LA VILLA DE SAN BARTOLO NAUCALPAN

LA VILLA DE SAN BARTOLO NAUCALPAN

“Milagro” industrial e inmobiliario.

Existen en Naucalpan  cinco zonas todas distintas entre sí:

La zona popular; con colonias como El Molinito, El Country, La Mancha, Colinas de San Mateo y La Cañada;

La zona residencial; con fraccionamientos de clase media-alta construidos durante mediados de los años sesenta, entre los cuales se encuentran Ciudad Satélite, Lomas Verdes, Echegaray, Lomas de Tecamachalco, Lomas del Hipódromo o Jardines de San Mateo;

La zona rural; con localidades como San Francisco Chimalpa, Santiago Tepatlaxco y Villa Alpina

La zona industrial con el Parque Industrial Atenco y Alce Blanco, entre otras.

Las Barrancas.- Además este municipio cuenta con extensas áreas verdes llamadas barrancas que proveen a la población de un aire puro.

 

El 31 de agosto de 1874, al pueblo de San Bartolo Naucalpan le fue dado el rango de villa.

El 30 de marzo de 1957 fue nombrada ciudad

El 19 de marzo de 1976 recibió oficialmente el apelativo “de Juárez”, por acuerdo del Congreso del Estado de México.

Después de la guerra de Independencia el pueblo de San Bartolo Naucalpan fue anexado al territorio vecino de Tlalnepantla por un corto tiempo, durante la erección del Estado de México, el 2 de marzo de 1824. Naucalpan se convierte en municipio el 1° de enero de 1826 con una población de 2 813 habitantes (Cervantes, 1999:93). 

A pesar del título recién adquirido, la situación política del país no le permitió disfrutar las ventajas de tal entidad político territorial; y es hasta 1974 que cambia su denominación de “Pueblo de Naucalpan” al de “Naucalpan Villa de Juárez”, nombrada así por el congreso estatal, en mención de haber sido sede de la presidencia itinerante de Benito Juárez y su hogar temporal.

En julio 1867 comienza la actividad en la Fábrica de Hilados y Tejidos de Río Hondo, inaugurada oficialmente por el presidente Juárez dos años más tarde. Con ésta, comienza una lenta pero ambiciosa experiencia industrial en la naciente Villa, continuada por la presencia de Hilazas La Abeja y El Molino de Trigo.

Aunque completamente dedicada a la economía agrícola, la Villa poco a poco alberga a pequeñas industrias en las orillas de sus ríos. Años más tarde, durante la presidencia de Porfirio Díaz es inaugurada la línea de ferrocarril México-Acámbaro y la estación San Bartolo (Cervantes 1999:93).

En 1906 el siglo iluminaba a Naucalpan y se inauguraba el alumbrado público, contribuyendo al impulso industrial, interrumpido por la guerra de Revolución. En ella participaron numerosos personajes del municipio en las principales columnas revolucionarias, sobre todo entre zapatistas y carrancistas. Cuando parecían calmarse las aguas, las acciones bélicas de los Cristeros comenzaron en 1929. Un año más tarde el censo anunciaba 9 809 habitantes, apenas seis mil más que cien años antes (Cervantes, 1999:93).

 

Época Independiente

En 1810, al iniciar la Guerra de Independencia de México y debido al avance del ejército insurgente de Miguel Hidalgo, el virrey Francisco Javier Venegas ordenó al ejército español llevar la imagen de la Virgen de los Remedios a la capital, invistiéndola como la “Guardiana del Ejército español”. El traslado ocurrió el 31 de octubre de 1810.

Cuando la Guerra de Independencia finalizó, Naucalpan se volvió parte del vecino territorio de Tlalnepantla, aunque con un gobierno propio. Cuando se fundó el Estado de México el 2 de marzo de 1824, se llamó a una elección  para formar las municipalidades. Como resultado de esto el 1 de enero de 1826 Naucalpan se constituyó en una municipalidad por sí misma.

 

La Reforma

Naucalpan  tiene un significado especial para Benito Juárez, quien la usó para retirarse después de su regreso de Nueva Orleans, y luego en años posteriores la usó como asiento de su domicilio personal. Fue desde Naucalpan donde Benito Juárez partió para Querétaro el 5 de noviembre de 1860; un par de meses entes de que él regresará a la Ciudad de México a establecer la unidad del país.

Bajo el gobierno juarista, Naucalpan inició su proceso de industrialización. Benito Juárez mismo inauguró la Fábrica de Telas del Río Hondo Fabrics Factory en 1869 (aunque la fábrica fue fundada en 1867) y también el hoy llamado y conservado “Puente Mexicas”, un camino que cruzaba el Río de los Remedios lo que ayudó a establecer una comunicación más rápida y expedita con la Ciudad de México. Dos años después Juárez murió y el 3 de septiembre de 1874, el congreso del Estado de México otorgó a Naucalpan la categoría de Villa con el nombre de “Villa de Juárez”. Cabe mencionar que el edificio de la Fábrica de Telas del Río Hondo “Fabrics Factory”, aún existe, así como los festejos al santo patrón del pueblo “San José” El cual fue obsequiado por los dueños de la fábrica a sus trabajadores y a los pobladores. Quien hasta la fecha conservan la tradición de pasear por las calles del pueblo a dicho santo. Estos festejos comienzan el día 18 de marzo y culminan el 21 del  mismo mes, en los que hay funciones de Box y lucha libre, Jaripeo, Baile, Fuegos pirotécnicos y una banda a las puertas de la iglesia amenizando con música de viento.

El Porfiriato

Posteriormente, el 8 de diciembre de 1894 se construyó una plaza de toros con estructura de madera llamada el Toreo. 53 años después se relocalizó a la zona (Cuatro Caminos) y se reconstruyó con una estructura de acero. La cual hoy en día ha sido demolida para la construcción de una plaza comercial la cual aún no esta concluida

La electricidad fue introducida en Naucalpan, el 10 de agosto de 1906, bajo el gobierno de Porfirio Díaz.

La Revolución Mexicana

Durante los años de la Revolución Mexicana (1910-1920), muchas figuras revolucionarias emergieron de Naucalpan: Román Díaz Rosas, Arnulfo Chávez, Alfredo Basurto García, Camilo Santos, Encarnación Díaz, Ezequiel Villaviscencio, Felipe Ángel Fortuño Miramón, Joaquín Bolaños Camacho, Luis Medina Barrón, Manuel Ramírez, Manuel Villanueva, Rodolfo González y Toribio Velasco.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial el municipio no será el mismo, tomando un vertiginoso y acelerado camino. El desarrollo industrial es concentrado en el oriente del municipio, muy cerca del Distrito Federal.

Éste, frenado su desarrollo industrial por causa del espacio, es auxiliado por su vecino, el Estado de México y sus municipios mejor comunicados con la urbe, absorbiendo la expansión febril. Después de la administración de Miguel Alemán Valdés, buena parte del oriente y norte del municipio llegó a poder de su hijo, Miguel Alemán Velasco, como en el caso de el Rancho La Herradura, lugar  dónde se construiría la Plaza El Toreo de Cuatro Caminos  en 1947 y Ciudad Satélite (Ibarra, 1997:107).

A partir de la segunda mitad del siglo pasado, los municipios mexiquenses fronterizos con el Distrito Federal experimentaron un cambio drástico, en especial aquellos ubicados al norponiente de la capital. La integración a la expansión del área metropolitana fue realizada a través del fortalecimiento y ampliación de centenares de parques industriales, de la construcción de vías rápidas para automóviles que comunicaran a las periferias con el centro de la ciudad, a través de los cambios en el uso y explotación de las tierras, antes destinados a la producción agrícola e industria mediana, ahora transformándolas en zonas habitacionales y comerciales, así como a través de la construcción de inmuebles de servicios públicos, estatales y federales. El proyecto de Ciudad Satélite inicia en 1957 y su asociación de colonos se hace de una posición influyente y poderosa en la política urbana del municipio desde su fundación en 1964 (Cervantes, 1999:93).

En el mismo año del inicio de ciudad Satélite, se le concede el título de “Ciudad” al municipio de Naucalpan, esto, además de la creación del Parque Industrial Alce Blanco y la construcción del Periférico en su tramo Norte en 1955 [Ibarra, 1997:93], el cual conecta a la carretera a Querétaro, modificaron el aspecto provinciano de Naucalpan hacia un municipio ejemplar de la industrialización y poblado por una clase media pujante.

Como ejemplo de ello, tan solo en veinte años el crecimiento demográfico fue sorprendente, pasando de 29 876 habitantes en 1950, a 382 184 habitantes en 1970 (Ibarra, 1997:112).

Para albergar a esa cantidad de habitantes el municipio no se dio abasto en su planeación y fue rebasado por la necesidad de las masas de migrantes atraídos por la industrialización. Es así que desde la década de 1960, lugares de alto riesgo, como el ejido de San Luis Tlatilco, zona minada, de cuevas y a orillas del río Hondo, fueron habitadas y dieron origen a las colonias populares densamente pobladas del sur del municipio, como la colonia el Molinito, ubicada en el ejido mencionado (Ibarra, 1997:115-116).

En 1971 es inaugurada Plaza Satélite, primer mall, centro comercial estilo estadounidense, en América Latina. Cinco años después el congreso estatal otorga el nombre definitivo del municipio, Naucalpan de Juárez (Ibarra, 1997:121-122).

Como consecuencia del desorden urbano y la demanda  de servicios básicos en las recientes colonias populares, a finales de la década del setenta y mediados de la del ochenta, surgen distintas organizaciones entre los antiguos ejidos de San Antonio Zomeyucan, Los Remedios, San Lorenzo Totolinga y San Rafael Chamapa. Estas organizaciones son la Unión de Colonias Populares del Municipio de Naucalpan, la Organización de Colonias Populares del Estado de México y la Unión de Colonias Populares (Ibarra, 1997:151-153).

En 1982, bajo la presión de empresas de inmuebles y el descontento de los vecinos de las zonas residenciales reticentes a la continua construcción sin freno, el llamado ejido de Oro -por la cotización que llegó tener el ejido de Santa Cruz Acatlán-, ubicado al lado del periférico, frente a las Torres de Ciudad Satélite, es destinado para la construcción del parque estatal Naucalli y no para la construcción de centenares de casas más (Ibarra, 1997:122-123).

En 1984, después de ocurrida una explosión dentro de las instalaciones de la empresa Simex, ubicada en la colonia Modelo, los vecinos del fraccionamiento Hacienda de Echegaray y los de aquella, unen esfuerzos y logran la retirada de la empresa a finales de la misma década.

Con todo ello, Naucalpan llega a la última década del siglo XX como el municipio más industrializado del país, y como uno de los que cuentan con la mayor cantidad de servicios para sus habitantes.

En 1947 el reubicado Toreo de Cuatro Caminos se termina de construir. Con una estructura en cúpula y una capacidad mayor que el anterior, esta vez no sólo como un escenario de lidia de toros, sino también adecuado para conciertos y otros eventos como lucha libre y box.

El Presidente Miguel Alemán Valdés estuvo involucrado directamente en el proyecto de reubicación de la Plaza El Toreo de Cuatro Caminos, pues él era propietario del Rancho La Herradura, localizado en la parte norte de Naucalpan.

Naucalpan alcanzó la categoría de Ciudad en 1957. El mismo año comenzó la construcción del desarrollo residencial Ciudad Satélite, sobre las tierras del Rancho La Herradura, que fue vendido por el ahora ex-presidente Miguel Alemán. Aun así, el conservó una parte del terreno para él mismo y su familia y construyó una mansión, la cual hoy todavía se puede ver y que está detrás de Comercial Mexicana Satélite.

En los años siguientes se dio un gran crecimiento urbano creándose centros residenciales como Lomas Verdes, Fuentes de Satélite y Bosques de Echegaray.

En 1971, tienda comercial Plaza Satélite fue fundado, solo a unos pasos de la residencia de los Alemán.

En 1976 El Congreso del Estado de México otorgó a la municipalidad el actual nombre de Naucalpan de Juárez.

En 1977 El Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia DIF, se fundó como Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI) entre 1962 y 1963; pero es en 1977 cuando se fusiona con el Instituto Mexicano de Asistencia a la Niñez (IMAN) y nace lo que hoy conocemos como Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en donde su principal objetivo es brindar servicios de asistencia social oportuna, eficaz, equitativa, humanitaria y de calidad en apoyo a la población más desprotegida; Además coadyuva con programas y acciones para el desarrollo integral de la familia, trabajando con la sociedad naucalpense para apoyar a las personas más vulnerables, preferentemente constituidos por menores, mujeres, jóvenes, personas con discapacidad y adultos mayores.

Perteneciente a la  Pánuco, Cuenca Río Moctezuma, el municipio cuenta con seis ríos, entre los que destacan el San Lorenzo o San Juan Totolinga, Los Remedios y Río Hondo, siete presas las más importantes; Totolinga en la comunidad de los Cuartos, Las Julianas, San Miguel Tecamachalco, Loma Colorada, los Arcos y El Sordo), doce manantiales, tres acueductos entre los cuales destaca el Acueducto de los Remedios.

Entre los árboles hay coníferas, encino, pirul, huizache, garambullo, trueno, cedro, alcanfor, fresno, álamo, ocote, y eucalipto; entre los arbustos: abrojo, escobilla, higuerilla y jarilla; entre los frutales: ciruelo, manzano, durazno, pera, perones, capulín y chabacanos; plantas de ornato: jacaranda y bugambilia y una múltiple variedad de plantas cultivadas por los jardineros y amas de casa; entre las agrícolas: maíz, frijol, haba y papa. La fauna está representada por: ardillas, tlacuaches, lagartijas, chapulines; algunas aves como gorrión común, cardenal, saltaparedes y dominico.

Actualmente, sólo en las comunidades campesinas de San Francisco Chimalpa y Santiago Tepatlaxco quedan núcleos que aún pueden ser considerados como descendientes de los antiguos otomíes que poblaron toda esta región.

En 1995, de una población de 747.342 mayor de 5 años: 19,978 hablaban alguna lengua mesoamericana, lo cuál representan el 2.67%. La forma de vestir de las personas mayores, que aun hablan otomíe en Santiago Tepatlaxco; los hombres se vestian de calzón de manga larga de manta y camisa blanca, las mujeres con su chincuete y faldas de diversos colores.

Naucalpan  y las localidades principales son:

San José Río Hondo (el poblado más antiguo de Naucalpan), Los Remedios, Loma Colorada 1ª sección, Loma Colorada 2ª sección, Las Ánimas, Las Arenillas, Lomas Hipódromo, Atotonilco, Bata, El Castillo, El Chavacano, Chimalpa El Viejo, Cipreses, Jardines de San Mateo, El Cobradero, Córdoba, La Cuesta, Dorami, los ejidos de Chiluca, San Francisco Chimalpa, El Tejocote y El Cristo, La Hiedra, El Hielo, Juan Gómez, Llano de las Flores, La Luna, Magnolia, La Mora, “México 68”,Puente de Piedra, El Puerto, Rancho Viejo, Rincón Verde, La Cuesta, El Talayote, La Rosa, Las Salinas, San Francisco Chimalpa, San José Tejamanil, Santiago Tepatlaxco, el Tentadero, Tres Piedras, Villa Alpina y las múltiples colonias residenciales además de Izcalli Chamapa.

San Antonio Zomeyucan es un pueblo de origen prehispánico, Altamira, Valle Dorado, El Capulín y El Molinito son  centros de gran actividad comercial.

Museo de la Cultura Tlatilca

La cultura de Tlatilco es una cultura arqueológica que floreció en el valle de México en el Preclásico Medio de Mesoamérica (ss. XIII-VIII a. C.)

 

Entre otros sitios relacionados con la cultura de Tlatilco se encuentran Tlatilco, Tlapacoya y Coapexco

Durante el florecimiento de Tlatilco también tuvo lugar un incremento en las relaciones comerciales panmes o mesoamericanas. Las principales mercancías en ese tiempo fueron el cinabrio, la obsidiana, las piezas de jade y otros chalchihuites (piedras verdes) así como la alfarería.

Exhibe aproximadamente 250 piezas de la civilización tlatilca, primera cultura que se estableció en Naucalpan. Tlatilco significa: Lugar de los Montículos, Venir a quemar ó Venir a esconder. Entre sus piezas más famosas están: El Acróbata, La Venus de Tlatilco, y la Bailarina con Cascabeles.

Fuera de sus instalaciones se muestran dos esculturas relacionadas a Tláloc encontradas en el Cerro de Moctezuma.

Nuevo Museo Tlatilca inaugurado el día 29 de marzo de 2012. Se ubica frente al palacio municipal y estará abierto al público de manera gratuita. El nuevo Museo Tlatilca, alberga la exposición de 50 piezas, en él se encuentran vasijas y figuras femeninas de esta cultura prehispánica que floreció en Naucalpan hace tres mil años. Este espacio cuenta con una superficie de 500 metros cuadrados y consta de dos torres, además, en la parte superior tiene una fuente multicolor con un espejo de agua, dos chorros principales y una corona perimetral de chorros con iluminación multicolor. Consta de un monumento escultórico, cuyo corazón lo ocupa el Museo Tlatilca.

En el área de circulación entre los pasillos se ubica un río perimetral y seis jardineras que son bañadas por el rocío de seis cortinas de agua que nacen del espejo de la fuente.

La nueva construcción no sustituye al ubicado en San Luis Tlatilco, por el contrario, se solicitarán los permisos necesarios al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que las piezas sean trasladadas a este lugar mientras se lleva a cabo la restauración del antiguo Museo Tlatilco ubicado en la avenida 1 de Mayo, en el pueblo de San Luis Tlatilco.

Torres de Satélite

Estas esculturas están localizadas en Ciudad Satélite, una zona residencial de clase media-alta, en el norte de Naucalpan y junto al parque cultural y recreativo Naucalli. Esta es una de las grandes obras escultóricas del país, su planeación fue iniciada en 1957 basándose en una las ideas del escultor Mathias Goeritz, del renombrado arquitecto mexicano Luis Barragán Morfín (único arquitecto mexicano ganador de un premio Pritzker en 1980) y del pintor Jesús Reyes Ferreira por iniciativa de Mario Pani Darqui, quien requería presentar un proyecto integral al presidente Miguel Alemán Valdés. El proyecto fue originalmente planeado para estar compuesto por siete torres, con la más alta alcanzando los 200 metros, pero una reducción del presupuesto obligó a rediseñar el conjunto a sólo cinco torres, con la mayor midiendo 52 metros y la menor 30 metros. Tres fueron erigidas en una plazoleta asentada en una loma de la antigua Hacienda del Pirul.

Actualmente su entorno visual y su integridad como obra mundialmente reconocida está en peligro por el paso del Viaducto Bicentenario en uno de sus costados.

Basílica de los Remedios

Se inició su construcción en 1574 y alberga una imagen de la Virgen de los  Remedios que data del siglo XVI de 27 centímetros de alto, hecha en talla estofada policromada. Su rostro fue restaurado posteriormente y la peana con la referencia apocalíptica de la luna es de 1810.

El templo es de planta de cruz latina y ha sido modificado significativamente, pero en su interior se conserva el Camerín de la Virgen, ricamente decorado al estilo barroco en 1692.

Dentro del conjunto de la basílica, hay un atrio amurallado construido en 1972 y una capilla abierta en forma de anfiteatro con gradería que preside una escultura monumental de San Miguel Arcángel obra de Federico Mosqueda, hecho en 1950; así como las esculturas del Sagrado Corazón de Jesús de Isaías Cervantes y el Monumento a la Corona de Cristo Rey.

En el claustro del templo se encuentra una importante colección de ex-votos.

Zona Arqueológica “El Conde”

Fue descubierta en 1907 por el arqueólogo Manuel Gamio y fue construida en el periodo Posclásico.

El Conde conserva este nombre desde el siglo XIX, debido a que en la parte alta de la colina vivía un tal Manuel Conde, por lo que se le conocía al lugar como el “Cerrito del Conde”.

La Zona Arqueológica comprende una plataforma rectangular, donde en la época prehispánica se encontraba un tecpan o palacio de la nobleza.

Al parecer la estructura corresponde a la fase Azteca III

El tecpan era uno de los edificios más importantes de cada comunidad, pues en él residía la nobleza.

También en ellos se realizaban actividades administrativas y reuniones de los consejos locales, en las que se tomaban decisiones políticas.

Cerro de Moctezuma

Fue declarado zona arqueológica en 1992 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Alberga en su cima un basamento mexica, asociado a la adoración del dios Tláloc.

Se han hallado diversos elementos arqueoastronómicos.

Parque Naucalli

El Parque Naucalli se encuentra ubicado al norponiente de la Ciudad de México, al sur de Ciudad Satélite, en el municipio de Naucalpan de Juárez. Considerado como uno de los parques más importantes de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Originalmente fue un ejido denominado Ejido de Oro, el cual fue expropiado en el año de 1975 por peticiones de la sociedad civil, tratando de evitar la construcción de una área habitacional que aumentaría los problemas de urbanidad ya existentes en el área.

En 1977 se inicia la reforestación de la zona, inaugurándose como parque en 1982. Desde entonces es un sitio muy frecuentado por los habitantes de la zona durante los fines de semana. Inicialmente funciona bajo la administración estatal, y desde el año de 1994 bajo la administración municipal.

Es en el año de 1996 que se crea un diseño de programas específicos en el área ecológica, deportiva, recreativa y cultural, y a partir de entonces empieza a tomar el lugar que ocupa actualmente, como el área de esparcimiento y cultural más importante del valle de México.

En su interior se encuentra el Foro Felipe Villanueva, la galería y teatro Él Ágora, así como espacios donde se imparten talleres.

Es una reserva ecológica ya que es considerado como una de las pocas áreas verdes al norte de la ciudad. Tiene tres accesos principales que son: Periférico Norte, Av. Lomas Verdes y Boulevard Santa Cruz.

Parque Nacional de Los Remedios

Con 100 hectáreas y considerada dentro de las 11 áreas naturales protegidas del valle de México, el parque nacional de Los Remedios, esta zona que constituye además un lugar de interés, en lo que se refiere especialmente a la obra arquitectónica del acueducto y templo colonial, constituyendo así un bello sitio de atractivo para el turismo en general.

 

Deja un comentario