DERECHOS HUMANOS INFORMA…

TESTIGOS EVIDENCIAN QUE SE FABRICÓ EL
EXPEDIENTE DE LOS ME´PHAA PRESOS EN AYUTLA 

·  Comienza hoy ronda de testimonios y corroboran que los acusados son inocentes

·  Evidencian que hubo una actuación dolosa y mal intencionada de de la PGJE.

·  Se espera que pronto el juez dé la fecha para las próximas audiencias. 

Ayutla de los Libres, Guerrero, México a 9 de junio de 2008.-  Al rendir su declaración ante el Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en Ayutla, tres testigos de descargo, evidencian que fue fabricado el expediente que se integró en contra de los cinco indígenas me´phaa de El Camalote que están presos en Ayutla acusados por el asesinato de un informante del Ejército, ocurrido el 1 de enero de este año.

“Estas declaraciones corroboran que los inculpados son inocentes y que sí hubo una actuación dolosa y mal intencionada por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) al momento de armar la averiguación previa”, afirmó el asesor de los acusados y abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Vidulfo Rosales  Sierra.

Dijo que a pesar de que la sola declaración de estos tres testimonios es “precisa, clara y confirma que los cinco integrantes de la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM) no son culpables del crimen por el que se les acusa, nosotros vamos a seguir aportando todas las pruebas para acreditar con plenitud la defensa de los compañeros”.

Los tres testigos de descargo que ofreció la defensa de los acusados, acudieron hoy ante el juez Mixto de Primera Instancia radicado en Ayutla, Alfredo Sánchez Sánchez  y durante cuatro horas (de 10 de la mañana a 2 de la tarde) rindieron su declaración en la que dejaron claro que “son falsos” los señalamientos que son imputados a Orlando Manzanares Lorenzo, Natalio Ortega Cruz, Romualdo Santiago Enedina, Raúl Hernández Abundio y Manuel Cruz Victoriano, quien es uno de los 14 indígenas que fueron esterilizados de manera forzada por la Secretaría de Salud y era comisario cuando fue asesinado Alejandro Feliciano García.

Por ejemplo, en su declaración los testigos relataron que cuando el Ministerio Público del Fuero Común de Ayutla acudió a levantar el cuerpo de Alejandro Feliciano, el 4 de enero, a petición del entonces comisario, Manuel Cruz Victoriano, él preguntó si había alguien que sabía cómo ocurrió el crimen para tomar el testimonio en ese momento como prevé la ley, pero que la respuesta de todos fue negativa, incluyendo la de los familiares del occiso.

Agregaron que con esta contestación el MP manifestó que no había ya nada que hacer y citó a los parientes de Alejandro así como a Manuel Cruz Victoriano para que bajaran a Ayutla el lunes 7 de enero a firmar el acta de identificación del cadáver, no obstante, sólo bajo este último y ahí el MP le hizo saber que un día antes, el domingo 6, habían acudido los familiares de Alejandro a declarar.

Los testigos de descargo también dijeron que los parientes de Alejandro Feliciano fueron organizados y trasladados a Ayutla por los hermanos Romualdo e Isidro Remigio Cantú –a quienes la OPIM ha señalado como colaboradores del Ejército-, para fabricar las acusaciones en contra de los cinco me´phaa que están encarcelados. Agregaron que en la averiguación previa se omitieron una serie de acciones que hizo el ex comisario, Manuel Cruz para que el MP acudiera a la comunidad a levantar el cadáver.

En otro momento, los testigos de igual modo manifestaron ante el juez que cuatro de los cinco me´phaa presos que son señalados como autores intelectuales, estuvieron en la comunidad de Barranca de Guadalupe y no en El Camalote en una supuesta reunión en donde según sus acusadores, hablaron de la consolidación del supuesto plan de asesinar a Alejandro Feliciano.

Rosales Sierra sostuvo que las declaraciones de los tres testigos de descargo evidencian que la PGJE “preparó la historia y fabricó el expediente” en contra de los cinco integrantes de la OPIM como parte de esta política que hay en el gobierno para criminalizar la lucha de los pueblos indígena que se han organizado para exigir que se garanticen sus derechos colectivos.

Agregó que con esto “quedan desvanecidas las escasas pruebas que había reunido el MP y obviamente no se sostiene la acusación porque son tres testigos lo que están haciendo una declaración precisa y clara de que los detenidos no estuvieron en El Camalote y reafirman que tampoco Raúl Hernández Abundio es uno de los autores materiales del crimen”.

Dijo que se espera que la siguiente ronda de testimonios sea la próxima semana, aunque el encargado del juicio de los me´phaa ha hecho cambios sorpresivos en la programación de las audiencias.




Elena Cannie – Coordinadora del Area Internacional
Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan
Mina # 77, Colonia Centro, CP 41304
Tlapa de Comonfort, Guerrero – Mexico
Tel: (52) 757 476 12 20 – Cel:(045) 757 105 42 73 – Skype: elenacannie

Esta entrada fue publicada en Mundo.