Primer latinoamericano que ingresa al Salón de la Fama de la Sociedad de la Artes Percusivas de EU

Primer latinoamericano que ingresa al Salón de la Fama de la Sociedad de la Artes Percusivas de EU

Nandayapa, eminente compositor que contribuyó al avance de la marimba

A ti que tocas todo, nunca toques la puerta del olvido, le dijo Agustín Lara al arreglista

La Jornada

En la década de los años 60 del siglo pasado, después de horas de grabación, el compositor Agustín Lara le dijo al marimbista, director y arreglista Zeferino Nandayapa: A ti que tocas todo, nunca toques la puerta del olvido…

A casi siete años de su fallecimiento y como él lo hubiera querido, con el melodioso sonar de su marimba, se le festejó por su reciente ingreso al Salón de la Fama de la Sociedad de las Artes Percusivas (PAS, por sus siglas en inglés), con sede en Indianápolis, Estados Unidos.

En el Museo de Arte Popular, la noche del martes, se recordó el legado del fundador de la Marimba Nandayapa por su contribución al avance de este instrumento, la eminencia y la erudición de sus composiciones que lo han distinguido entre sus contemporáneos, así como su influencia entre los profesionales de la percusión.

Zeferino Nandayapa (1931-2010) vivía muy feliz con su música y nunca buscaba reconocimientos, pero, eso sí los recibía con mucho gusto, orgullo y una gran sonrisa, como cuando le avisaron que había recibido el Premio Nacional de Ciencias y Artes durante una gira por Japón, recordó Javier Nandayapa, hijo del músico.

Junto a otros grandes

Nacido en Chiapa de Corzo, Nandayapa, único marimbista latinoamericano y el primer mexicano en ingresar a este salón –al ser reconocido junto a artistas como Tito Puente, Ringo Starr o Keiko Abe– comenzó con su pasión vitalicia a los siete años de edad con el grupo Los Muchachitos y en la adolescencia viajó a Ciudad de México para estudiar dirección de orquesta en el Conservatorio Nacional de Música.

Cuatro años después fundó la Marimba Nandayapa, con la cual llevó este instrumento al ámbito de la música de concierto y su conocimiento académico le permitió descubrir que podía tocar obras escritas para orquesta, piano y cuerdas; además, transcribió para el instrumento varias obras selectas.

Con el ingreso de Zeferino Nandayapa al salón de la fama se reconoce a las tradiciones del sur de México y Centroamérica, donde la marimba es un instrumento nacional; además, es el primer laureado en este rubro, ahí radica la importancia de la distinción, expresó Javier, uno de los tres hijos del compositor, quien junto con Óscar y Norberto Nandayapa, así como los músicos Sandra Moreno y Eduardo Hernández Feliciano, integran el quinteto tradicional.

Aún más relevante, prosiguió, “es que mi padre sigue recibiendo reconocimientos y éste estaba pendiente, porque tardó 20 años en concretarse y, ahora, nos impulsa a seguir adelante a 61 años de haberse fundado esta agrupación, para continuar con la tarea de promover el legado de Zeferino, sus composiciones, arreglos para marimba y enseñanzas.

Gracias al reconocimiento la música y la marimba traspasan los muros y las barreras políticas, sociales y económicas actuales, generando alegría y unidad, refirió Javier, quien junto con la agrupación grabó la banda sonora de la película animada Coco.

Ahora, reiteró, la distinción que se buscó durante dos décadas para Nandayapa llega en una coyuntura desfavorable hacia los latinos, como parte del endurecimiento de la política migratoria del presidente estadunidense, Donald Trump, lo cual no fue impedimento para que el 9 de noviembre el comité del PAS votara en favor de su ingreso al Salón de la Fama.

Deja un comentario