Margo Glantz, quien recibió el Premio Alfonso Reyes, dictó una conferencia magistral sobre Juan Rulfo

Margo Glantz, quien recibió el Premio Alfonso Reyes, dictó una conferencia magistral sobre Juan Rulfo

¿Por qué nadie nos conoce como los hijos de Pedro Páramo?

Quizá tuvo más descendientes que la Malinche, consideró la escritora y académica de la UNAM

Merry MacMasters

 La Jornada

La escritora, académica, periodista y crítica literaria Margo Glantz recibió el Premio Alfonso Reyes 2017, otorgado por El Colegio de México, la noche del miércoles de manos de Sergio Ghigliazza García, presidente de la Asamblea General Fondo Patrimonial en Beneficio de El Colegio de México (Fundación Colmex), y Silvia Giorguli Saucedo, presidenta de la institución.

Profesora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Glantz dictó una conferencia magistral sobre Juan Rulfo, cuyo centenario natal se conmemora este año, enfocado en Los hijos de Pedro Páramo.

Dijo que Octavio Paz se preocupó por insertarnos en una genealogía. Gracias a él somos los hijos de la Malinche, hijos simbólicos y colectivos, hijos anónimos, jamás parecidos a los verdaderos hijos históricos, los mestizos Martín Cortés y María Jaramillo.

Alguna vez la galardonada se preocupó por saber “si la Malinche había dejado también y circulando por el mundo hijas putativas. Y encontré que las había y que esas hijas practican un oficio, se trataba por lo menos de tres narradoras, Elena Garro en sus cuentos de ‘Las mañanas de colores’ y especialmente ‘La culpa es de los tlaxcaltecas, Rosario Castellanos con Balún Canán y Elena Poniatowska en La Flor de Lis y sobre todo en su papel de entrevistadora de Jesusa Palancares en Hasta no verte Jesus mío…’”

Es claro, continuó Glantz, que Pedro Páramo tuvo hijos, quizá mucho más que la Malinche. Y sin embargo nadie nos ha otorgado esa paternidad a los mexicanos, nadie nos conoce como los hijos de Pedro Páramo, aunque lo mereceríamos, y mucho menos nos conocen a quienes pudiéramos ser sus hijas.

Foto

Margo Glantz, primera mujer en ser reconocida con el Premio Alfonso Reyes que confiere El Colegio de México, en la sede de esa instituciónFoto Roberto García Ortiz

Al releer por centésima vez Pedro Páramo, Glantz comparó el libro publicado con las distintas versiones que Rulfo dejó en sus Cuadernos. “Advierto de inmediato una curiosa por no decir perversa relación con la paternidad, una paternidad colectiva confusa y en general anónima, muchas veces incestuosa, pero históricamente evidente durante el porfiriato, porque Comala además de estar llena de ‘Ruidos. Voces. Rumores: Canciones lejanas’ (páginas 58), está poblada por varios de los hijos bastardos de Pedro Páramo, de los cuales sólo sabemos que, a pesar de ser sus hijos, como explica el arriero Abundio, él mismo uno de ellos, sus madres los han malparido sobre un petate”.

¿Pero tuvo hijas Pedro Páramo?, pregunta a la que Glantz contestó: Pedro Páramo no dejó hijas o por lo menos hijas que llevaran su nombre, pero sin quererlo ni buscarlo, Juan Preciado es, en la novela, el único padre-madre de una hija estéril, deshijada.

En su laudatio, Rafael Olea Franco, director del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios del Colmex, se refirió a la vasta y diversa obra de Glantz que transita con soltura entre diversos géneros literarios. Quizá podría decirse, de modo sintético, que muchos de los temas que trata en su obra alcanzan una lograda amalgama entre la escritura ficcional y el ensayo. Sería imposible discernir dónde acaba cada uno de estos discursos, o bien tratar de delimitar disciplinas, porque en la veta ensayística, lo mismo se habla de literatura que de música.

El Premio Alfonso Reyes fue creado en 2010 para celebrar los 70 años del Colmex. Margo Glantz es la quinta persona reconocida y la primera mujer en recibir ese galardón.

Deja un comentario