Entrega del Bastón de Mando por los 68 Pueblos Mesoamericanos de México a AMLO “Hagamos alianza de lo mucho que tenemos en común y reconozcamos que todos necesitamos de todos”.

De parte de nuestros ancestros, aquellos hombre y mujeres que llegaron a este lugar a fundar este pueblo que hoy llamamos México.

Desde Käjp Tëjk, que significa “Casa del Pueblo” o en su versión castellana Ayutla Mixes, Oaxaca, donde gobiernan las mujeres; desde allá se mandó el bastón de mando hecho de cedro con la venia de los sacerdotes Mixes, también con la bendición matutina Mexica celebrada en una ceremonia a las 5 de la mañana en el Templo Mayor de la Gran Tenochtitlan, entre los templos de Huiztilopochtli y Tláloc, dualidad de representaciones del sol y del agua y que se abrieron como era su función original para ahumar y bendecir los cambios de ciclos.

Invocación a los Cuatro Puntos Cardinales de acuerdo a la Filosofía Mexica.

Hacia el Oriente “Tlahuiztlampa, Lugar del Amanecer, Vientos del Este, Casa de la Luz, con amor te saludamos e invocamos tu divina presencia, que la luz inunde nuestros corazones, que la oscuridad se disipe, que la luz del amor nos permita unirnos al concierto de la armonía cósmica. Ometéotl. Que así sea”.

Hacia donde se pone el sol: “Cihuatlampa, Vientos del Oeste, Casa de las Mujeres Guerreras, con amor te saludamos e invocamos tu divina presencia, que toda vida continúe en su proyecto evolutivo, que se rompan las limitaciones y experimentemos el sentido de libertad que fluye incansablemente. Ometéotl.”

Hacia el Norte, saludando a nuestros abuelos: “Mictlampa, Vientos del Norte, Casa de la Memoria, Lugar de los ancestros, con amor te saludamos e invocamos tu divina presencia, que podamos amar y comprender nuestros orígenes, que el sentido de hermandad reine en todo México. Ometéotl”.

“Huiztlampa, Viento del Sur, Casa de la Vida, Lugar de la Medicina, con amor te saludamos e invocamos tu divina presencia, que podamos amar y comprender todo aquello que llamamos vida, que la voluntad personal y colectiva nos permita construir un México de armonía aplicando siempre nuestro intento de ser perfectos. Ometéotl”.

“Tonantzin, Madrecita Tierra, tus hijos te saludan y te damos las gracias por los dones que recibimos producto de tu generosa fecundidad, ayúdanos a ser merecedores de todo cuanto produces y a repartir equitativamente entre todos mis hermanos para que nadie se quede sin alimento. Ometéotl”.

Hacia el Cielo: “Abuela Yoalticitl, Nuestra Abuela, Guardiana de la Noche, Médica Nocturna, Madre de los Dioses, Reina y Corazón del Cielo, concédenos el don del amor y de la alegría para que podamos disfrutar de todos los bienes que ofrece la existencia, ayúdanos también a conservar la auténtica pureza de nuestros actos, de nuestros pensamientos y de nuestras intenciones. Ometéotl”.

“Hagamos alianza de lo mucho que tenemos en común y reconozcamos que todos necesitamos de todos. Pongamos nuestra mente en terreno fértil para la sabiduría de los tiempos. Rescatemos las coincidencias y respetemos las diferencias. Ometéotl”.

Ya no seremos extranjeros en nuestra propia Tierra, ya no seremos una Civilización Negada, seremos México, el centro del mundo, el ombligo de la luna.

Deja un comentario