Eugenia León lanza un disco que provocará romper tabúes

Eugenia León lanza un disco que provocará romper tabúes

En Una rosa encendida, la intérprete busca un mayor entendimiento con sus nuevos escuchas

Incluye temas de Julieta Venegas, Kevin Johanssen y Gepe

Sus seguidores de siempre se sorprenderán al escucharlo, por lo que invito a que sean inclusivos, dijo a La Jornada

Ernesto Márquez

La Jornada

La Jornada

Eugenia León es una de las pocas figuras indiscutibles de la canción actual. Nadie –ni público, ni críticos, incluso ni los y las cantantes que pueden ser sus competidores en un momento determinado– cuestiona que es una de las grandes voces de nuestro tiempo.

Es lo que busca demostrar en cada trabajo discográfico que realiza, así como en cada presentación, tal como hizo anoche en el teatro Metropólitan, cuando dio a conocer Una rosa encendida, su producción musical más reciente.

En esta grabación, que realizó con el sello Sony Music, Eugenia León logró pergeñar un compendio de canciones de autores jóvenes con arreglos musicales de aire pop. Trabajo con el que pretende acercarse a ese público joven y marchosillo que gusta de la buena canción.

Con este disco, que apenas tiene un mes de haber salido al mercado, me doy la oportunidad de vislumbrar otros horizontes, de transitar por otros espacios, de encontrar otra forma de abordar la canción para un mayor entendimiento con mis nuevos escuchas, dice Eugenia en entrevista con La Jornada.

Motivada por la juventud

La charla se desarrolla en su casa, en el sur de la Ciudad de México, momentos antes de su presentación en el Metropólitan.

Es de día; la luz solar que irrumpe en la sala a través de un amplio ventanal que da al jardín ilumina su rostro. La expresión es relajada, al igual que su actitud. Bebe de una taza un té aromático y dice: “He descubierto que son muchos los jóvenes que me siguen; eso me ha motivado a buscar otros temas, otro lenguaje, otras melodías, maneras de acompañamiento que me lleven a cantar canciones de estos tiempos.

Se trata de un trabajo colectivo en el que han intervenido muchas personas talentosas, principalmente un puñado de jóvenes compositores que deseo sean descubiertos porque tienen su propia forma de cantar, de versificar, de narrar el mundo actual, de resignificar la expresión urbana y la música pop.

Natalia Lafourcade, Julieta Venegas, Josean Log, Esteman, Kevin Johansen, Álex Cuba, Pablo López o Gepe, son los autores a los que se refiere Eugenia León. Muy conocidos entre la juventud, pero quizá no tanto entre sus seguidores de siempre. Por lo que este álbum será una suerte de puente generacional y una provocación a romper tabúes.

Eugenia León está muy animada con este nuevo proyecto; ante la pregunta de si no representa un riesgo abordar este trabajo, porque tiene un público acostumbrado a otras temáticas, responde que el riesgo existe siempre, porque nunca se sabe la repuesta del otro. “Pude haber hurgado en nuestro cancionero, que siempre es inagotable, pero quería plantear algo distinto. Quería visitar esa parte que no había cantado. Retomar el discurso de jóvenes cantautores, como cuando hice Mar adentro con Jaime López, Memo Briseño, David Haro, Pepe Elorza… Romper prejuicios. Volver a ese sentimiento, a esa parte de mí.

“El riesgo siempre ha existido. He vivido siempre en riesgo, de equivocarme o de creer que lo hago todo bien. A veces uno se va con la idea de que lo hace todo bien y es muy consecuente consigo mismo. Pero, como siempre, estamos al borde de no serlo; ahí el riesgo.

“Tengo la necesidad de estar muy atenta y de oír mis voces interiores por las que me oriento, aunque ya tenga oficio debo saber hacia donde ir. Uno debe tener una norma y saber hasta qué punto se concede la oportunidad de aprender de las experiencias, para arriesgar después. Todo esto, a partir de una serie de necesidades expresivas, que es lo que se da en este trabajo.

Aceptar y considerar

“Sé que mucha gente se sorprenderá al escuchar estas canciones, por lo que invito a que sean más inclusivos. Hablamos de aceptar y considerar. En estas canciones se habla de cosas más internas de cómo se siente, por ejemplo, el miedo, el extraño, la levedad, el amor, el otro, el ser.

“Este no es un paquete de canciones más, sino una serie de emociones que se van madurando según se expresan, que se vuelven más reales, más profundas según se escuchen, que tienen que ver con lo humano, con el tipo de persona que se es.

“El disco se llama Una rosa encendida, porque tiene que ver con el corazón, la esperanza, la vida, el ser, la intensidad, el florecimiento de muchas cosas: pensamientos, ideales, aspiraciones o estados de ánimo concordantes con estos días.”

Dice Eugenia León que el proceso de selección se dio escuchando a estos jóvenes autores a quienes fue topándose en el camino o que acudieron a ella para compartir sus experiencias.

“Fue un lindo proceso, en el que me encontré con una diversidad de ideas y sensaciones que me subyugaron. Porque en mi trabajo, en lo que hago, en lo que canto o comparto, si no hay una pasión simplemente, no funciono. Me gusta cantar lo que canto, me gusta compartir lo que comparto en las redes. Me gustó y me fascinó hacer este disco.

Estoy muy complacida porque en él disco cabemos todos, los de mi edad y los más jóvenes.

Deja un comentario