Las Chinas Oxaqueñas de doña Casilda abrieron la tradicional Guelaguetza

Las Chinas Oxaqueñas de doña Casilda abrieron la tradicional Guelaguetza

Integrantes de 19 delegaciones mostraron con sus bailes las costumbres de la entidad

La danza de la pluma, que aborda la Conquista, una de las más esperadas por el público

Jorge A. Pérez Alfonso

La Jornada

Con el baile de la delegación de las Chinas Oaxaqueñas de doña Casilda dio inicio la primera edición de las fiestas de la Guelaguetza en la capital de la entidad. La jornada estuvo encabezada por la diosa Centéotl (del maíz), Índira Jarquín Vásquez, quien es parte de ese grupo.

Las chinas de doña Casilda en esta ocasión dejaron de lado sus tradicionales canastas y marmotas, para únicamente dar un par de vueltas a la rotonda de las azucenas, portando carrizos adornados con flores de papel de china, tras lo cual cedieron el escenario a los representantes de Santa María Tlahuitoltepec, que lucieron sus tradicionales huipiles, cuyos diseños fueron plagiados recientemente por Isabel Marant.

La fiesta continuó con la delegación de San Jerónimo Tecoátl, que bailó El recibimiento tecoalteco. Posteriormente aparecieron en el escenario los representantes de San Melchor Betaza, que con su interpretación de Sones y jarabes de Betaza lograron levantar un poco el ánimo de los asistentes, muchos de los cuales buscaban sus lugares, mientras otros querían ocupar la zona gratuita, ubicada en el palco D, que se llenó totalmente hasta pasadas las 12 horas (dos después de que comenzó la Guelaguetza).

Fiesta titular Martes Zaá

Luego fue el turno de los istmeños de San Blas Atempa, que presentaron Fiesta titular Martes Zaá. Las mujeres lucieron sus trajes tradicionales de fondo negro, con encaje blanco y bordados de flores de colores, que destacaban la belleza de las bailarinas, que llevaban una jícara de colores con banderas de papel picado.

Siguieron las integrantes de la delegación de Tlaxiaco, que llevaron al escenario la tradicional Canción Mixteca. Como es costumbre, los presentes levantaron su sombrero y corearon la pieza, excepto el gobernador Gabino Cué, quien disfrutaba de un café.

Llegó el momento de uno de los bailes más esperados: La danza de la pluma, presentada por la delegación de San Bartolo Coyotepec, baile que aborda la historia de la Conquista de México. La coreografía lo encabeza Moctezuma, con su penacho de más de ocho kilogramos. Siguieron Santo Domingo Tehuantepec, San Sebastián Tutla y Santiago Jamiltepec.

Posteriormente, aparecieron en el foro las representantes de San Juan Bautista Tuxtepec, con Flor de piña. Consiguieron encender a un público, cuya fascinación es el momento en que los participantes dan su guelaguetza (arrojan diversos obsequios, entre alimentos y artesanías).

Los rápidos movimientos de las bellas tuxtepecanas recibieron los cálidos aplausos del público, integrado por visitantes nacionales y extranjeros.

A Tuxtepec siguió Santos Reyes Nopala y San Miguel Villa Sola de Vega. Las Chinas Oaxaqueñas cerraron con el Jarabe del Valle.

La popular

Por otra parte, en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca, los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación realizaron su ya tradicional Guelaguetza popular, que se inició en 2007. Ese recinto será la casa del equipo de futbol profesional, Alebrijes de Oaxaca, en la división de ascenso.

La jornada reunió a miles de personas, que acudieron sin pagar un solo peso. Se presentarpn representantes de 19 delegaciones, las cuales mostraron las tradiciones de cada una de las ocho regiones de la entidad. Al comienzo de cada baile, tomaban el micrófono para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos en septiembre de 2014, así como la salida de la Gendarmería del estado.

Deja un comentario