Del laboratorio a los Oscar

Del laboratorio a los Oscar

JAVIER ARROYO

El País

Youtube no es territorio exclusivo de influencers o directores de cortos aficionados. También es terreno de catedráticos e investigadores. Es el caso de Javier Alba-Tercedor, catedrático de Zoología de la Universidad de Granada (UGR) y especialista en microtomografía, con canal propio de Youtube. Y catedrático o influencer, Youtube expande tu público potencial. En el caso del investigador -que a día de hoy cuenta con algo menos de 400 suscriptores a su canal- su espacio  le sirve para mostrar pequeños clips de sus microtomografías, una técnica que permite descubrir, gracias a imágenes detalladas, secretos de la anatomía de los insectos.Y esos clips lo han llevado a Hollywood. No a él, personalmente, pero sí algunos de sus insectos, concretamente escarabajos, comparten espacio en pantalla juno a Harrison Ford, Ryan Gosling o Robin Wright en Blade Runner 2049.

“Siguieron todas mis indicaciones y el resultado es de un respeto científico absoluto”, afirma Alba Tercedor

Hace ahora algo más de un año, en enero de 2017, Alba-Tercedor recibió una llamada misteriosa desde Canadá. “Habían visto mis trabajos en mi canal de Youtube y, además de decirme que les gustaba mucho, me pidieron que les escaneara unos insectos”, cuenta el investigador. En ese punto, Alba-Tercedor no tenía claro el destino de sus microtomografías. Hasta siete escarabajos entraron en el microtomógrafo del laboratorio del catedrático. Obtuvo 3.000 imágenes de cada uno de ellos que “muestran hasta cada uno de los pelos o de las facetas de los ojos de los insectos”. Entre las especies escaneadas, la mayor parte de los ejemplares utilizados luego en la película -a estas alturas el investigador no sabía aún cuál- eran especies tropicales de la familia Cerambícidae (Longicornios), llegadas a Granada desde las oficinas en París de la productora canadiense BUF. A las especies foráneas hubo de añadir una llegada desde mucho más cerca, el Parque de las Ciencias de Granada. Javier Pérez López, biólogo e investigador del museo, puso a disposición de la película una especie de escarabajo de la familia tenebriónidos (Zoophobasmorio), cuyas larvas se usan como alimento vivo para criar en cautividad diferentes animales.

El trabajo de varias semanas de escaneo a alta resolución llegó a Canadá poco después del encargo. “En abril”, cuenta Alba-Tercedor, “les pido ya más información del trabajo y les pido ver el resultado final”. Antes firmó un extenso documento de confidencialidad… y luego otro. Finalmente, en abril le enseñaron el “draft” (borrador, en español). “Lo que para ellos era un draft era un trabajo espectacular. Habían reconstruido volumétricamente cada uno de los órganos de los animales y le había dado vida”. Habían convertido las 3.000 imágenes de cada insecto en escarabajos animados. “El trabajo era perfecto, o casi. Apenas algún error como en el caso de una especie a la que ellos le movían la antena y en la realidad eso no ocurre”. Y le hicieron caso. “El resultado es realmente certero. Siguieron todas mis indicaciones y el resultado es de un respeto científico absoluto”, concluye. Finalmente, la productora informó a Alba-Tercedor del destino último de las animaciones basadas en su trabajo: Blade Runner 2049. El investigador reconoce que no sabía de qué le estaban hablando. Pero allí estaba su hijo. “La continuación de una película de culto, como la Guerra de las Galaxias”, explica por si el interlocutor tampoco lo sabe.

 Imagen del Insecto que figura en ‘Blade Runner 2049’ a partir de la reconstrucción volumétrica realizada por Javier Alba-Tercedor.

Imagen del Insecto que figura en ‘Blade Runner 2049’ a partir de la reconstrucción volumétrica realizada por Javier Alba-Tercedor.

Pero lo que más asombra a este catedrático de la UGR “es la profesionalidad de esta gente. El esfuerzo, la exactitud y la cantidad de horas dedicadas a unas escenas que apenas suponen 15 o 20 segundos en una película de dos horas largas que se estrenó en octubre de 2017. Tampoco hay que preocuparse de que nadie haya perdido dinero. La película costó algo más de 150 millones de dólares y ha recuperado en taquilla alrededor de 200. No es el éxito del siglo pero los productores han recuperado su inversión. La película, además, opta a los Oscars 2018 en la categoría de efectos visuales.

Para la productora BUF, “la microtomografía representa una herramienta muy valiosa y precisa para ayudar a la reconstrucción y producción de animaciones”

“Nunca pensé que las habilidades adquiridas durante mi carrera como investigador iban a resultar útiles a la industria del cine” cuenta Alba Tercedor, volcado también en la difusión de la ciencia y con numerosos premios por su investigación y por la divulgación que hace de ella. Sin embargo, en sentido inverso, su trabajo en el cine sí le será útil en su carrera como investigador. En unos meses, en el Congreso Internacional de Microtomografía en Gante (Bruselas) presentará una ponencia sobre su nueva relación con el cine y la utilidad de la microtomografía en la animación.

Según los responsables de BUF, “los increíbles resultados que se pueden ver en la película Blade Runner 2049 demuestran que la microtomografía representa una herramienta muy valiosa y precisa para ayudar a la reconstrucción y producción de animaciones generadas por ordenador de pequeños animales con detalles estructurales microscópicos, como las especies de insectos usadas para esta película”. “Esta colaboración representa una simbiosis entre la técnica microtomográfica y la industria de efectos visuales. En definitiva, entre el mundo académico-científico y la industria del entretenimiento”, apuntan desde la compañía BUF.

Deja un comentario