Pasean las reliquias de San Antonio

Llegaron las reliquias de San Antonio

Diario de Querétaro

José Luis Rodríguez Palomares

Llegaron a Querétaro las reliquias de San Antonio de Padua para promover la lectura del evangelio y para no olvidarnos de lo divino en estos tiempos modernos, manifestaron los frailes Eric Soyano Flores y Alberto Hernández, al arribar la imagen de este santo a la avenida Constituyentes oriente, proveniente de la Ciudad de México.

De este lugar partieron en procesión acompañados de un centenar de fieles, para llegar al Templo de San Antonio, donde el Superior de la Provincia Franciscana de Michoacán, a la que pertenece Querétaro, Eulalio Gómez, ofició la misa de bienvenida.

Las reliquias ya han visitado unas 400 parroquias desde que llegaron a México en octubre pasado, y aún les falta recorrer parte del centro y norte de la República, ya que se despiden del país en abril del 2009.

Fray Alberto Hernández, Guardián del templo de San Antonio en esta capital y receptor de las reliquias, dijo que “este acontecimiento histórico y religioso está en el marco del 800 aniversario de la fundación de la Orden Franciscana, en el año 1209; porque San Antonio fue el primer teólogo y maestro franciscano”.

“Es una bendición de Dios la presencia de San Antonio en nuestra ciudad y nuestra Diócesis, pues el papel de este santo es la conversión y la predicación del evangelio; ahora es lo mismo, esperamos con su presencia un mayor acercamiento de los cristianos a Dios y a la iglesia, que no nos olvidemos en esta modernidad de hoy de lo divino y que nuestra vida como cristianos es el

Evangelio”, refirió.

Por su parte, Eric Soyano Flores, miembro de los franciscanos conventuales de la Ciudad de México y responsable de entregar las reliquias en Querétaro, señaló que la visita de San Antonio a México tiene el fin de promover la lectura del santo evangelio.

“Es lo que él hacía, hay una gran devoción y la gente se acerca a pedirle milagros; al menos a la Basílica de Guadalupe se acercaron muchos enfermos de cáncer y otras enfermedades a pedirle el milagro de la curación”, comentó.

Sobre la creencia popular de que San Antonio es un santo “casamentero”, el fraile explicó que esta tradición surgió en América Latina y no en Italia, de donde es originario.

Las reliquias de San Antonio (una imagen dorada a su semejanza con una copa que contiene parte de su masa corpórea) estarán hasta hoy en el Templo que lleva su nombre, en Corregidora esquina con Angela Peralta, donde a las cinco de la tarde oficiará la eucaristía el Obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, para partir posteriormente al Templo de la Cruz.