Más hallazgos prehispanicos en el centro de Tula

 tolteca.jpgAMC10204.jpgParte1-33.jpg1997.005.101.jpgpoblamiento2.jpg

Restos de un niño prehispánico y otros vestigios arqueológicos en Tula

El descubrimiento se realizó durante las excavaciones realizadas para rehabilitar el drenaje sanitario y ductos de agua en el perímetro de la Plaza de la Constitución, de ese municipio.

Notimex

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron los restos de un infante de entre cinco y siete años de edad, junto con otros vestigios y entierros prehispánicos toltecas, en el Centro Histórico de Tula, Hidalgo.El descubrimiento se realizó durante las excavaciones hechas para la rehabilitación del drenaje sanitario y ductos de agua en el perímetro de la Plaza de la Constitución, de ese municipio.El infante se encontraba en posición de cúbito lateral derecho y aunque no poseía ofrenda, lo acompañaban fragmentos de cerámica, pertenecientes a la fase Tollan (900-1150 a. de C.).Se localizó a 20 centímetros de profundidad con respecto al adoquín retirado por los trabajadores, lo cual indica altas posibilidades de realizar nuevos descubrimientos.

Otra de las características que llamó la atención de los arqueólogos, fue el hecho de ser depositado en un altar construido con un muro de adobe y acabados de tepalcates superpuestos.

Esta técnica constructiva es particular de la cultura Tolteca, en la que también se utilizan lajas de tepetate superpuestas.

A lo largo de las excavaciones hechas, se han encontrado los restos de seis entierros humanos, de los cuales sólo uno presentó ofrenda, la cual se compone de tres vasijas completas, polícroma una de ellas, en la que se pueden observar elementos pintados de color rojo, negro y amarillo.Los arqueólogos Sergio Antonio Camarena y Juan Manuel Toxtle efectuaron el registro de los restos, los retiraron del lugar y, posteriormente, los trasladaron a la Zona Arqueológica de Tula, donde se les aplicarán técnicas de limpieza y conservación.

Se localizaron también, en una primera etapa, elementos arquitectónicos pertenecientes a la cultura Tolteca, a los cuales se les atribuye una antigüedad de mil 100 años.Posteriormente, durante los trabajos realizados en un tramo diferente del perímetro, surgieron nuevas evidencias de construcciones prehispánicas de la misma cultura, pero con una temporalidad que va de los 900 a los 1150 a. C.

Se cree que dichas estructuras pertenecieron a lo que fue un pequeño adoratorio.Actualmente las estructuras se encuentran protegidas y vigiladas por parte de trabajadores, a cargo de los arqueólogos responsables del rescate, con la finalidad de obtener la salvaguarda del patrimonio arqueológico en el lugar.También se han recuperado materiales cerámicos procedentes del período Postclásico Tardío (1200-1521 d. C.), en sus fases conocidas como Fuego y Palacio (1150-1350 d. C.) y Tesoro (1520 d. C.), los cuales arrojan datos relevantes sobre los procesos de reocupación y modificación de construcciones toltecas derivados de la llegada de grupos étnicos de tradiciones cerámicas diferentes. 

Deja un comentario