La historia de Raúl y Manuel…

 

Raúl y Manuel, dos hombres

que perdieron su vida

por el pueblo mixteco:

autoridades comunitarias 

o         Mujeres, jóvenes y niños na savi, lloran su muerte y reclaman justicia.o          

o         A todos les ayudaban a resolver sus problemas: dice el Principal de La Cortina.o          

o         Serán sepultados este martes 24, pero antes sus compañeros harán un acto de protesta.  

Tlapa, Guerrero a 23 de febrero de 2009.- Rostros encajados, lagrimas y sentimientos de indignación es el ambiente que prevalece en el velorio de los cuerpos de Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce Rosas presidente y secretario de la Organización para el Futuro del Pueblo Mixteco, que fueron ejecutados extrajudicialmente después de haber sido desaparecidos de manera forzada por elementos policiacos el pasado 13 de febrero. 

Desde la noche del domingo, cientos de hombres, mujeres, jóvenes y niños na savi (mixtecos) comenzaron a llegar a la comunidad de Cotzalzin conocida como El Ranchito en el municipio de Ayutla, para dar el pésame Guadalupe Castro Morales y Margarita Martín de las Nieves, viudas de los indígenas que tenían una actividad destacada en la defensa y promoción de los derechos humanos 

Los cuerpos de Raúl Lucas y Manuel Ponce fueron trasladados a Cotzalzin cerca de la media noche de ayer domingo y en medio de un sentimiento de tristeza y lágrimas fueron recibidos por sus familiares y compañeros de la OFPM.  

Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce Rosas “fueron dos hombres que perdieron su vida por el pueblo mixteco, fueron dos hombres que se entregaron por todos los problemas del pueblo mixteco”, afirmó apoyado de un traductor, Guillermo Victoriano García, comisario de La Cortina, comunidad de donde es originario Manuel. 

El Principal de La Cortina, Anastacio Victoriano García agradeció a los compañeros de ambos líderes indígenas su solidaridad y resaltó que tanto Raúl Lucas como Manuel Ponce “nunca vieron diferencias en nadie, nunca diferenciaron nada; venía mucha gente, gente de distintas comunidades y a todos los atendían, a todos les ayudaban a resolver sus problemas”. 

Seguido de ambas intervenciones, varios indígenas, unos en español y otros en na savi, comenzaron a denunciar el clima de violencia que hay en Ayutla y a exigir que se investigue y se esclarezca la ejecución extrajudicial de sus dirigentes.  

Ante la relevancia de este reproblable hecho, hoy lunes, organizaciones internacionales de derechos humanos han manifestado su preocupación a los deudos e integrantes de la OFPM y han comenzado a expresar muestras de solidaridad con los deudos e integrantes de la OFPM. 

Los ataúdes con los cuerpos de Raúl Lucas y Manuel Ponce permanecen aún en Cotzalzin y será hasta el medio día de mañana martes 24, cuando serán sepultados en sus comunidades de origen, aunque antes serán homenajeados con un acto de protesta en la cabecera municipal de Ayutla.  

Contexto  

Raúl Lucas y Manuel Ponce, fueron detenidos el 13 de febrero por tres hombres armados que se identificaron como policías, cuando se encontraban en la escuela secundaria Plan de Ayutla, mientras Raúl esperaba a su esposa Guadalupe Castro que como regidora de Asuntos Indígenas del ayuntamiento de Ayutla participaba en un acto público de inauguración de obras, en donde también participaba el director de Seguridad Pública de Ayutla, Luis José Sánchez Hernández quien junto con los policías que lo escoltaban se retiró del lugar justamente minutos antes de que los dos dirigentes fueran subidos a un vehículo sin placas y llevados con rumbo desconocido. 

Ambos líderes del pueblo mixteco permanecieron desaparecidos durante nueve días y fue hasta este domingo 22 cuando sus familiares identificaron sus cuerpos, que fueron hallados sin vida, con visibles huellas de tortura y en avanzado estado de descomposición, el pasado viernes 20 de febrero.   

 

La OFPM igual que la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM), provienen de la Organización del Pueblo Indígena Mixteco y Tlapaneco (OPIMT) mediante la cual desde hace unos 10 años comenzaron a documentar y denunciar pública y legalmente, abusos militares en comunidades de Ayutla. 

Raúl Lucas junto con viudas de la masacre de El Charco, había estado reclamando justicia para los 11 indígenas masacrados por soldados el 7 de junio de 1998; exigía lo mismo para los 18 esterilizados de Ojo de Agua, La Fátima y Ocotlán que fueron esterilizados de manera forzada por la Secretaría de Salud.  

El 24 de octubre del 2006, Raúl Lucas presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en contra de soldados del Ejército mexicano a causa de la retención e interrogatorios ilegales a los que fue sometido el 18 del mismo mes. Por el mismo hecho, Raúl Lucas interpuso denuncia penal ante la PGR dándose apertura a la averiguación previa número 355/2006 por los delitos de abuso de autoridad e intimidación. El 15 de febrero de 2007 sufrió una emboscada, de la cual salió vivo. 

Como presidente de la OFPM, Raúl documentó en 2008 cuatro casos de violaciones a los derechos humanos consistentes en allanamientos, robo, daños, retenciones e interrogatorios ilegales efectuados por militares en comunidades indígenas mixtecas y tlapanecas. Estos casos ameritaron también la interposición de cinco quejas ante la CNDH y denuncias penales.  

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario