Muere el poeta y filósofo Ramón Xirau

Muere el poeta y filósofo Ramón Xirau

Dpa

la Redacción

Ramón Xirau perteneció a la generación de exiliados españoles que enriquecieron la cultura de México.

Ciudad de México.

El filósofo, poeta y editor español Ramón Xirau, que llegó exiliado a México con sus padres en 1939 y radicó en ese país, murió a los 93 años, anunció hoy la secretaria de Cultura, María Cristina García.

“Admirable hombre de letras, intelectual imprescindible; Ramón Xirau nos deja su legado como poeta, ensayista y filósofo”, señaló García.

Nacido en Barcelona el 20 de enero de 1924, Xirau era miembro de El Colegio Nacional, una de las instituciones culturales más importantes de México, y profesor emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). No se detallaron las causas de la muerte.

Ramón Xirau fue “un poeta que escribe versos en catalán y ensayos de reflexión filosófica en español”, en palabras de Javier Aranda Luna.

Xirau, que adoptó la nacionalidad mexicana en 1955, estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y realizó estudios en La Sorbona de París. Publicó más de 40 obras de filosofía, poesía y ensayo, entre ellas Introducción a la historia de la filosofía, Mito y Poesía y Genio y figura de Sor Juana Inés de la Cruz.

Perteneció a la generación de exiliados españoles que enriquecieron la cultura de México. Llegó con su familia huyendo de la Guerra Civil española y aquí se convirtió en discípulo de José Gaos y Raimundo Lida. Desde entonces no dejó la academia.

“Xirau fue uno de los estudiosos más prolijos de la poesía mexicana, y sus exámenes de la obra de Octavio Paz y Xavier Villaurrutia, sobre todo, son indispensables para entender no sólo a estos poetas, sino a toda una corriente del pensamiento nacional”, indicó El Colegio Nacional. “Como filósofo, es igualmente un crítico y un divulgador que ha contribuido al esclarecimiento de las escuelas contemporáneas”.

En 2009 recibió la Medalla Bellas Artes de México como parte de un homenaje por sus 85 años.

En entrevista con La Jornada, en 2007, el poeta y filósofo explicó que “a veces en la poesía, hay o puede haber una división intuitiva del mundo, que no se puede demostrar, a diferencia de la filosofía, en la que se trata de argumentar, de demostrar las cosas, lo cual no siempre funciona”.

En la poesía “no se discute nada, la poesía se da, muestra; uno no necesariamente tiene que estar muy consciente, el asunto es como más intuitivo. Uno, por ejemplo, puede estar dormido y tener una idea de un ritmo y éste se puede convertir en palabras.

Deja un comentario