Francisco I Madero; Presidente Democrático

Francisco I Madero 

En 1908, Madero publicó el libro La Sucesión Presidencial en 1910, donde defendió la libertad política, así como la necesidad de formar un partido político que participara en las elecciones para presidente de la república en 1910. 

En base en su libro, creó en 1909 el Partido Nacional Antireeleccionista, y lo nombraron candidato para la presidencia, e inició una gran campaña electoral a fin de evitar la reelección de Díaz. Pero el 6 de junio lo acusaron de “tratar de organizar una rebelión y de ultraje a las autoridades”, por lo que fue encarcelado y trasladado a San Luis Potosí. Luego después de las elecciones se dio cuanta que los resultados le favorecían, pero Díaz cometió fraude y se declaró su reelección. 

Madero logra escapar y huye hacia San Antonio, Texas, donde más tarde lanza su Plan de San Luis para declarar nulas las elecciones, y hace un llamado a toda la población para que se sublevara el 20 de noviembre de 1910. 

El Partido Constitucional Progresista postuló a Madero como candidato para la presidencia y a José María Pino Suárez para las elecciones, y fueron ellos quienes resultaron ganadores. 

Así el 6 de noviembre de 1911 Madero toma la presidencia, durante su gobierno nunca pudo contar con el apoyo de la prensa, y también por los constantes ataques de los porfiristas que todavía tenían puestos en el gobierno. 

En febrero de 1913 fue víctima de un golpe de estado encabezado por Bernardo Reyes, Manuel Mondragón, Félix Díaz y Victoriano Huerta, quienes lo apresaron junto con Pino Suárez y lo obligaron a renunciar el 19 de febrero, por lo que su gobierno solo duró 15 meses. 

El 22 de febrero, cuando los trasladaban a la penitenciaría de Lecumberri por órdenes de Huerta fueron asesinados.  Un poco sobre El mandato Presidencial de Madero… 

La situación política no se remedió con la renuncia de Díaz. Madero fue electo presidente y tomó posesión del cargo el 6 de noviembre, su mandato presidencial se caracterizó por encabezar un gobierno democrático pero poco identificado con las clases marginadas y por conservar en su gabinete antiguos porfiristas, lo cual provocaría varios alzamientos armados entre los que destacan los del campesino Emiliano Zapata quien el 25 de noviembre proclamó el Plan de Ayala exigiendo la restauración de los derechos agrarios y desconociendo a Madero como presidente, mientras En marzo de 1912, Pascual Orozco signó el Plan de la Empacadora, con las mismas pretensiones que Madero, para combatir los levantamientos eligió al general Victoriano Huerta, quien, si bien no logró controlar al primero, derrotó al segundo. 

Mientras esto sucedia Félix Díaz, sobrino de Porfirio, se levantó en armas pero fue capturado en Veracruz y estuvo a punto de ser ejecutado, pero Madero, desoyendo a sus colaboradores que aconsejaban fusilarle, le indultó. Orozco fue derrotado por Huerta y se vio obligado a huir a Estados Unidos. 

En febrero de 1913, un complot encabezado por Manuel Mondragón y Félix Díaz, liberó a Bernardo Reyes de la Prisión de Tlatelolco, lo proclamó líder de su movimiento e incluso llegaron a atacar el Palacio Nacional, pero las tropas del encargado de la plaza, Lauro Villar lograron detener a los invasores y asesinar a Reyes. Mondragón y Díaz se refugiaron en una fábrica de artillería conocida como La Ciudadela. Madero salió ese mismo día —9 de febrero— a arengar al pueblo a mantenerse leal al gobierno, y ante la herida de Villar, Madero nombró a Huerta nuevo jefe militar.  

Henry Lane Wilson, embajador norteamericano en México, preocupado por los intereses de las compañías de su país en México y por la política de Madero, decidió realizar un pacto con Díaz y Mondragón, con lo que comenzó la Decena Trágica

Deja un comentario