Entre las ciudades de Córdoba, Burgos, San Sebastián, Segovia y Zaragoza se disputan ser la capital europea de la cultura

Córdoba parte como favorita para ser capital europea de la cultura en 2016

Esta tarde un jurado decidirá entre esa ciudad andaluza y Burgos, Donostia-San Sebastián, Las Palmas, Segovia y Zaragoza

AGENCIAS / EL PAÍS

Seis ciudades, Burgos, Córdoba, Donostia-San Sebastián, Las Palmas, Segovia y Zaragoza juegan sus últimas bazas para conseguir la Capitalidad Cultural 2016, y han acudido a Madrid, con alcaldes entrantes y salientes, para exponer, por última vez, sus candidaturas ante 13 expertos culturales.

Las cuatro primeras lo hicieron ayer, Segovia y Zaragoza lo harán esta mañana a puerta cerrada en la sede del Museo del Traje, y esta tarde a las 17.00 se conocerá el veredicto que dará a una de las seis ciudades la Capitalidad Cultural y que será emitido por un jurado compuesto por siete miembros de instituciones europeas y seis españoles del Ministerio de Cultura.

EL PAÍS narrará en directo el fallo del jurado a través de la red social y de información Eskup.

Córdoba, a 24 horas del reto de la capitalidad cultural

Seis ciudades se disputarán la capitalidad europea de la cultura 2016
Córdoba se viste de añil esperanza

La ciudad española que salga elegida el próximo martes compartirá el título de Capital Europea de la Cultura 2016 con la ciudad polaca de Wroclaw, al sureste de ese país. Polonia y España han sido los dos países elegidos para albergar este acontecimiento cultural después de que el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión acordasen en 2006 una lista de ciudades que tendrán esa distinción hasta 2019.

El proceso de elección finalizará formalmente cuando el Consejo de Ministros de la Unión Europea proclame a las ciudades designadas para representar a la cultura europea en 2016 en mayo del año próximo.

Córdoba

“Europa se juega mucho con esta designación”, ha dicho el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, del PP, quien ha subrayado que Europa “tiene que pensar qué modelo y qué idea quiere trasladar al conjunto de países que conforman la UE con la designación de la ciudad que va a ser Capital Cultural en 2016”. “Si eligen a Córdoba -ha subrayado- se estará hablando de convivencia, de diálogo, de tolerancia, de tradición y de modernidad”. En el caso de esta ciudad, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha estado presente en la exposición del proyecto para expresar así el respaldo sin fisuras del Gobierno autonómico. “La suerte ya está echada”, ha dicho Griñán, quien, no obstante, también ha subrayado que la ciudad andaluza “ya es capital europea”, aunque “otra cosa es que se le reconozca o no”. En el mismo sentido se han manifestado el resto de alcaldes y exalcaldes que han defendido, a capa y espada, unos proyectos que pueden ser claves para su proyección económica y cultural.

San Sebastián

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, de Bildu, ha asegurado que la candidatura de esta ciudad “va a reforzar el proceso de paz” en el País Vasco porque se encuentran “en un proceso de normalización política que no tiene vuelta atrás”. El exalcalde de San Sebastián Odón Elorza ha acudido al Museo del Traje de Madrid, donde se han expuesto los proyectos, vistiendo una camiseta en la que mostraba el “Guernica” de Picasso y un pin con la flor “siempreviva”, que es el emblema de las víctimas del terrorismo del País Vasco, tratando así de “conjugar” lo que debe ser la convivencia.

Burgos

En el caso de Burgos, su alcalde, Javier Lacalle, del PP, se ha mostrado esperanzado en conseguir la Capitalidad y ha vaticinado que ello supondría “un antes y un después” para la ciudad. Lacalle ha hecho estas consideraciones a los medios tras presentar el proyecto “R-Evolución” que ha calificado de “muy sólido, de consenso, de participación” y en el que toda la ciudad está implicado. “Sería apasionante para Burgos por lo que significaría de proyección de la propia ciudad y, sobre todo, de ilusión para los burgaleses” ha puntualizado Lacalle. La directora artística de la candidatura, Mary Miller, ha resaltado que el proyecto destaca por “la pasión” que emana la ciudad y el trabajo de equipo realizado.

Las Palmas

En cuanto a Las Palmas, el presidente en funciones de Canarias, Paulino Rivero, ha asegurado que el proyecto ha merecido el aplauso unánime del jurado, lo que es una “buena señal” porque reafirma la posibilidad de que la ciudad se convierta mañana en ganadora. Rivero ha resaltado el papel de Canarias como eje vertebrador de los tres continentes, América, Europa y África, porque “puede ser una referencia en el atlántico entre las tres culturas y un eslabón que comunique con el tercer mundo y que contribuya al desarrollo del continente africano”. A la presentación del proyecto han asistido tanto el alcalde entrante de Las Palmas, Juan José Cardona, como el saliente, Jerónimo Saavedra, quienes han mostrado su respeto por el resto de ciudades candidatas a convertirse en Capital Cultural Europea 2016. Cardona ha considerado que el de Las Palmas es un proyecto “creíble, auténtico y real”, cuyas iniciativas se van a llevar a la práctica con independencia o no de la capitalidad y se ha mostrado “moderadamente optimista” y profundamente satisfecho y agradecido a los miembros de la delegación.

Segovia

La delegación segoviana defiende esta mañana su proyecto Sin Segovia no Luna, cuyas señas de identidad son la apuesta por una “pequeña gran ciudad”, el paisaje y la innovación. La delegación está compuesta por diez personas, entre ellas el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, la concejala de Cultura, Clara Luquero, y la directora gerente de la Oficina Segovia 2016, Nuria Preciado.

Zaragoza

Zaragoza explicará su programa Europa, Utopía/ Europe, Utopia, cuyos valores son la reflexión, la educación, la participación ciudadana, la accesibilidad o la creatividad. El pasado día 22, el consejero de Cultura, Educación, Medio Ambiente y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco afirmó que Zaragoza, con un tamaño medio, es idónea para ser capital europea 2016. Además, ha apuntó que, en la jornada de hoy, la ciudad aragonesa va a reforzar dos frentes: “la viabilidad y el europeísmo”.

Lo importante del diálogo de Chapultepec era salvar a los mexicanos que todavía no han sido asesinados por la “guerra” calderonista

Los claroscuros del diálogo de Chapultepec

Luis Hernández Navarro

El diálogo entre el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y el presidente Felipe Calderón en el Castillo de Chapultepec ha desatado un intenso y enconado debate. Los medios de comunicación y los periodistas tradicionalmente afines al gobierno federal lo presentan como una muestra de la capacidad de Felipe Calderón de escuchar a sus detractores. Sectores importantes de la izquierda y el mundo intelectual lo cuestionan.

Se trata de un asunto complicado. No debiera ser una cuestión de principios, sino de correlación de fuerzas. Toda lucha que no sea insurreccional –e incluso ésta en ciertos momentos– está obligada a negociar con el gobierno. Más aún, una movilización que exige justicia, reparación de daños y modificación de políticas tiene el imperativo de dialogar.

Dentro del movimiento hay quienes critican el diálogo argumentando que Felipe Calderón es un mandatario espurio, carente de legitimidad. Planteado así, el asunto se vuelve una cuestión ideológica sin salida. Por supuesto que Calderón carece de legitimidad. Más aún, esa falta de legitimidad es precisamente la que lo ha llevado a encabezar la guerra contra el narcotráfico. Sin embargo, dialogar o no dialogar no es asunto de legitimidad del adversario, sino de fuerza. Los movimientos dialogan con quien tiene la capacidad para resolver sus demandas. Y una convergencia de víctimas que exige justicia tiene necesariamente que emplazar y tratar con el responsable de que se haga justicia y se modifique la política que la propició.

El Movimiento por la Paz logró que el Presidente de la República se reuniera con sus integrantes para sostener un diálogo público. Un grupo de víctimas que cuestiona radicalmente su política dijo al jefe del Ejecutivo lo que quiso delante de los medios masivos de comunicación y Felipe Calderón les respondió. Se trata de un hecho inusitado en el país. Lo es tanto por la tradición autoritaria de los gobernantes como por el clima de confrontación que vivimos.

Hasta ahora, las víctimas no habían tenido oportunidad de hablar con el Presidente como lo hicieron. Cuando en febrero de 2010 María de la Luz Dávila expresó a Calderón en Ciudad Juárez: “Disculpe, señor Presidente, yo no le puedo dar la bienvenida porque no lo es”, lo tuvo que hacer entre forcejeos y a contracorriente.

Las víctimas que tomaron la palabra en Chapultepec lo hicieron no para engrandecer la figura presidencial, sino para decir su verdad y reclamar justicia. No hicieron concesiones. Fueron actores centrales del diálogo, no personal de acompañamiento. Dijeron a Felipe Calderón cosas muy fuertes. Salvador Campanur Sánchez, representante indígena, le señaló: “A nosotros nos agreden las autoridades que desconocen nuestro derecho a la autonomía y libre determinación, criminalizan nuestras luchas, roban nuestras riquezas y aplican una política nacional de exterminio contra nosotros”.

Sin embargo, Felipe Calderón salió fortalecido del encuentro. Defendió su estrategia de guerra. No cedió un ápice en su posición. Reafirmó lo dicho el pasado 5 de mayo: “tenemos la razón, la ley y la fuerza”. Utilizó a los medios masivos de comunicación en su favor. Y se tomó la foto con sus críticos.
Para muchos de quienes consideran que su presidencia es espuria, la reunión fue un fracaso total, y hasta una traición. Para ellos, lo central no es la reivindicación de las víctimas, ni que éstas hayan dicho su palabra, ni la dignificación de su causa, ni que ante la opinión pública hayan dejado de ser sospechosas de defender delincuentes para convertirse en damnificados legítimos. No. Lo importante, según su lógica, es que Calderón se legitimó.

Sin embargo, es importante mirar el diálogo desde otra perspectiva. El Movimiento por la Paz es, fundamentalmente, una convergencia de víctimas que reclama justicia, con un programa que cuestiona al conjunto de la clase política y no sólo al Presidente. No pone en el centro de su acción la legitimación o deslegitimación de la figura presidencial. No es un movimiento que mire de cara a las elecciones de 2012, ni que rija su acción a partir del fraude electoral de 2006. Es otra cosa, tiene otros orígenes, otro horizonte y otro lenguaje. Querer que se comporte como un movimiento social de oposición tradicional es renunciar a comprender su naturaleza y su lógica.

A pesar de su nombre, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad no es aún un movimiento, sino un fenómeno de solidaridad colectiva en torno a Javier Sicilia. No es una organización permanente, sino un estado de ánimo. Alrededor del dolor y la convocatoria del poeta se han nucleado las emociones y el hartazgo de miles de ciudadanos consternados con la inseguridad pública, la violencia y la militarización del país. El diálogo le proporcionó un nivel superior de presencia política.

Hasta hace tres meses ninguna fuerza política o social había logrado dar visibilidad nacional a la situación que viven las víctimas de la guerra contra el narcotráfico. La convocatoria de Javier Sicilia dio un vuelco dramático a esta situación. Lo que la izquierda no quiso, no supo o no pudo hacer fue conseguido por el poeta y su equipo. Hablando desde una cultura católica radical y pacifista y desde las víctimas logró agrupar el descontento social contra la militarización.

A esta convocatoria se ha sumado una variopinta congregación de actores políticos y sociales que padecen el bloqueo político del actual régimen de partidos. También sectores de la Iglesia católica que padecen sin deberla el costo de las barbaridades perpetradas por su jerarquía. En los hechos, el Movimiento por la Paz abrió una brecha por la que esos actores excluidos han comenzado a colarse.

Para valorar el diálogo de Chapultepec resulta útil la réplica de Mefistófeles en el Fausto, de Goethe: “Gris es la teoría, y verde el árbol de oro de la vida”. En los claroscuros del encuentro es posible encontrar un hecho de gran relevancia: las víctimas se han convertido en sujetos de cambio. Eso tiene más importancia para el país y su democratización que el que Felipe Calderón se haya fortalecido a corto plazo.

El Vaticano abre sitio web para concertar todos sus medios de comunicación y declarará beata a la mexicana Manuelita Arias

Querubines replican.-

Que a partir de este 29 de junio cibernautas de todo el mundo podrán tener todo El Vaticano al alcance de un clic gracias al nuevo sitio de internet de la Sede Apostólica: www.news.va.

El portal no será más que un concentrador de las noticias emitidas por otros medios como L’Osservatore Romano, la Radio Vaticana, el Vatican Information Service, el Centro Televisivo Vaticano y la Agencia Fides, de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

El proyecto es interesante y útil. Según el presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, Claudio Maria Celli y el vocero papal, Federico Lombardi, su puesta en práctica demuestra el interés de Benedicto XVI y la Secretaría de Estado vaticana por comunicar al mundo moderno.

Pero, queda la impresión que todas las iniciativas mediáticas impulsadas por la Santa Sede en los últimos tiempos tengan como objetivo saltar a la estructura de la prensa tradicional para llevar directamente el mensaje del Papa al gran público, quitando del medio un “peso” como el que pueden significar los periodistas. ¿Será? Tiempo al tiempo. Mientras tanto news.va.

Derecho a réplica en: andresbeltramo@hotmail.com

Nueva beata para México

Se llamaba Manuela de Jesús Arias Espinoza y nació en Ixtlán del Río, en el estado mexicano de Nayarit, el 7 de julio de 1904. Pronto será beata de la Iglesia católica. Así lo autorizó hoy Benedicto XVI al aprobar el decreto con el cual reconoció la intercesión de la “venerable sierva de Dios” en un milagro.

Este día el Papa recibió en audiencia al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, Angelo Amato, quien sometió varios casos a su consideración, entre ellos el correspondiente a la religiosa mexicana. Tras una revisión sumaria el pontífice estampó su firma y dio luz verde a la beatificación.

“Manuelita”, como se le conocía, dejó de serlo en 1929 cuando ingresó al monasterio de las Clarisas en Los Ángeles (Estados Unidos). El claustro permaneció en el exilio a causa de la persecución religiosa en México. A partir de ese momento la muchacha pasó a llamarse Sor María Inés Teresa del Santísimo Sacramento.

Entonces comenzó una venturosa vida espiritual que la llevó a fundar dos congregaciones: las Clarisas del Santísimo Sacramento y de los Misioneros de Cristo de la Iglesia Universal. La primer fundación contó con el apoyo del entonces obispo de Cuernavaca, Francisco González Arias, tristemente célebre no sólo por ser tío de Marcial Maciel Degollado sino por haber sido quien lo apoyó desde el inicio de su loca aventura.

No todo le salió mal a don González, aunque será recordado por su exagerado cobijo al fundador de los Legionarios de Cristo. No erró cuando recibió a María Inés y cinco compañeras en su diócesis en agosto de 1945.

Poco menos de 20 años bastaron para la beatificación Manuela de Jesús Arias Espinoza, quien falleció el 22 de julio de 1981,dejando como herencia una obra constituida por 47 casas países como México, Japón, Estados Unidos, Costa Rica, Indonesia, África, Italia, Irlanda, España, Corea y Alemania.

El Semanario TRIBUNA de la FCP yS de la UAQ saca el suplemento PANOPTICO sobre literatura

El Semanario TRIBUNA de la FCPyS de la UAQ saca al aire su suplemento PANOPTICO

Busca esta semana Suplemento Panóptico en las páginas centrales del semanario de la UAQ, Tribuna de Querétaro.

En esta ocasión dedicamos nuestra 24 edición a la literatura, por lo pronto les hacemos entrega de la edición digital y esperamos su participación en el proyecto, pues es la base de él.

La extravagante Plaza que se levantará en Querétaro entre Jurica y Juriquilla, no es otra cosa que la desgracia y el esquilamiento de la sociedad

Cuarrto de guerra

Diario de Querétaro

Julio de la Cruz

Querétaro, Querétaro.-

ANTEA.

Que siempre no se llamará Plaza Centro la moderna plaza comercial que construirán entre Jurica y Juriquilla David Mena y José Olescowsky, de la mano del célebre arquitecto Javier Sordo Madaleno.

“ANTEA LifeStyle Center” es la marca del multimillonario proyecto destinado a ser símbolo del Querétaro “bien”, referencia del desarrollo estatal y un aporte más de los propietarios de DRT. Este viernes ponen la primera piedra. ¡Enhorabuena!