Nuevas sala en el Museo de Las Intervenciones

Abre nuevas salas el Museo Nacional de las Intervenciones

Notimex 
 

*Exponen en los nuevos espacios 21 piezas de arte sacro de los siglos XVI y XVII

Con la exhibición de 21 piezas de arte sacro de los siglos XVI y XVII, el ex convento de Churubusco, en la actualidad Museo Nacional de las Intervenciones, abrió dos nuevas salas: “Portería” y “Antesacristía”.

Raymundo Alba, jefe del área de educación comunicativa del recinto, aseguró que la exhibición constará de piezas que nunca antes habían sido mostradas al público debido a la falta de espacio.

Explicó que la apertura de ambas áreas forman parte de un proyecto de restauración general del museo.

“Son áreas que ahora quedarán integradas a la exposición permanente del recinto y que forman parte de las salas. Con esto se completa el ciclo del museo de sitio, que comprende el periodo novohispano”, aseguró.

Dejó en claro que a partir de hoy dichas piezas, mismas que se complementan con esculturas, grabados y objetos de los siglos XVIII, XIX y principios XX, forman parte de la colección permanente del museo.

“La idea es que el público se acerque a una exposición dinámica, activa y que conozca la historia del país a través de estas obras”, agregó el también curador del museo, quien agregó que dicho acervo del recinto comprende mil 200 piezas.

También se abrió el Claustro Bajo, el Huerto y el Almacén de Colecciones que alojará la historia del emblemático recinto.

Cabe destacar que tanto el Claustro Bajo, la Antesacristía y la Portería eran lugares públicos, ya que la vida de la comunidad se continuaba hasta el interior del propio convento.

Eso no ocurría en la Sala de Profundis, donde los moradores se reunían para llevar a cabo una parte de su vida religiosa y de gobierno interior.

En el caso del Huerto, añadió el investigador, se sembraban hortalizas y se cultivaban árboles frutales para la alimentación de los frailes o novicios; mientras que el aljibe era la fuente provisoria de agua potable para la comunidad.

Entre las obras resaltan dos cristos de pasta de caña del siglo XVI pertenecientes al Ex Convento. Asimismo, un cristo acéfalo del mismo siglo y técnica.

Sigue Abre nuevas salas… dos… técnica.

Así como la pintura “San Francisco orando en el desierto”, de Cristóbal de Villalpando, la escultura “San Joaquín” de un metro con 50 centímetros, la cual pertenece al siglo XVIII y está elaborada en madera, en tanto que su cuerpo está hecho en tela con papel colado; igual que una virgen atocha elaborada en madera policromada del siglo XVII.

De acuerdo con el investigador, dichas obras sirvieron para evangelizar y educar a los frailes que fueron formados en México durante ese periodo.

Por otra parte, en la barda perimetral del museo, se inauguró la exposición “El tratado de Guadalupe Hidalgo”.

Se trata de una exposición integrada por 11 carteles de gran formato que muestra la firma del tratado entre la guerra de México y los Estados Unidos en 1848, en donde México cedió casi la mitad de su territorio.

Minutos antes, en el Huerto, en el interior del museo, se llevó a cabo la Ceremonia Cívica conmemorativa al 161 aniversario de la Batalla de Churubusco (1847 -2008).

En el ex convento de Churubusco, hoy Museo Nacional de las Intervenciones, se exhibe una colección de litografías, banderas, armas, muebles y accesorios civiles y militares, además de algunas reproducciones tanto del Instituto Nacional de Antropología e Historia como de otras colecciones.

Se trata de un sitio con un valor cultural importante en el que se reúnen más de 500 años de la Historia Nacional

Esta entrada fue publicada en Mundo.