Reaparecen Mafalda y Quino

Mafalda ofrece las ilusiones que nadie transmite hoy: Quino

Quino presentó una nueva edición de su “Mafalda inédita”, que recoge tiras omitidas en sus otros libros.

Foto: AP

Organización Editorial Mexicana

AP y DPA

Inflexible en su decisión de no hacerla más, el dibujante argentino Joaquín Lavado, conocido como Quino, considera que Mafalda se mantiene viva por las ilusiones que aún transmite en un mundo que hoy parece haberlas perdido.

De visita en esta ciudad para presentar una nueva edición de su “Mafalda inédita”, que recoge tiras omitidas en sus otros libros, Quino dijo en rueda de prensa que no podría repetir a la niña en un mundo que no le gusta nada y en el que ve a jóvenes sin ilusiones.

Aclaró, sin embargo, que él nunca “mató” a Mafalda, la niña que según diversas versiones había muerto atropellada por un camión de sopa o un carro de policía. “Es una creación exclusivamente mexicana”, aseguró.

“Hay gente que me ha dicho, ‘pero cómo si yo vi la tira dibujada por uste’. Yo jamás dibujé esto, ni se me hubiera ocurrido”, añadió el caricaturista, que una y otra vez lamenta la falta de ilusiones en los jóvenes.

Para Quino, de 76 años, Mafalda pertenece a una época irrepetible, a un momento donde la juventud “tenía ideales políticos, crecíamos con los Beatles, el Ché Guevara”.

Muy preocupado siempre por los temas políticos, el autor dijo ya que no tiene ilusiones, al tiempo que manifestó tener miedo “porque en los Estados Unidos, Barack Obama ha sido tomado como si llegara el Mesías”.

“El hecho de que sea una persona muy comprensiva frente a los problemas que tiene el mundo, ha hecho crecer una ilusión muy grande en la gente y eso me da pavor”.

“La desilusión que suele sobrevenir en estos casos, da lugar a los reproches. Esas cosas en mi país se resolvían con un golpe de Estado y en los Estados Unidos con el asesinato del presidente, así que todo lo relacionado con Obama me da miedo”, insistió.

No obstante, Quino dijo sentir mucha alegría “por el paso de gigante que se ha dado al elegir a un mandatario negro”, hecho que no borra su hondo pesimismo frente al transcurrir de un mundo que no le gusta.

“Qué suerte que me quedan pocos años de vida, a mí no me gusta nada este mundo en que vivimos. No tengo ninguna brújula y ya no me quedan ilusiones”, dijo.

Abrigado con un suéter de cuello alto, Quino hizo referencia al frío que invade en estos días a la Ciudad de México y, de paso, se quejó del aire climatizado que suele haber en los hoteles.

“Los países tropicales parecen no estar preparados para el frío, como sí lo están en Europa. Qué costumbre esa de tener siempre el aire acondicionado encendido, como si ignoraran la necesidad que tenemos de cuidar la energía, un tema que ya preocupaba a mi personaje Mafalda hace 40 años”,

Esta entrada fue publicada en Mundo.