Zamora , la ciudad de “Los Chongos”

zam_zamora_santuario_gpe2093.jpg504592891mKhaQo_ph.jpgdsc000094yc.jpgzamora40796354132b48c3fah8.jpgINFO_zamora.jpgwww-2006-2007_clip_image008.jpgpatzcuaro3sf.jpg

Para la elaboración de los chongos zamoranos, a la leche se le agregan pastillas de cuajo, azucar y canela, el plato resultante consiste en glomérulos suaves de leche en almíbar dando un exquisito sabor y consistencia, actualmente han surgido variaciones, y se les pueden añadir colores, licores y frutas secas. Comenzó a elaborarse de manera industrial hacia 1934 por la Sra. Maria Luisa Verduzco Vaca en su fabrica de Chongos y Dulces “La Regional“, continuandose después por varios empresarios como Rafael Vaca Herrera. 

La ciudad de Zamora se encuentra conurbada con la localidad de Jacona . Asentada en un valle muy fértil, tradicionalmente ha sido el centro de una zona agrícola muy importante.

Su localización geográfica ha permitido también que la ciudad se caracterice por ser un enlace comercial y económico muy importante entre la zona de la Meseta purépecha, Morelia,  Sahuayo y  Guadalajara.

Por su historia y composición social, Zamora es también un centro cultural relevante, al contar con el

Centro Regional de las Artes de Michoacan,

El Colegio de Michoacán

El Teatro de la Ciudad.

 

La Villa de Zamora se fundó en 1574 por orden del Virrey Martín Enríquez de Almanza, con pobladores españoles procedentes de Zamora, España, en el jardin que actualmente se le conoce como Plaza de la Fundación, aunque en años anteriores el Virrey de Mendoza, había establecido en ella un fuerte para partir a la conquista del norte de Mexico.

Durante el virreinato la villa tuvo gran importancia, debido a que era el centro agrícola del occidente de México, y que proveía de alimentos a las ciudades mineras como Guanajuato, San Luis Potosí, Taxco, entre otras.

El cura Miguel Hidalgo, el padre de la patria, le dio el título de Ciudad durante la Independencia, en su paso hacia Guadalajara, el 21 de noviembre de 1810.

La ciudad de Zamora se ubica en un valle que antiguamente era denominado Tziróndaro, cuya etimología proviene de una palabra purépecha que significa “lugar de ciénegas”.

El nombre de Zamora proviene de la ciudad homónima de la península ibérica, en razón que la mayoría de sus primeros pobladores hispánicos provenían de esa región castellana. La etimilogía del nombre nos remite al latín civitas murata, o “ciudad amurallada”, por estar rodeada de cerros, como del vocablo árabe Zamarat, que significa esmeralda, y hace referencia a la fertilidad y verdor del valle castellano. En el caso de la Zamora mexicana, estas cualidades se repiten por ser un valle fértil rodeado de montañas y cruzado por dos ríos.

A partir de 1953, y como un homenaje a Miguel Hidalgo y Costilla, quien pasó por la ciudad y estuvo ahí una tarde, fue denominada Zamora de Hidalgo. Los principales lugares  para visitar en los alrededores son el lago de Camecuaro y el geiser de Ixtlan, los dos ubicados a unos 15 minutos de Zamora, el primero en Tangancicuaro y el segundo en Ixtlan de los Hervores. 

Deja un comentario