en América y en este caso de Querétaro.          Efemérides: 1540 .- Conín entrega el solar a los franciscanos donde crearán su convento 1548.-  Da comienzo la construcción del primer templo del Convento de San Francisco de Querétaro 1566 .- El Convento de San Francisco de Querétaro, deja de pertenecer a la Provincia del Santo Evangelio y se integra a la Provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán, 1570 .- El Convento debió estar en pleno funcionamiento. 1584.- Se recibe la visita de Fray Alonso Ponce y la sede parroquial de Santiago, a cargo dc los franciscanos de Michoacán, depende del arzobispado de México. 1596 .- Se comienzan las diligencias para construir nuevas celdas y un nuevo templo en San Francisco. 1597 .- Se tiene ya el primer plano de la ciudadela o conjunto franciscano 1600 Francisco de Chavida trabaja para los franciscanos en la construcción del templo de San Francisco y Santa Clara. 1620 .- Se publica el primer mapa de los alrededores de Querétaro. 1620 a 1644 .- Se demuele el antiguo templo y se inicia el que ahora existe. Se construye La Enfermería, El Noviciado, El Claustro y La Torre. 1634 .- Se funda la tercera Orden de San Francisco, en Querétaro. 1634 .- Se estrena la capilla de La Tercera Orden, en el cementerio del Convento Grande de San Francisco. 1644 .- Antonio de Achaide se convierte en el alarife principal del templo de San Francisco. 1658 .- José de Bayas maestrea en el conjunto franciscano, cinco bóvedas, tres arcos de la capilla mayor y blanqueado del templo. 1680 .- El Convento de San Francisco esta en plena efervescencia. 1685 .- Se hacen arreglos a la Enfermería, Hospedería,  refectorio, panadería y cocina. 1685 .- Se terminan dos campanas nuevas para San Francisco. 1693 – 98 Fechas inscritas cerca de la escalera del claustro, que indican principio y fin de una obra. Posiblemente el claustro. 1694 .- Se estrena la capilla de Loreto 1696 .- Se estrena la capilla del Santo Cristo de San Benito. 1698 .- Se concluyen algunos trabajos en la capilla de Los Naturales. 1705 .- Se termina la nueva barda de la ciudadela o conjunto franciscano. 1706 .- Se plantan nuevos tipos de árboles en la huerta. 1727 .- Se renueva el claustro y parte del templo. 1737 .- Se termina nueva obra en la capilla de la tercera orden. 1737 .- Se termina la capilla interior de Jesús Nazareno. 

La destrucción

 1759. Pierden los franciscanos la parroquia de Santiago, que es secularizada y trasladada a La Congregación. 1810 .- El Convento se vuelve prisión de los conjurados contra los españoles. 1816 .- Se quitaron los retablos barrocos del maestro Gudiño, en el templo de San Francisco. También se retira el retablo barroco y del altar mayor de San Francisco, obra  de Pedro de Rojas. 1861 .- El Gral. Arteaga comienza la destrucción de la barda atrial y las 5 capillas. 1865.-  Se trasladó la sede catedralicia de el templo de La Compañía al de San Francisco, lo fue del 25 de julio de ese año al 11 de enero de 1911. 1867 .- El Atrio de San Francisco es conocido como la plaza de los escombros. 1867 .- Se comienza la construcción del Jardín Zenea y existen en el antiguo atrio, dos mercados. 1867.- Los grandes lienzo que decoraban el claustro sobre la vida de San Antonio de pauda y San Francisco de Asís, obras de los maestros Rodríguez Juárez, José de Ibarra y Miguel Cabrera.  1905 .- Se destruye la huerta y en su lugar se da paso al mercado Doctor Pedro Escobedo, que muy posteriormente será la Plaza de la Constitución. 1917 .- se abre por en medio del primer templo franciscano y el crucero del actual la calle Aquiles Serdán, para unir la calle de Madero con la de 5 de mayo. 1925 .- Se repara este daño causado a Querétaro y el Fraile Angel Juárez, guardian del convento, inicia la reconstrucción. 1959 .- Se restaura la torre. 1967 .- Se construye la plaza constitución y el estacionamiento subterráneo. 1967 .- se abre la calle de Corregidora atravesando La antigua Ciudadela y partiendo en dos las casas que iban de San Antonio al Río y de la calle de Independemcia a la Alameda. 1993 .- Se crea el Jardín del arte, en el lugar de la pequeña huerta y osario que conservaban los franciscanos. Capillas en el conjunto franciscano: Sagrario de la iglesia parroquial. 

En el cuerpo principal de la nave del templo está la capilla del Santísimo o del Sagrario, existe una archicofradía para mantener los gastos que para su mantenimiento se necesitan y para los monumentos que se levantan el jueves Santo, donde llegan a arder más de mil cuatrocientas luces y para la procesión del Jueves de Hábeas Christi.

  Iglesia parroquial de los naturales 

Esta construida en el atrio cementerio y es la parroquia de los indios, bajo la advocación del Señor San José, es de tres naves, sirve para la atención de los naturales y existe en ella seis cofradías, con sus rentas correspondientes. Tiene sus retablos barrocos también en los altares colaterales.

  

El primer templo católico levantado en la ciudad de Querétaro, a un lado del actual, se ha querido adjudicar a la parroquia de indios, después de la secularización de la parroquia en 1759, fue cedida a la Cofradía de los Hermanos del Cordón.

  

Creo que se pasa por alto La Capilla Abierta que debió de dar al atrio Panteón, las capillas pozas, por ser parte de la ritualidad mesoamericana, tanto el culto en espacios abietos y las procesiones.

  

Esta primer templo del conjunto franciscano fue en parte destruída cuando se quiso continuar la calle de Madero con cinco de Mayo, pasando sobre el colateral o crucero de la iglesia actual y del primer templo, que al levantarse el existente pudiera haber quedado al servicio de la población india.

    Capilla de la Tercera Orden: 

Se encuentra en el atrio cementerio esta hermosa capilla construída en 1634, esta iglesia es de alta calidad que puede competir coin cualquiera y la mantienen los principales de la población de esta ciudad de Querétaro. Allí existe una imagen de Jesús Nazareno, obra del fraile Sebastián Gallegos y que tiene una gran veneración entre los indios.

  Esta imagen tiene un hermoso retablo y mucho adorno y la sacan en procesión para el rezo del Vía crucis, Su culto no se pude decir cuando comenzó pero para 1745 era ya muy antiguo.

 

 

 

El retablo mayor de esta capilla fue realizado por Pedro de Rojas, hubo un nuevo retablo de cal y canto de Mariano Paz, la escultura fue obra de Mariano Perrusquía y la pintura del maestro Astudillo. Esta capilla fue destruida en el siglo XlX por las leyes de reforma.

  Capilla de La Santa Casa de Loreto 

Se encuentra también en el atrio cementerio del conjunto franciscano, esta capilla tiene una imagen trasuntada de la del colegio de San Gregorio de México. Tiene un trono de plata al martillo, con gran cantidad de espejos y preciosos retablos. Esta casa lauretana esta bajo la Bóveda de un templo que la cubre y se estrenó en 1694.

  Capilla y santuario del Santo Cristo de San Benito 

Enfrente de la capilla de Loreto se encuentra esta capilla de la milagrosa imagen del Cristo de San Benito y que es obra del escultor y fraile, Sebastián Gallegos y se fabricó la capilla a expensas del Alférez Real, José de Urtiaga Salazar y La Parra.

  

La capilla es toda de cal y piedra, con bóvedas sobre arcos y pilastras de cantería, cimborrio y crucero. Sus retablos están hechos con abundancia de láminas y espejos y a la moderna, con estípites y en el centro un admirable nicho, con vidrieras adornadas de perlas, diamantes y otras joyas más.

  

El santuario está adornado por los propios franciscanos, por limosnas y por la propia Cofradía. El Cristo de San Benito esta colocado en un nicho de cristal, su culto está principalmente en manos de sus mayordomos y del Juez eclesiástico.

  Esta capilla y las otras del atrio fueron destruidas poco a poco y con motivo de las leyes de reforma por el año de 1864 en adelante, hasta cambiar el panorama del centro de la ciudad.  

Deja un comentario