Racordar es reencontrarse con lo mismo o no?

Violencia en la familia

Maltrato infantil

Abuso sexual

Derechos de migrantes

Derechos indígenas    

 

Los primeros y principales abanderados de los

derechos humanos

José Félix Zavala

  

La sociedad misma debemos de crear entre nosotros, una cultura de respeto y tolerancia entre todos los habitantes de Querétaro para no permitir, que la Presidencia Municipal, la USEBEQ y el IMSS, sigan encabezando la lista de presuntas violaciones a nuestros derechos humanos y ciudadanos. 

De las más de 3000 quejas presentadas en los últimos doce meses a la C E D H la encabezan éstas instituciones. 

Es importante que el Consejo Consultivo y Presidente de la C E D H, den ejemplo de respaldo a la población y no tengan miedo al enfrentamiento con la autoridad a favor de los derechos humanos de los queretanos, esto pudiera ser la conclusión de una lectura crítica del primer informe rendido por Bernardo Romero Vázquez como el Ombudsman local. 

La columna “Código político” de este semanario en el número anterior, tiene un párrafo escalofriante, debido a las circunstancias políticas por las que atraviesa la entidad y la nación y a lo dicho en el primer informe de labores de Bernardo Romero, por lo que considero importante comentarlo, a raíz de mi experiencia poco grata, por cierto, con la CNDH, que ha mantenido a un ser muy querido para mí, postrado por negligencia médica administrativa, mas de dos años, en  flagrante violación a sus derechos humanos. Cito a Juan José Arreola de Dios en  un párrafo de la columna mencionada: 

“El proceso apuntaba –de selección del nuevo Presidente de la C E D H – a la consolidación de un importante avance en la conducción de la comisión, que sin embargo se ha llegado a empañar a raíz de voces provenientes del seno mismo de La Comisión, no muy acorde con una instancia defensora de los derechos humanos”.

 

Mientras por otro lado el Presidente Municipal de Querétaro, anuncia la creación de una Comisión Municipal de Derechos Humanos, cuando él mismo es uno de los implicados en el informe del nuevo presidente de la C E D H, que no cumple las recomendaciones o conciliaciones propuestas. 

La denuncia por parte de Bernardo Romero en su informe de que El Vigilante del edificio es la persona de dar la primera orientación a los quejosos, recayendo en el policía de turno, la doble función de vigilancia  y atención al público, en primera instancia, sin la debida capacitación y evidente descuido de su función primaria.

 

La denuncia también por parte del presidente de la C E D H, en su informe, de que el personal de dicha dependencia no laboraba los viernes por la tarde y el descuido en la atención a los quejosos los fines de semana.

 

Lo mismo la denuncia realizada, en el mencionado informe, donde los funcionarios o visitadores adjuntos, llevaban con discrecionalidad, la relación con la autoridad supuestamente responsable, sin la coordinación del Visitador General.

 

La información por parte del gobierno del estado de que los indios en Querétaro están debidamente atendidos, mientras los estudios realizados por la C E D H, en cuanto a justicia, salud y educación en estos grupos, se considera violatoria a sus derechos más elementales.

 

La información en el mencionado informe por la presidencia de esa institución, de que el Instituto del Seguro Social, La Presidencia Municipal y La USEBEQ, son los organismos gubernamentales más “acusados”, ante esa Comisión, por violación a sus derechos.

Asuntos, todos ellos,  de gran magnitud para la paz pública, tan cacareada por el gobierno, que deben poner en guardia a la sociedad, porque la autoridad no cumple en lo elemental sus funciones y por lo contrario, se está volviendo autoritaria y omisa.

 

Pareciera ser necesario volver a escuchar las palabras de la bula papal “Sublimis Deus”, emitida hace 500 años, donde se dice “que los indios son verdaderos hombres racionales, de la misma naturaleza y especie de nosotros”, esta vez aplicada a los ciudadanos queretanos.

 

“El hombre no tiene poder para sojuzgar a sus semejantes”. 

Al nuevo Consejo Consultivo de la C E D H, llega Margarita Magdaleno, bienvenida, pero sale Carlos Dorantes, craso error y permanece Leonel Valdés, espero no por compromiso político, permanece el Padre Malagón, cura de Santa Clara y entra el fraile Eulaio Ferrer.

 

Asunto, este de la formación del nuevo Consejo Consultivo, que lleva a reflexión y a suponer compromisos, aún con la iglesia católica,  ya que son dos los sacerdotes que integran dicho consejo y ningún ministro religioso de otras denominaciones.

 

Dice Bernardo Romero, en su informe al referirse a las recomendaciones emitidas por esa Comisión, en los últimos 12 meses y por cierto no acatadas por la autoridad: 

“Recomendación es la acción de invitar, sugerir, requerir, instar o pedir a una autoridad que haga o realice tal o cual cosa, para garantizar o restituir derechos humanos conculcados en casos específicos” 

“No son reproches, sino resoluciones basadas en una exhaustiva investigación, debemos observar que sean cumplidas en su totalidad, con la finalidad de que repare el daño causado” sigue diciendo en su informe Romero Vázquez. 

“La educación indígena en Querétaro, atraviesa por una desolada situación, donde el estado no ha tomado en cuenta la cultura, ni el involucramiento en la misma de los pueblos indios locales”, sigue diciendo.

 

 

La Comisión Nacional de derechos Humanos, no esta permitiendo a las comisiones estatales, la intervención, en asuntos de presuntas violaciones a los derechos humanos, de autoridades federales y no crea la C N D H, delegaciones de la misma en los estados, para atender a los quejosos, sobre todo en urgencias de salud en el IMSS entre otras prioridades. Al gran defensor de los derechos humanos Miguel Concha no se le ha invitado a ser parte del Consejo Consultivo de la C E D H, mucho menos al nuevo residente en Querétaro, Samuel Ruiz García. Pareciera que la ciudad de más desarrollo en el país como es la nuestra necesitara la vuelta de Bartolomé de las Casas, al dominico Montesinos o a Francisco de Vittoria, para intervenir a favor de una sociedad violentada en sus más elementales derechos, prueba de ello son los documentos emitidos durante el último año por parte de la C E D H e ignorados por la autoridad hasta el momento en referencia a los derechos de justicia, educación y salud de los indios queretanos.     

Deja un comentario