Murió Antonio Chedraoui

Murió Antonio Chedraoui

Ciudad de México.  

La Jornada

La Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía informó que Antonio Chedraoui, arzobispo metropolitano para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe de dicho credo, falleció en la madrugada de hoy a causa de una complicación pulmonar.

El jerarca nació en la ciudad de Trípoli, Líbano, el 17 de enero de 1932. Realizó sus estudios, hasta el Bachillerato en Líbano; y posteriormente, en la Universidad de Atenas, Grecia, los de Licenciatura en Teología y Filosofía.

El 20 de julio de 1952, fue ordenado diácono; y el 29 de agosto de 1958 recibió la orden del sacerdocio, siendo nombrado Archimandrita (monseñor).

Las exequias se realizarán en la Catedral de la Iglesia Ortodoxa San Pedro y San Pablo en el Fraccionamiento Bosque Real en Huixquilucan, wstado de México.

El 5 de junio de 1966, fue consagrado obispo, recibiendo el nombramiento de Vicario Patriarcal para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe.

Entre los diversos puestos que ha ocupado, se encuentran haber sido: secretario particular del arzobispo de Trípoli y presidente del juzgado espiritual, desde 1957 hasta 1959. Fue superior de un monasterio y secretario particular del Patriarca de 1959 a 1962. Publicó una revista religiosa de 1962 hasta 1966 y, al mismo tiempo, fue Vicario General del Arzobispado de Monte Líbano y Presidente del Juzgado Espiritual.

Ha tenido relaciones con la mayoría de los presidentes de la República del Líbano desde 1950 hasta la fecha. Y se ha entrevistado con diversos jefes de Estado, como los Reyes de Grecia, Pablo y Federica, y los presidentes de Venezuela, Argentina, Brasil y Chile.

La Iglesia señala que se le ha considerado como uno de los líderes más destacados de la Colonia Libanesa en México y de las demás colonia árabes y añade que contó con la amistad de varios presidentes del país, desde Gustavo Díaz Ordaz hasta el ex mandatario, Vicente Fox Quesada; además de tener cercanía con diversos secretarios de Estado y ser amigo de líderes religiosos de diversas Iglesias, entre ellos el cardenal Norberto Rivera, así como también de los líderes políticos mexicanos y de la iniciativa privada.

Se le otorgó la nacionalidad mexicana el día 4 de octubre de 1994.

El día 12 de junio del año 1996, el Santo Sínodo del Patriarcado de Antioquía elevó el obispado de México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe a la categoría de arzobispado, y lo nombró como arzobispo metropolitano de la citada arquidiócesis; cargo que ocupaba actualmente.

Deja un comentario