Querétaro un 15 de mayo de hace 144 años

144 años del Triunfo de la República

Diario de Querétaro

Redacción

Se cumplieron 144 años del Triunfo de la República cuando el imperialista Maximiliano de Habsburgo se rindió ante las tropas juaristas que defendían la soberanía nacional, y mantenían sitiada la ciudad de Querétaro.

Fue el 15 de mayo de 1867 cuando Maximiliano entregó su espada a Mariano Escobedo quien era reconocido como jefe del Ejército de Operaciones en Querétaro.

Tras la elección de Benito Juárez como presidente de México en 1861, la situación financiera del país derivo en una suspensión de los pagos de la deuda contraída con España, Francia e Inglaterra, situación que rompió las relaciones diplomáticas.

Desembarcaron entonces las primeras tropas invasoras de Francia en diciembre de ese año, para exigir el pago de la deuda. Y al avanzar a la Ciudad de México el Ejército mexicano enfrentó a las tropas de aquél país el 5 de mayo de 1862, en lo que hoy se recuerda como la Batalla de Puebla, donde Francia fue derrotada por las fuerzas mexicanas que encabezaba el general Ignacio Zaragoza.

Sin embargo, las invasiones continuaron y el Congreso dotó de facultades al presidente Juárez “para salvaguardar los intereses nacionales”, y más tarde (en 1865) le se decretó un ampliación de su periodo presidencial.

Fue en 1863 cuando en Europa ofrecieron a Maximiliano de Habsburgo el Trono de México, lo que se concretó el 10 abril de 1864, respaldado por Napoleón III con lo que se establecería una monarquía en México.

Con un Ejército dividido, el imperio de Maximiliano aceleró su derrota cuando Napoleón III quiso retirar sus tropas en 1866, pero las fuerzas juaristas seguían recuperando las plazas en poder de los franceses.

El general Mariano Escobedo encabezó entonces, en 1867, un cerco que mantuvo sitiado a Querétaro y la situación de ofensiva recrudeció desde fines de abril. Y el 12 de mayo las fuerzas mexicanas recibieron municiones del general Porfirio Díaz, quien asediaba la Ciudad de México.

Llegó el momento de negociar, y a fin de evitar que se siguiera derramando sangre, el coronel imperialista Miguel López acordó con el general Mariano Escobedo levantar el sitio de Querétaro a cambio de que Maximiliano abandonara el país y no retornara más. Pero no fue aceptado por el general Escobedo, quien obedecía las instrucciones del presidente Juárez, quien insistió en la rendición incondicional.

El día 15 de mayo, al amanecer, después de la rendición de Maximiliano, cayó el sitió, y el imperialista fue enjuiciado junto con los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, por traición a la patria de acuerdo a la Ley del 25 de enero de 1862, los tres fueron fusilados el 19 de junio de 1867 en el Cerro de las Campanas.

Tras notificar a Juárez el triunfo de las fuerzas Republicanas, quien se encontraba en San Luis Potosí desde marzo de 1867, fue posible el retorno de los Poderes de la Unión a la Ciudad de México, y dio paso al periodo histórico de La República Restaurada.

Milpa Alta en el Distrito Fedral

El señorío de Milpa Alta

Ángeles González Gamio

La Jornada

El antiguo señorío llamado Malacachtepec Momozco fue fundado hacia 1240 por una de las nueve tribus chichimecas que arribaron a la cuenca, provenientes del norte. En el siglo XV fue vencido y gobernado por el guerrero mexica Hueytlahuilli, quien llevó a cabo numerosas obras públicas: caminos, embarcaderos, centros ceremoniales y un sistema de siembra a base de terrazas, delimitadas por muros de piedra ubicados en los costados de los cerros, de los cuales todavía tenemos evidencia.

Actualmente ese señorío lleva el nombre de Milpa Alta, primoroso rincón rural que, pleno de tradiciones, sobrevive al sur de la ciudad de México. Increíblemente en varios de sus 12 pueblos todavía se habla náhuatl, esa dulce lengua que imperaba en la cuenca de México a la llegada de los españoles.

Importante para ello ha sido la labor de la Academia de la Lengua y Cultura Náhuatl. Entre otras actividades, sus 65 integrantes estudian libros de mediados del siglo XVI, para comparar y conocer los cambios que ha tenido el náhuatl. Buscan retomar la lengua de sus ancestros: su gramática, fonética y demás. Han propiciado que todas las preparatorias tengan maestros de la lengua, surgidos de la academia. Para acercar a los jóvenes organizan concursos de declamación en náhuatl, en lo que hay gran tradición ya que desde hace medio siglo se llevan cabo en español y son muy concurridos. La academia ha contado siempre con el apoyo de don Miguel León Portilla, activo defensor de las lenguas de los antiguos mexicanos.

Cada uno de los pueblos conserva su templo, tradiciones, actividades y prácticamente todos tienen su cronista, que integran un dinámico Consejo de la Crónica. Uno de los pueblos más famosos es el de San Pedro Atocpan, que se dedica fundamentalmente a la producción de mole para todo el país. Aquí encuentra el que quiera: verde, rojo, almendrado, de nuez, de piñón, coloradito o picoso, para los que son muy buenos para el chile. El especial de San Pedro tiene ¡28 ingredientes!, una maravillosa locura gastronómica. El profesor y cronista Saúl Ríos Flores presume la linda iglesia de 1560, pintada de rosa con espadaña y un campanario posterior. Explica que en Milpa Alta todavía se usa el tequio o faena, esto es, que los pobladores trabajan gratuitamente en obras de interés comunitario.
Es conocido que tras la conquista los habitantes del antiguo señorío mexica lucharon casi un siglo antes de ser sometidos. La evangelización corrió a cargo de los franciscanos, quienes erigieron el hermoso convento y templo de la Asunción de María, el conjunto religioso de San Pedro Atocpan y la Parroquia de San Antonio de Padua, en Tecómitl, entre otros, que aún podemos admirar.

Tras la Independencia, Milpa Alta quedó comprendida dentro del estado de México. En 1854, a raíz del decreto de ampliación que emitió Santa Anna, quedó integrada al Distrito Federal. Durante la Revolución fue refugio de los zapatistas, entre otras causas porque muchos jóvenes milpaltenses se afiliaron a la causa. Llama la atención que el espíritu de lucha y de trabajo que ha caracterizado a los habitantes de ese lugar, desde la época prehispánica, no se ha perdido. Un buen ejemplo es el exitoso desarrollo agrícola y agroindustrial que han logrado; actualmente, son los principales productores de nopal de la cuenca, y la cosa no queda ahí, ya que también son los principales abastecedores de barbacoa de la capital y, desde luego, de mole.

En esta primera visita estuvimos en unos cuantos de los pueblos y conocimos a varios de los cronistas, todos personas cultas, hospitalarias y orgullosas de su localidad. Nuestro anfitrión, el cronista Manuel Garcés, nos recibió en su casa de San Antonio Tecómitl y nos agasajó con un exquisito mole con sus frijolitos, arroz y tamales. El postre fueron ricas nieves de queso y mamey. El acompañamiento no podía ser mejor: buen pulque de la región. No hay que perderse las ferias del nopal y del maguey.

gonzalezgamio@gmail.com

Ricky Martin y la discriminación

Ricky Martin, en el domo de cobre

Arturo Cruz Bárcenas

La Jornada

Al final del concierto que ofreció el sábado pasado en el Palacio de los Deportes, donde reunió a 14 mil 500 espectadores, el puertorriqueño Ricky Martin anunció que esa noche lanzaba una campaña mundial por la igualdad contra el racismo y la discriminación y para detener la homofofia.

Continuará esta misión en las 125 ciudades donde se presentará con la gira Música+alma+sexo, entre ellas Canadá, Estados Unidos, Europa y Asia. “Yo no quiero ser menos ni más que nadie”, enfatizó.

El sabatino fue el primero de dos conciertos consecutivos donde la estética gay, con reminiscencias de la música disco, fue utilizada por Ricky para reafirmar su postura homosexual.

En tanto, una voz en off relataba la biografía de alguien que después de la adolescencia se enfrentó con la familia y la sociedad por ser diferente; porque sus ademanes no eran los de un hombre fuerte, menos los de alguien acostumbrado a usar la fuerza bruta; al contrario, le gustaban el baile y otras cosas.

Después de cada discurso, miles aplaudían y gritaban apoyando sin duda a Ricky, quien salió del clóset para declararse homosexual.

Inició su rosario de baladas sentimentales y movidas más lo que llamó fiesta boricua; todo ello hizo de la noche el principio de otras más para cientos de los presentes.

Dijo: “Gracias por estar aquí. Es una velada especial y ha pasado mucho tiempo. Voy a dejar mi alma en el escenario, se los juro; todo lo que pase aquí es para ustedes, de todo corazón”.

Será será sumergió en sueños a la audiencia cuando apareció de negro y encuerado con ropa de piel. Los chiflidos –tanto de hombres como de mujeres– se oían desde todas las esquinas del Palacio de los Deportes. Si antes era galán para ellas, hoy lo es para ellos; con más razón, de los gays.

La voz en off enfatizaba en primer lugar que el muchacho no era un criminal. Al calor de esas palabras, Ricky se quitaba la camisa y dejaba ver el torso. Más de uno sudaba y volaba con el máximo órgano sexual humano: la mente.

Rafael Nadal el mejor tenista de todos los tiempos

Rafa Nadal

EFE

El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, aseguró que actualmente el serbio Novak Djokovic es “favorito” en todos los partidos, pero que él no se centra en eso y que lo que le interesa es mejorar día a día.
“Djokovic está jugando muy bien y quizá en este momento es el favorito en todos los partidos este año, pero yo estoy aquí para luchar y para tratar de mejorar mi nivel cada día”, dijo el tenista de Manacor.
Nadal respondió así a la pregunta sobre cómo afronta una eventual final en Roma entre ambos, en la rueda de prensa posterior a su encuentro con el croata Marin Cilic (23°), en el que certificó su pase a semifinales en el torneo romano al imponerse por 6-1 y 6-3.
Nadal lo sigue elogiando mucho a DjokovicUna victoria con la que el tenista español se aseguró una semana más, hasta Roland Garros, el número uno del tenis mundial, independientemente del registro que firme el serbio, número dos del mundo, que se mide con el sueco Robin Soderling.
Nadal aseguró que le encantaría jugar otra final y que si ésta es contra Djokovic “pues muy bien”. Asimismo, el mallorquín quiso dejar atrás los encuentros que ambos han protagonizado hasta ahora en esta temporada. “La final de Madrid es pasado. Me ganó en Indian Wells, me ganó en Miami y me ganó en Madrid. Es parte del juego y yo sigo mi camino”, señaló el tenista de Manacor.
Por otro lado, Nadal explicó que encuentra mejor después de los problemas que ha sufrido en los últimos días a causa de un virus que le ha provocado fiebre y se refirió a su decisión de jugar el partido de octavos ante Feliciano López pese a eso. “Lo pensé mucho”, señaló Nadal, que recordó cómo con anterioridad y en situaciones similares se había lesionado al forzarse.
“Sucedió en Doha y después en Australia”, dijo tenista de Manacor, en referencia al virus que sufrió en la capital qatarí y que le pasó factura después en el Abierto de Australia, donde sufrió una rotura de fibras en su cuarto encuentro de la competición ante David Ferrer.
Asimismo, recordó: “También (ocurrió) en Suiza con la Copa Davis hace tres años, cuando no me encontré bien la semana antes y tuve que dejar de entrenar el día previo y después me encontré mejor e intenté jugar pero me lesioné”.
Nadal señaló que “normalmente” no tiene este tipo de lesiones musculares y que cosas como estas le pasan cuando ha tenido fiebre, por lo que la decisión de salir a la pista contra Feliciano López fue “importante”.
“Fue una decisión importante para mí porque éste (el Masters de Roma) es un torneo muy importante para mí, al igual que Roland Garros, que es dentro de una semana. Así que tuve que pensar en ello”, manifestó Nadal, quien agregó que decidió salir a la pista pensando que si no se sentía a gusto se retiraría.
A la pregunta de si había influido en su decisión la pugna con Djokovic, número dos del mundo, por el liderazgo del ránking ATP, Nadal respondió contundente: “Cero”. Además, subrayó que el actual es su tramo favorito de la temporada y que renunciar a uno de los torneos es muy difícil para él.

Isaac un joven mexicano de 21 años y uno de los mejores bailarines del mundo

Isaac y Esteban Hernández, una pareja que vuela con los pies

Isaac y Esteban Hernández, virtuosos del ballet que han hecho brillar el nombre de México, se presentan por primera vez en el país

El UNIVERSAL

Roberto Armocida

Los hermanos Isaac y Esteban Hernández bailarán juntos por primera vez en México. El primero —21 años— considerado un prodigio del ballet desde muy corta edad, hoy forma parte del Ballet de San Francisco, uno de los más prestigiados del mundo; el segundo, de 16 años, tras rechazar una oferta millonaria en Broadway para estelarizar Billy Elliot, protagoniza su propia historia al formar parte de la academia del Royal Ballet de Londres, cuna de varios de los más grandes bailarines de la historia.

El domingo, ambos disfrutarán de un largo sueño acariciado por ellos y por el resto de su familia, que se ha destacado por ser formadora de bailarines en nuestro país.

Y es que, pese a los éxitos que los han colocado en lo más alto de la escena mundial del ballet, han sido pocas las oportunidades que se les ha brindado para bailar en México, debido a que las instituciones culturales no se han mostrado abiertas a invertir y a promover sus presentaciones.

Sin embargo, los bailarines no sólo son amantes de la danza, también son apasionados de la tierra que los vio nacer, por lo que, coinciden, han buscado tener mayor presencia en el país pues, además, están preocupados por la negativa imagen que se tiene de México en el extranjero.

De visita en la ciudad de México para atender compromisos personales, Isaac conversó con EL UNIVERSAL y aprovechó para pasear por la capital, donde pasó algunas temporadas cuando comenzaba a ser conocido como un pequeño virtuoso de la danza. “Estar aquí me hace recordar todo lo que he tenido que vencer para llegar a ser el bailarín que soy. Siento como si ya tuviera más de 30 años”, dice.

Los hermanos se presentarán como invitados especiales en San Pedro ARTEFEST, junto con el Ballet de Monterrey, el próximo 15 de mayo en el Auditorio San Pedro, en Nuevo León.

Al respecto, Isaac apunta:

“Será algo muy bonito, por primera vez bailamos juntos y lo haremos en Monterrey, la ciudad donde nació mi papá y en el día de su cumpleaños. La mayor parte de mi carrera he bailado solo, así que será muy especial que mi hermano, el más pequeño, esté bailando conmigo. Además, como bailarín lo admiro muchísimo porque siempre ha tenido la sensibilidad para dejarse bailar y su técnica es impresionante”.

El arte les viene de familia

Hijos de Héctor Hernández, quien fue su primer maestro, los hermanos, ante la imposibilidad de encontrar en México un territorio viable para ejercer su carrera, emprendieron un largo viaje que los ha llevado a múltiples países.

Además, provienen de una familia de 10 hermanos; varios de ellos se han dedicado de lleno a la danza, ya sea en el escenario o como promotores. El camino no ha sido fácil.

“Vengo de una familia muy grande y en algún momento llegué a pensar en todo lo que me estaba perdiendo sin estar a su lado, pensaba en si valía la pena. Seguí porque comprendí que no sólo bailo por mí, sino también por mi familia. Ahora, en Monterrey, compartiremos un momento por el que todos hemos sacrificado algo. Todo lo he hecho por ellos y por mi país”, cuenta.

A Isaac le han inventado “miles” de nacionalidades, pero dice estar orgulloso de ser mexicano. “Hay gente que está tratando de cambiar la imagen de nuestro país en el extranjero, soy uno de ellos. A mí me da gusto mostrarle a la gente que soy mexicano, que alguien de este país está cambiando el mundo del ballet”, comenta el bailarín.

Isaac tendrá una participación especial en el programa Ópera Prima en Movimiento, reality show del Canal 22 que busca promover el ballet en nuestro país, y tendrá un encuentro con los aspirantes a tener una carrera tan relevante como la suya.

“Creo que lo que podría decir a los concursantes es que no es una carrera fácil, de verdad necesitan saber lo que quieren y qué tanto amor le tienen al ballet y al arte. Muy pocas veces tendrán la fortuna de tener oportunidades, porque no las hay. El trabajo es muy pesado, física, mental y emocionalmente. Y para llegar a tener una carrera en el ballet, que merezca la pena, necesitas ser extraordinario”, sostiene.

La última temporada que tuvo en el ballet de San Francisco ha sido, hasta ahora, una de las más estresantes y fructíferas de su carrera, durante tres meses participó en 19 obras de casi 30 que presenta la compañía, con jornadas de más de 15 horas al día. “Fue una temporada que acabó conmigo física y emocionalmente. Consumió mi vida y mi salud, pero lo pasé bien, me encanta ensayar y mientras estés en el lugar correcto no sientes el cansancio”.

Por separado, vía telefónica desde Londres, Esteban, quien se ha destacado como uno de los alumnos más ejemplares del Royal Ballet, también comparte con su hermano el beneplácito de presentarse en México.

“Estoy muy emocionado, hace tiempo que no veo a mi familia y no me han visto bailar. Será muy hermoso estar con todos. Quiero que vean que la escuela me ha servido mucho, que vean que estoy tratando de hacer lo mejor porque deseo poner a México muy en alto y hacerlos sentir muy orgullosos de mí. Es por esto por lo que hemos trabajado tanto”, dice. Con Isacc también comparte una preocupación, México.

“Por desgracia mi país es conocido por la violencia, me parece muy triste que no se sepa que hay mexicanos en el mundo que están haciendo cosas grandiosas, mi hermano es uno de ellos. También me pone triste que el apellido Hernández sea muy conocido en Europa pero en México no, quizá es porque no se sabe mucho sobre ballet. Por eso nos importa mucho bailar en nuestro país, no para que conozcan lo que nosotros hacemos, sino para que reconozcan que hay muchos más talentos que necesitan ser apoyados”, refiere.

En 2007, productores de Broadway invitaron a Esteban a ser parte del musical de Billy Eliot, por el que pudo ganar, al menos, 10 millones de dólares. Declinó la oferta.

“Lo hablé con mis papás y decidimos que eso me distraería del clásico y no aceptamos. De esa decisión salieron muchas cosas buenas, mi sueño, como en la película, era llegar al Royal Ballet, así que en lugar de estar en Nueva York interpretando el sueño de otro, yo lo viví en carne propia y me fui al Royal.

“Ha sido muy duro, pero estoy seguro de que me servirá en la vida. A mí me encantaría hacer lo que quiero en mi país, pero la verdad es que aunque sí hay compañías mexicanas, pues todavía hay mucho por hacer para que México sea una potencia del ballet. Mi hermano y yo deseamos contribuir a eso, pero antes necesitamos continuar aprendiendo y creciendo”, cierra.

Así, los Hernández, quienes han tenido que declinar invitaciones de políticos que han querido utilizar su imagen, propuestas de trabajo con salarios que no corresponden a su calidad, tendrán la fortuna de, juntos, decirle a sus connacionales que en México hay talento con nivel de exportación.

Los éxitos de dos hermanos

Isaac

* Reconocimientos. Ha ganado premios a la excelencia en Grand Prix y le han ofrecido ocho becas para continuar sus estudios en las mejores escuelas de ballet del mundo. Obtuvo el tercer lugar del Concurso Internacional de Ballet de Moscú y un galardón especial por haber sido el concursante con la técnica más limpia.

* Labor. Actualmente se desempeña como solista y primer bailarín del Ballet de San Francisco

Esteban

* Galardones. Medalla de Oro, Primera Categoría, en el Décimo Concurso Internacional para Estudiantes de Ballet en La Habana, Cuba (fue el segundo mexicano y extranjero en ser acreedor a la distinción; el primero fue su hermano Isaac). Medalla de Oro en la categoría de Danza Clásica en la Competencia Internacional TanzOlymp, en la ciudad de Berlín, Alemania; esta es la competencia de Ballet más grande de Europa.

* Oportunidad. En septiembre de 2010 inicio sus estudios en el Royal Ballet de Londres en Gran Bretaña; él es el primer y único mexicano becado en esa institución