En México, violación permanente a D. H.

EU: priva corrupción en todo nivel

de gobierno en Mexico

Prevalece también la impunidad, dice su informe de Derechos Humanos, que critica los asesinatos ilegales y tortura por parte de las fuerzas de seguridad, arrestos y detenciones arbitrarias.

 

La Jornada

Notimex
 

El Departamento de Estado de Estados Unidos criticó fuertemente al gobierno mexicano por el estado que guardan los derechos humanos en nuestro país. En su informe mundial 2008 sobre el tema, el gobierno de Barack Obama considera que pese a la lucha gubernamental contra el crimen organizado y el control que han mantenido las autoridades civiles sobre las fuerzas de seguridad, siguen registrándose continuas violaciones.

Según el informe, el gobierno mexicano generalmente respeta y promueve los derechos humanos a nivel nacional, sin embargo, ha encontrado los siguientes problemas relacionados con ese tema: asesinatos ilegales por fuerzas de seguridad; secuestros; abusos físicos; malas condiciones en las cárceles; arrestos y detenciones arbitrarias; corrupción, ineficiencia y falta de transparencia en el sistema judicial; confesiones coaccionadas a través de la tortura; intimidación a periodistas; así como impunidad y corrupción en todos los niveles de gobierno.

Además menciona la violencia doméstica contra las mujeres, a menudo perpetrada con impunidad; trata de personas, en ocasiones con participación oficial; así como discriminación social y económica contra miembros de la población indígena.

En su reporte anual sobre la Situación de los Derechos Humanos en el mundo en 2008, el Departamento de Estado sostuvo que el gobierno de Barack Obama “está consciente” tanto del escrutinio interno como internacional del récord humanitario de Estados Unidos.

“No consideramos los puntos de vista sobre nuestro desempeño por parte de otros en la comunidad internacional –sean otros gobiernos o actores no gubernamentales— como una interferencia en nuestros asuntos internos”, señaló el documento.

“Ni otros gobiernos deben considerar expresiones sobre su desempeño como eso (una interferencia en sus asuntos internos)”, apuntó.

El reporte sostuvo que el 2008 estuvo caracterizado por tres tendencias: una demanda mundial por mayor libertad, esfuerzos de los gobiernos para restringir esas libertades y la confirmación que los derechos humanos florecen en las democracias participativas.

En su análisis por regiones, el Departamento de Estado hizo notar que en Africa los derechos humanos continúan enfrentando retos, especialmente en los países plagados por conflictos en donde no existe una cultura del estado de derecho.

Estados Unidos aludió específicamente al surgimiento de conflictos violentos en Congo, Somalia y Sudán.

En el sudeste asiático, el Departamento de Estado observó “avances y retrocesos”, particularmente en las arreas de rendición de cuentas de abusos de derechos humanos cometidos en el pasado, libertad de expresión, de prensa, y tráfico de personas.

De China, Estados Unidos señaló su desempeño humanitario “siguió siendo pobre” y empeoró en algunas áreas. Indicó que el gobierno chino continuó limitando los derechos de privacidad, así como la libertad de movimiento y de asociación.

El Departamento de Estado calificó a su vez el desempeño humanitario de Corea del Norte como “abismal”, por el control gubernamental de la libertad de expresión y prensa, entre otras.

Del Medio Oriente, señaló que continúa enfrentando “serios desafíos” para la promoción de la democracia y de los derechos humanos, en especial por los arrestos de activistas en Egipto, Irán, Libia y Siria.

En el hemisferio occidental, el reporte hizo notar que los gobiernos de América Latina continuaron lidiando con el tema de los abusos de los derechos humanos en el pasado, como en el caso de Colombia, Chile y Argentina.

El Departamento de Estado señaló que, en general, las instituciones electorales de la región mantuvieron independencia. Cito como ejemplos las elecciones presidenciales en Paraguay, las primarias en Honduras y los referendos en Bolivia y Ecuador.

No obstante hizo notar que hubo amenazas a la libertad de expresión como en Venezuela, donde periodistas independientes siguieron siendo objeto de asedio público e intimidación. Cuba fue mencionada como el único estado “totalitario” del continente.

De Europa, el reporte sostuvo que la región padece retos como el refuerzo de las nuevas democracias, reducción de las restricciones del gobierno y represión de grupos no gubernamentales, así como problemas de crímenes de odio y un creciente nacionalismo.

El Departamento de Estado señaló que en Armenia se registraron reveses para la democracia; en Azerbaijan la reelección del presidente Otham Aliyev no cumplió los estándares básicos, según observadores; y en Bellarusia el desempeño humanitario siguió siendo pobre.

Miercoles de Ceniza…

MIERCOLES DE CENIZA 

La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.  

 

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón. 

Las palabras que se usan para la imposición de cenizas, son:  

“Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida” 

“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” 

“Arrepiéntete y cree en el Evangelio”.  

Origen de la costumbre  

Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida a una vida con Dios. 

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un “hábito penitencial”. Esto representaba su voluntad de convertirse.  

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma acostumbra poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión. 

Las cenizas que se utilizan se obtienen quemando las palmas usadas el Domingo de Ramos de año anterior. Esto nos recuerda que lo que fue signo de gloria pronto se reduce a nada.  

También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.  

La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres. 

Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se le impone a los niños y a los adultos.  

El ayuno y la abstinencia  

El miércoles de ceniza y el viernes santo son días de ayuno y abstinencia. La abstinencia obliga a partir de los 14 años y el ayuno de los 18 hasta los 59 años. El ayuno consiste hacer una sola comida fuerte al día y la abstinencia es no comer carne. Este es un modo de pedirle perdón a Dios por haberlo ofendido y decirle que queremos cambiar de vida para agradarlo siempre. 

El sacrificio  

Al hacer sacrificios (cuyo significado es “hacer sagradas las cosas”), debemos hacerlos con alegría, ya que es por amor a Dios. Si no lo hacemos así, causaremos lástima y compasión y perderemos la recompensa de la felicidad eterna. Dios es el que ve nuestro sacrificio desde el cielo y es el que nos va a recompensar. “Cuando ayunéis no aparezcáis tristes, como los hipócritas que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo, ya recibieron su recompensa. Tú cuando ayunes, úngete la cabeza y lava tu cara para que no vean los hombres que ayunas, sino Tu Padre, que está en lo secreto: y tu padre que ve en lo secreto, te recompensará. “ (Mt 6,6)”  

Conclusión 

Como vemos, la ceniza no es un rito mágico, no nos quita nuestros pecados, para ello tenemos el Sacramento de la Reconciliación. Es un signo de arrepentimiento, de penitencia, pero sobre todo de conversión. Es el inicio del camino de la Cuaresma, para acompañar a Jesús desde su desierto hasta el día de su triunfo que es el Domingo de Resurrección.  

Debe ser un tiempo de reflexión de nuestra vida, de entender a donde vamos, de analizar como es nuestro comportamiento con nuestra familia y en general con todos los seres que nos rodean. 

En estos momentos al reflexionar sobre nuestra vida, debemos convertirla de ahora en adelante en un seguimiento a Jesús, profundizando en su mensaje de amor y acercándonos en esta Cuaresma al Sacramento de la Reconciliación (también llamado confesión), que como su nombre mismo nos dice, representa reconciliarnos con Dios y sin reconciliarnos con Dios y convertirnos internamente, no podremos seguirle adecuadamente. 

Está Reconciliación con Dios está integrada por el Arrepentimiento, la Confesión de nuestros pecados, la Penitencia y finalmente la Conversión. 

El arrepentimiento debe ser sincero, reconocer que las faltas que hemos cometido (como decimos en el Yo Pecador: en pensamiento, palabra, obra y omisión), no las debimos realizar y que tenemos el firme propósito de no volverlas a cometer. 

La confesión de nuestros pecados.- el arrepentimiento de nuestras faltas, por sí mismo no las borra, sino que necesitamos para ello la gracia de Dios, la cual llega a nosotros por la absolución de nuestros pecados expresada por el sacerdote en la confesión. 

La penitencia que debemos cumplir empieza desde luego por la que nos imponga el sacerdote en el Sacramento de la Reconciliación, pero debemos continuar con la oración, que es la comunicación íntima con Dios, con el ayuno, que además del que manda la Iglesia en determinados días, es la renuncia voluntaria a diferentes satisfactores con la intención de agradar a Dios y con la caridad hacia el prójimo.

El templo de San Antonio en Queretaro

El templo de San Antonio

en Querétaro 

El convento de religiosos franciscanos descalzos de la Provincia de San Diego de México, que con el título de San Antonio de Padua se fundó en la ciudad de Querétaro en 1613, habiendo comenzado la obra y tomado posesión del sitio donde esta fabricado, el fraile Pedro de San Antonio y el fraile Ricardo de Santana. 

Después de concluido fue su primer guardián el P. Gabriel de Los Angeles. 

Cuenta entre sus dichas este religioso convento el tener depositados como preciosas reliquias los cuerpos venerables de cuatro ejemplares y virtuosos individuos suyos, que son los frailes: Manuel de Jesús, Alonso de San Aparicio, Manuel Reynoso, de quien trata extensamente el sabio y erudito fray Baltazar de Medina en su crónica de San Diego de México, donde describe la vida de estos frailes. 

La iglesia de este convento que se hizo de nuevo y se concluyó a expensas de Juan Caballero y Osio, a principios del siglo pasado, 1700, es muy amplia, hermosa y clara, toda adornada de colaterales y bien provista de todo lo necesario para el culto. 

Se venera en ella, colocada en un altar y nicho con vidrieras, la prodigiosa imagen de Nuestra Señora de Los Remedios, del tamaño de tres cuartas, la que por los años de 1616 donó a los religiosos Baltazar de castro, vecino de esta ciudad, protestando que una esclava suya se la había dejado en su muerte, con el fin de que se la diera a este convento. 

Desde entonces se ha mantenido allí con el mayor culto y veneración,  desde que Dios comenzó a manifestar su poder por medio de esta santa imagen, obrando por ella muchos y muy prodigiosos en la salud de los enfermos, en el socorro de las aguas, y en otras necesidades. 

Comunicado de prensa: Derechos Humanos

México, DF, a 24 de febrero de 2009
 

COMUNICADO DE PRENSA

ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS SE PRONUNCIAN ANTE DECLARACIONES DE
AUTORIDADES MILITARES

 

En días pasados, autoridades militares han expresado su negativa a modificar las disposiciones legislativas que permiten que los tribunales militares conozcan casos graves de violaciones a los derechos humanos, expresando que este fuero no fomenta impunidad y que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no ha logrado
demostrar que el fuero de guerra sirva de coto de impunidad.

Al respecto, la Red Nacional de Organismos Civiles ?Todos los derechos para todas y todos?; la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos; el Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan; el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional; el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria; el Centro de
Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas y Fundar, Centro de Análisis e Investigación, sostienen una vez más que la aplicación del fueromilitar para la investigación y sanción de graves violaciones a los derechos humanos, propicia la impunidad y es contraria a los estándares internacionales y las innumerables recomendaciones realizadas por órganos de protección de los derechos humanos al Estado mexicano.

En reiteradas ocasiones estos organismos, como la Comisión Interamericana, la Corte Interamericana, y el Relator Especial de  Naciones Unidas sobre el tema de la Tortura, entre otros, han expresado la pertinencia y necesidad de que las violaciones de derechos humanos perpetradas por personal militar, sean conocidas por la justicia civil.

  

Las recomendaciones coinciden en señalar que cuando
el Estado permite que investigaciones sobre graves violaciones a derechos humanos cometidas por militares sean dirigidas por órganos de justicia militar, la consecuencia es que se deja en la indefensión a las víctimas de las violaciones al no existir ni independencia niimparcialidad en los órganos militares de administración e impartición de justicia.
 

Este criterio es compartido por la comunidad internacional la cual recientemente formuló diversas recomendaciones al país relacionadas con este tema en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.


En nuestro país el fuero militar no es garantía de independencia e imparcialidad, ni mucho menos de una eficiente investigación para procesar a los militares responsables de las violaciones; ello ha sido suficientemente documentado en diferentes procesos nacionales y ante instancias internacionales, a pesar de los señalamientos que en sentido contrario han vertido de manera infundada algunas autoridades castrenses.

En México, los casos en los que el fuero militar ha servido para mantener en la impunidad graves violaciones a derechos humanos son numerosos: la desaparición de Rosendo Radilla Pacheco, el cual está siendo sometido a la consideración de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la tortura de los ecologistas Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera; la violación y tortura de las indígenas mixtecas de Guerrero, Francisca Santos y Victoriana Vázquez; la violación y tortura de las indígenas tlapanecas Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega; la violación y tortura de las hermanas tzeltales de Chiapas, Ana, Beatriz y Celia González Pérez; así como las ejecuciones e4xtrajudiciales verificadas en Santiago de Caballeros, Sinaloa.

Otras violaciones cometidas por militares que se mantienen en la impunidad son la ejecución extrajudicial de Gilberto Jiménez (caso La Grandeza) en Chiapas, esta última perpetrada durante la ofensiva militar de 1995.

Por lo anterior, públicamente manifestamos una vez más que de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos, la competencia del fuero castrense debe ser exclusivo para los delitos y faltas cometidos por militares contra la función militar y no puede extenderse a la investigación y el procesamiento de hechos que constituyen violaciones a derechos humanos.

  En este sentido la Comisión Interamericana ha señalado que la manera en que se emplea la justicia militar en México es contraria a la Convención Americana de Derechos Humanos.

 A la vez, expresamos nuestro rechazo, y nuestra preocupación ante las recientes declaraciones realizadas por mandos militares en diferentes estados de la República que atacan el trabajo de los defensores y las defensoras de derechos humanos.  

Reflejo de lo anterior son las palabras del Comandante de la IX Región Militar Enrique Jorge Alonso  Garrido Abreu quién señaló el pasado jueves 19 de febrero que: ?…lasorganizaciones de derechos humanos protegen a delincuentes…?.

Lo anterior denosta y descalifica el trabajo de los defensores y las defensoras de derechos humanos, sugiriendo que nuestras denuncias obedecen a fines ilegítimos e intentan encubrir a la delincuencia organizada. Este tipo de declaraciones contribuyen a crear un clima de adversidad en contra de los defensores y defensoras de derechos humanos. Frente a esto es preciso manifestar que la defensa y promoción de los derechos humanos es fundamental para la consolidación de la democracia y del estado de derecho.

  

Red Nacional de Organismos Civiles ?Todos los derechos para todos?

Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez

Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria

Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas

Fundar, Centro de Análisis e Investigación
 

Mayor información con:

Carolina Velázquez 5510 2033 y 5510 0085

 

El pensador Alfonso Reyes…

ALFONSO REYES

LA TOTAL CIRCUNFERENCIA

UN PENSAMIENTO HISPANOAMERICANO

 224 pp.      ISSN: 1137-3636         PVP: 15,5 euros

La tarea intelectual y ampliamente investigativa de Alfonso Reyes no constituye únicamente “una obra, sino una vasta literatura”, según afirma Sebastián Pineda. Su misma vida personal le ha ofrecido múltiples inquietudes y tensiones que han confluido en un enriquecimiento de la pluralidad de su escritura. Su trabajo se centra en la elaboración de un pensamiento firme, propio e independiente. De esta manera nunca ha cedido a los tópicos de su medio cultural, sino que siempre ha creado e imaginado una diferencia en sus relecturas de la historia cultural de Occidente. Así logra entender la crítica, uno de sus argumentos de investigación, “como una bella musa griega, rebelde y un tanto casquivana” que lo mismo se acerca a Demócrito que a Heráclito. Y es así como su experiencia personal se constituye en la fuente y origen de toda su reflexión, configuradora de su creación e invención.

El presente número ofrece una lectura muy peculiar y diversa de su figura polifacética y del conjunto esencial de su obra. Su lectura puede abrir grandes horizontes que nos lleven a entender y asimilar la obra extraordinaria del escritor y pensador Alfonso Reyes.

 

Sumario

Editorial

La literatura, argumento de vida y pensamiento, invención, teoría y crítica

Proceso de Investigación y Análisis

ALFONSO REYES

PERCEPCIÓN INTELECTUAL DE UN PROCESO HISTÓRICO

Fragmentos autobiográficos de Alfonso Reyes

Legado de Alfonso Reyes, por Minerva Margarita Villarreal

Los días aciagos de Alfonso Reyes: reflexiones en torno a la Revolución mexicana a partir de algunas cartas, porAdela Pineda Franco

Alfonso Reyes ayer, hoy y siempre, por Alicia Reyes

Cronología de Alfonso Reyes, por Sebastián Pineda Buitrago

Capilla alfonsina de Alicia Reyes

ARGUMENTO

Humanización de nuestra América, por Sebastián Pineda Buitrago

¿Qué hacer con la teoría? Presentación de La musa crítica, por Luis Héctor Inclán Cienfuegos

Romper el cielo: la vigencia de la obra alfonsina, por Víctor Barrera Enderle

Las teorías de Alfonso Reyes y Emil Staiger sobre los géneros literarios. Afinidades y diferencias, por Alfonso Rangel Guerra

Alfonso Reyes y la crítica clásica. Notas para una genealogía, por Ignacio M. Sánchez Prado

La vocación y su ventana, por José Javier Villarreal

ANÁLISIS TEMÁTICO

Resplandor y miniatura en la Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes, por Adolfo Castañón

Borges y Reyes: notas sobre un enigma, por Fernando Báez

Entre la posmodernidad y la tradición: Alfonso Reyes y Luis de Góngora, por Ulises Sánchez Segura

Emancipación y crisis en Ortega, visitas por Alfonso Reyes, por Alberto Enríquez Perea

El ansia de moverse, por Héctor Perea

Un Goethe a la media calle en la obra de Alfonso Reyes, por Edison Neira Palacio

 

Colaboradores
Laberintos: transcurso por las señas del sentido

Conocimiento y democracia: Revista SOMOS libertad bajo palabra. Una experiencia de escritura, lectura y edición

Documentación Cultural e Información Bibliográfica

ALFONSO REYES

Epistolarios publicados de Alfonso Reyes. Naturaleza epistolar, por Sebastián Pineda  Buitrago

Jornadas alfonsinas. Objetivos y metodología, por Ulises Sánchez Segura

De la amistad literaria, de Víctor Barrera Enderle, por Lucía Stecher

SELECCIÓN Y RESEÑA …

 

Coordinador: Sebastián Pineda Buitrago

Carlos Mosivais y Sergio Pitol…

 

Las obras completas de Sergio Pitol 

Carlos Monsiváis 

 

La Jornada 

Con la aparición de Obras Reunidas V, el Fondo de Cultura Económica concluye la publicación de las obras completas de Sergio Pitol. Este último tomo empezará a circular esta semana en todo el país. Como un adelanto para los lectores de La Jornada, con autorización de la editorial, reproducimos un fragmento del prólogo 

Sergio Pitol (SP): Apenas me encuentras, Carlos, porque voy a salir a España. Madrid, Barcelona y Valencia a presentar dos libros, uno nuevo, El mago de Viena, publicado por Pre-Textos, y otro de cuentos, una antología, por Anagrama; tengo poco tiempo y estoy muy nervioso. Me cuesta mucho esfuerzo articular el lenguaje. ¿Qué me quieres preguntar? ¿De Cervantes? Los dos últimos años casi no he leído más que a él. 

Carlos Monsiváis (CM): En los años recientes, en Argentina desde luego, y en el resto de América Latina, citar a Borges es una obligación de lector y también incluso, de articulistas deseosos de revestirse de sabiduría instantánea. Sin necesidad de encuestas, Borges es el escritor más citado (no más leído, por si la obviedad funciona) en América Latina. Pero hay autores que, además de sus frases definitivas, le agradecen a Borges su don de síntesis, la prosa clásica y las interminables lecciones de inteligencia. Tú eres uno de ellos. 

SP: Sí, lo cito a cada rato y por todas partes. Cuando me estanco en un texto y no logro continuarlo se me viene a la mente una frase de Borges y cierro el párrafo con una dignidad y elegancia que levanta el ensayo entero. Yo descubrí en 1952 a Borges en un suplemento cultural, donde se publicó La casa de Asterión. Creo que el mayor descubrimiento de una prosa fue ése. Parecía otro idioma. Nunca había conocido tal maravilla. ¿Te acuerdas que en los años cincuenta llegaba a las librerías la revista Sur, donde escribía frecuentemente Borges? Compraba la revista casi sólo por leer sus cuentos, sus reseñas de cine y sus ensayos. En México sólo tenía un puñado de lectores. La revista Sur me acercó a la literatura argentina, casi más que a la mexicana. Ahora si abro algunas novelas de entonces me asombro de qué malos eran, qué solemnes, qué huecos. Sólo logro admirar a Güiraldes, W. H. Hudson, los ensayos y las novelas cortas de Bianco, los cuentos de Silvina Ocampo, y una o dos de las novelas de Bioy Casares, sobre todo La aventura de un fotógrafo en La Plata. Hace unos años estuve en Buenos Aires y coincidí con la salida de sus Memorias. Un libro grande, escrito con soberbia para no decir nada más que estupideces. En cambio Borges está extraordinariamente vivo. Es ya un clásico. Los jóvenes lo leen con asombro. Borges es por sí mismo un Universo. 

CM: Entre otros textos, El mago de Viena contiene la síntesis de la novela del mismo título, que narra la conspiración delincuencial que localiza herederas amnésicas y las pone a la disposición de gigolós internacionales, de nacionalidad estrictamente priápica. Y sin embargo, esta novela dentro del libro es sólo una sinopsis. 

Me gustaría leer la novela en su jubilosa integridad, y debo resignarme a enterarme de fragmentos o rumores. ¿Por qué esa invención de tramas tan delirantes que al quedarse en bosquejo frustran al lector? 

SP: El mago de Viena iba a ser un conjunto de artículos, de prólogos y textos de conferencias. Pero al ordenarlos en un índice me pareció muy fastidioso. Comencé a retocarlos, buscar una estructura narrativa, hacer de esos materiales algo como una novela o una narración autobiográfica, con un tono celebratorio y levemente extravagante. Mis viajes, mis lecturas, mi escritura, mis amigos y aun personas que conozco casualmente se me convierten en personajes. Y anunciar una novela es también, y con humildad, un ejercicio borgiano. 

CM: A propósito de una convicción que compartimos (la máscara es el espejo del alma), recuerdo un viaje que hicimos a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en febrero de 1994, cuando los diálogos de paz entre el gobierno y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Había agentes policiacos cerca de la catedral, cinturones de seguridad de la sociedad civil, periodistas que se entrevistaban unos a otros, curiosos que recorrían los cafés y hacían recordar la fábula chestertoniana de El hombre que fue jueves. La situación en San Cristóbal era tensa. En el desayuno en el hotel, advertimos a dos señores con aspecto de ya no soportar la cercanía de su jubilación, que tomaban notas interminablemente. A lo largo del día los vimos sujetos a la grafomanía. 

Pitol decidió: No son agentes policiacos, sino la versión chiapaneca de Bouvard y Pécuchet, los gloriosos personajes de Flaubert, que redactan un diccionario de voces apócrifas. En la noche, en la cena, los saludó muy amables y aseguró haberlos visto hacía tiempo: ¿No son ustedes los abogados Bouvard y Pécuchet, que tienen un despacho en la avenida Madero? Los recién titulados, aturdidos, murmuraron su identidad, pero Pitol desdeñó su confesión, y los presentó a un grupo amplio como los abogados que llevaban la defensa de los intereses del rey Carol de Rumania que reclamaba la posesión de San Cristóbal, suya por un convenio con el dictador Porfirio Díaz. Un tradicionalista de la ciudad, no muy versado en fechas, se enfureció y les gritó que se largaran, San Cristóbal no estaba en venta. Los falsos o verdaderos espías negaban todo sin convicción y, vencidos, le dieron la razón a Sergio cuando éste les aseguró que amor era la palabra más apócrifa de todas. En los días siguientes Bouvard y Pécuchet no reclamaron sus nombres originales. Ya por irnos, se reveló la verdad, ese género tan anticlimático. Eran dos antropólogos de Tuxtla Gutiérrez que escribían un libro sobre transformaciones en una ciudad pequeña causadas por la presencia masiva de extranjeros en ocasión de un acontecimiento. Sigo con el diálogo.

CM: Los escritores europeos de las novelas-río son uno de tus pilares del entendimiento del mundo, porque su punto de partida es muy justo: un gran mérito en la vida es saberse rodear de personajes más que de personas. ¿Qué encuentras hoy comparable al mundo de Dickens, Balzac, Pérez Galdós, Victor Hugo, George Eliot, o el de Thomas Mann y Musil? ¿Ya pasó el tiempo de los escritores que demandaban de sus lectores el mayor tiempo disponible? 

SP: Dickens está en un lugar preferente del altar de mis héroes. Probablemente lo leí de niño, en algunas ediciones simplificadas. En sus libros se mueve un ejército de niños parias, niños huérfanos perdidos o abandonados, niños maltratados por padrastros o parientes inhumanos, niños encarcelados, niños obligados por verdugos a llevar una vida criminal, rescatados por unos ancianos o ancianas encantadores, que son por lo común personajes maravillosos, generosos, cargados de rarezas y manías afectuosas. Yo era un niño que a los cuatro años perdió a sus padres, casi siempre enfermo, cuidado por una abuela magnífica, y aunque estuviera muy bien tratado, me sentía muy ligado a aquellos niños desesperados creados por Dickens. Ya en la adolescencia leí de nuevo las novelas en las ediciones de Aguilar, la primera que leí hace cincuenta y tantos años fue Grandes esperanzas, y desde entonces no la olvido. 

¿Qué existe hoy comparable al mundo de Dickens o Balzac, o de Mann y Musil…? Desde luego, cada época tiene su literatura, y sobre todo la novela, ya que es el género que recoge el aliento de la sociedad y acompaña sus cambios. Los nombres que me das son enormes, no sólo por la extraordinaria factura lingüística, la imaginación e inteligencia, sino también porque han visto el movimiento del mundo, su época, sus derivaciones, los movimientos que mueren y los que se han incorporado: el mundo, la ciencia, las artes, las formas religiosas, los miedos, y eso no por descripciones sino por detalles, elipsis y sugerencias. Para que se pueda decir que los novelistas lleguen a esa altura, los que van a ser los clásicos del presente y el futuro, se necesita la muerte, unos meses, un par de años. Los autores que creo serán permanentes, los que ya están pasando la prueba, me parecen: Andrzej Kusniewicz, polaco; Thomas Bernhard, austriaco; Juan José Saer, argentino; Roberto Bolaño, chileno; Saúl Bellow, norteamericano; George Perec, francés, y Julien Gracq, francés también, que aunque no se ha muerto tiene más de noventa y cinco años y desde hace varias décadas no escribe. 

CM: Dice Pellicer en uno de sus sonetos: Del bosque entero harás carpintería. En El mago de Viena, más que en ningún otro de tus libros, localizo las referencias a tu carpintería, al modo en que observas, memorizas, inventas, borras. ¿Por qué acercar a los lectores a las entrañas de tu trabajo? 

SP: Por lealtad a los textos y los lectores, la carpintería es absolutamente indispensable en mi obra, especialmente en este Mago de Viena. Su escritura es su construcción. Es un libro que nace bajo la sombra de un lema primordial de los alquimistas: Todo está en todo. En El mago de Viena todo está en todo, pero en un orden de los elementos, y los tonos tienen que estar en una colocación especial para potenciarse y potenciar la unidad.

Medina; Un pueblo español

Semana Santa en Medina de Rioseco, la fuerza de una tradición

Desfile de cofrades antes de la procesión del Viernes Santo.

Foto: Cortesía

Organización Editorial Mexicana

OEM-Informex

“Era la misma procesión de antaño. El anciano cree ver la que vio de niño, y el niño, aún sin darse de ello cuenta, espera ver la misma cuando llegue a anciano, si llega… Y no ha pasado más; ni monarquía, ni dictadura, ni revuelta, ni república. Pasan los pasos. Y los llevan los mozos.” Miguel de Unamuno

Viajar a España puede ser una buena ocasión para que cualquier persona pueda visitar la vieja ciudad de Medina de Rioseco en el corazón del viejo reino de Castilla.

Una localidad que fue cuna de los Almirantes de Castilla, a la que el rey Felipe IV la otorgó el título de ciudad, que albergó ferias y mercados donde mercaderes, cambistas y banqueros de toda Europa se dedicaban a la compra-venta de encajes, textiles, tapices, brocados, platería, joyería, muebles, aceites, pescados y ganado en un ir y venir del dinero, la banca y los tratos, un lugar donde la devoción levantó iglesias como catedrales en medio de calles con soportales y hasta donde llegaron las aguas de ese río artificial llamado Canal de Castilla que hoy recorre para el turismo el barco Antonio de Ulloa.

Sin duda alguna, si hay una época en la que esta bella localidad brilla con luz propia es durante la celebración de la Semana Santa. Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, es una de las que más y mejor conservan el espíritu tradicional de la celebración de la Pasión de Cristo, y sin duda es la que mejor expresa la manera castellana de sentirla.

Centenarias cofradías que mantienen desde el siglo XVI una profunda devoción a los pasos procesionales que cada año portan a hombros por las calles riosecanas. Esculturas de madera que a golpe de gubia tallaron grandes maestros de la imaginería castellana como Gregorio Fernández, Juan de Juni, Tomás de Sierra o Mateo Enríquez.

Describir las procesiones riosecanas es relatar la emoción de cientos momentos e instantes que quedan grabadas en la retina del espectador que uno de esos días se acerque hasta la vieja Ciudad de los Almirantes. La lentitud de los pasos saliendo de las puertas de las iglesias, el padre que se emociona al ver a su hijo esforzase bajo “el tablero”, la débil llama de los faroles que en hilera alumbran las imágenes de la Pasión, el baile de los pasos en la calle mayor, la sombra de un Nazareno reflejada en la colosal portada de la iglesia de Santa Cruz, la rodillada de los pasos frente a la Virgen de la Cruz en la antigua puerta gótica de la muralla conocida como Arco Ajújar.

En la procesión del Jueves Santo participan los pasos La Oración del Huerto, La Flagelación, Jesús Atado a la Columna, Ecce-Homo, Jesús Nazareno de Santiago, La Santa Verónica, Jesús Nazareno de Santa Cruz, La Desnudez, Santo Cristo de la Pasión y La Dolorosa.

Mención a parte merece el Vienes Santo con uno de los momentos más importante de la Semana Santa riosecana con la salida de los llamados pasos grandes. Dos colosales grupos escultóricos que representan los momentos de la Pasión de la Crucifixión y de El Descendimiento, popularmente conocidos como `El Longinos´ y de `La Escalera´, y que a duras penas y con el esfuerzo y la pericia de los cofrades logran cada año traspasar el dintel de la puerta de la capilla en la que cada año miles de personas esperan este instante mágico.

Además, ese día procesionan El Cristo de la Paz, el Cristo de los Afligidos, La Piedad, El Santo Sepulcro y la Soledad. Estas procesiones se corresponden en su origen con las que tuvieron las cofradías históricas del siglo XVI de la Vera Cruz, La Pasión y la Quinta Angustia que en el siglo XIX por un proceso de transformaciones derivaron en las cofradías actuales, algunas relacionadas en su evolución con hermandades gremiales.

Unos días en los que las tradiciones más enraizadas se unen a una profunda devoción. Una visita en la que tampoco podrá falta el poder degustar sabrosas viandas como el asado de lechazo o los pichones como emblemas de una tierra que una y otra vez invita a volver, porque siempre se vuelve a aquellos lugares que te tocan el corazón.

¡Qué chula es Puebla!

Ecos del Pasado, recorrido nocturno

EL RECINTO guarda, gran acervo cultural.

El Sol de Puebla

Adriana Aurioles

“Ecos del pasado” es un proyecto que lleva a cabo el Programa de Desarrollo Cultural Infantil, Alas y Raíces del Conaculta, el cual depende de la Secretaría de Cultura y consiste en un recorrido nocturno por el Antiguo Hospital Real de San Pedro (Hoy Museo San Pedro), ubicado en la 4 Norte 203.

Al respecto, durante entrevista con Maribel Vázquez, encargada de servicios educativos del proyecto, mencionó que el objetivo del paseo, es que los adolescentes se acerquen a este espacio, considerado uno de los más importantes en la vida social, económica y sobre todo histórica de Puebla, ya que cuenta con un cúmulo de relatos que desconocen muchas personas.

Vázquez describió que éste es un espacio que nunca ha muerto, ya que anteriormente de ser un hospital, se convirtió en vecindad, terminal de camiones, en un espacio deportivo y recreativo (canchas de San Pedro), así como en Biblioteca Pública y Archivo del Estado, para más adelante convertirse en Museo.

Asimismo, mencionó que el proyecto, es un recorrido guiado por 12 talentosos jóvenes actores, pertenecientes al grupo de teatro independiente “Utopía, Cuerpo y Espacio”, quienes bajo la dirección de Enrique Escalera, y a través de disfraces y representaciones, darán a conocer los mitos y leyendas, de la riqueza arquitectónica e histórica del que es poseedor este recinto.

De igual forma, la también coordinadora del evento, dijo que el paseo, está dirigido en especial a los adolescentes, quienes mediante un tour recreado por recursos luminotécnicos, sonorización, imágenes multimedia, los actores, representan diversos personajes de manera divertida, concluyó.

Por otra parte, cabe mencionar que los recorridos, serán los días jueves y sábados de 19:00 a 20:00 horas y el cupo limitado es de un máximo de 45 personas, motivo por el cual los interesados en acudir a dichas presentaciones, deberán solicitar exclusivamente en la dirección del museo un pase personal, mismo que es totalmente gratuito.

El palacio de gobierno de Chihuahua

Tres pisos de historia

Vista panorámica de su patio y su perfecta arquitectura.

Fotos: El Heraldo de Chihuahua.

Palacio de Gobierno

El Heraldo de Chihuahua

Sin duda alguna esta una de las mejores edifi caciones realizada para la ciudad de Chihuahua en el siglo XIX, y actualmente se erige como una gigantesca cápsula del tiempo que encierra los inicios de la Patria y la evolución del estado y su ciudad capital. Una de las grandes ventajas de las que goza esta joya de la arquitectura es su ubicación, lo que permite que el acceso para cualquier visitante sea fácil, ya sea en vehículo o a pie. El edificio se encuentra ubicado en el centro de la ciudad de Chihuahua, entre las calles Libertad, Aldama, Neri Santos y la avenida Venustiano Carranza.

Al sur es vecino de la Plaza Hidalgo, que de inmediato recuerda la Independencia de México. Al norte, colinda con el actual Centro de Patrimonio Cultural Casa Chihuahua, el antiguo Palacio Federal. Y al este, la vista se abre hacia la Plaza Mayor, donde cada 15 de septiembre miles de gargantas chihuahuenses se afi – nan para dar el tradicional grito. Mas lo interesante del edifi cio se encuentra en sus entrañas, que si bien albergan gran parte del sistema administrativo del estado, están abiertas para los amantes de la historia, precisamente como eso, una lección de historia pura que se eleva a lo alto de tres pisos. Así por ejemplo, en uno de los costados del patio de Palacio se encuentra instalado el Altar a la Patria para conmemorar el lugar exacto en donde fuera fusilado don Miguel Hidalgo el 30 de julio de 1811, hecho que marcaría para siempre el devenir histórico de México al sellar la culminación de la primera etapa del movimiento independentista e iniciar una segunda que sentaría las bases de lo que hoy es México. Aunque si de historia se trata, en la misma planta baja se encuentran los magnífi cos murales realizados por Aarón Piña Mora que resumen a cabalidad la historia del estado de Chihuahua, comprendiendo del siglo XVI hasta la Revolución.

Nadie como el michoacano para captar cómo es que a lo largo de casi medio milenio se fue forjando la reciedumbre del carácter en el chihuahuense, gracias a esa perfecta mezcla de orgullo rarámuri y pujanza española de conquistar las indómitas tierras desérticas del septentrión novoshispano. En esas paredes están narradas con imágenes distribuidas a la perfección, cómo la sangre del cura Hidalgo fecundó una de las más nobles causas de la historia de México, o cómo casi medio siglo después México mismo se refugiaría en un desierto, o cómo en los albores del siglo pasado la nación despertaría de su letargo para quitarse el yugo de la dictadura y renacer como país. Casi hacia donde se mire hay lecciones de historia en el lugar. Baste subir al tercer piso, recién agregado en 1944 luego de que un incendio arrasara casi completamente el edifi cio y una buena parte del Archivo Histórico del estado.

En ese lugar se encuentra el Salón 25 de Marzo, en cuya entrada se encuentra la imagen de una campana fracturada. Tanto la fecha como el objeto reproducido recuerdan una de las gestas heroicas más importantes durante la intervención francesa, pues en el año de 1866 la capital era rehén del ejército invasor, que se mantenía atrincherado en Catedral, sabedor de que era un edifi cio intocable para el ejército comandado por don Luis Terrazas. Sin embargo, la artillería republicana no se amedrentó y lanzó una descarga contra Catedral con tal puntería y efectividad que la única bala disparada atravesó limpiamente una de sus torres, dañando únicamente la campana y la moral de los franceses, que tuvieron que entregar la plaza horas después. Por eso el nombre del salón y por eso la campana. Cabe señalar que el edifi cio ocupa parte de la que fuera la antigua Escuela de Loreto, construida por los Padres Jesuitas en el año de 1717.

En el año de 1790, el Colegio de Jesuitas fue designado como hospital militar llamado “Hospital Real”, poniendo en la parte poniente el cuartel de artillería y en el patio oriente el cuartel de infantería. En el año de 1859 el edifi cio pasó a ser propiedad de la nación (gobierno liberal del presidente Benito Juárez). El gobernador Luis Terrazas inició la construcción del actual Palacio de Gobierno en 1881, concluyéndose la construcción del segundo piso en 1892 e inaugurándose el 10 de julio del mismo año. Las lecciones de historia podrían seguir en cada estatua y cada rincón de este edifi cio, pero lo mejor es visitarlo y vivir esa historia en vivo y a lo largo de los tres pisos que tiene el Palacio de Gobierno de Chihuahua.