El Teatro de los héroes…

Heredero de la historia

El nuevo inmueble fue pensado para sustituir al antiguo teatro de los Héroes.

Foto: Archivo

Teatro de los Héroes

El Heraldo de Chihuahua

 

Beneficiario innegable de las nostalgias, la historia y, ¿por qué no decirlo?, de la gloria de su antecesor del mismo nombre, el Teatro de los Héroes ha llegado a ser un símbolo arquitectónico de la ciudad y del estado de Chihuahua. En casi 30 años de existencia, dicho inmueble ha dado cabida a miles de eventos a los que han asistido cientos de miles de personas de todas. Comediantes, cantantes de ópera, orquestas, cantantes, legendarios grupos de rock… la lista es extensa, pero sirve para corroborar que esta nueva edición del de los Héroes ha sabido cumplir a cabalidad con el encargo que el devenir histórico de esta ciudad le dejó. Corría el 2 de octubre de 1980.

Eran los últimos días del sexenio del entonces gobernador del estado de Chihuahua, don Manuel Bernardo Aguirre, y los primeros años del presidente José López Portillo, cuando se inauguró el Complejo Cultural y Artístico Teatro de los Héroes. La idea era ofrecer al público una zona que contuviera al propio Teatro de los Héroes, Teatro de Cámara “Fernando Saavedra”, Teatro al Aire Libre y a la Biblioteca Pública Central como edifi cios colindantes. Pero sin duda, desde un principio destacó el primero, por su modernidad, y digno sucesor del antiguo teatro del mismo nombre que fue diseñado por el arquitecto George E. King e inaugurado el 16 de septiembre de 1902 con la ópera Aida de Giuseppe Verdi, con la Compañía de Ópera Italiana de Mario Lombardi. Ese teatro de estilo victoriano era equiparable a los mejores teatros del país en el siglo XIX; desgraciadamente fue consumido por las llamas en 1955. El sucesor de este último se inauguró con la presentación de la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por el maestro Sergio Cárdenas, teniendo como solista invitado “el mejor violinista del mundo”, el afamado Guidon Kremer.

El concierto inició con música de José Pablo Moncayo y concluyó con música del mismo autor, pues ante los prolongados aplausos se interpretó su inmortal “Huapango”. Fue un buen inicio para lo que con el paso del tiempo sería uno de los mejores escenarios de la ciudad. Posteriormente, la transmisión de poderes del gobernador don Manuel Bernardo Aguirre a Óscar Ornelas Kuchlé tuvo lugar al día siguiente, el viernes 3 de octubre de 1980, y desde entonces, el Teatro de los Héroes ha continuado su brillante trayectoria como anfi trión de las más variadas expresiones culturales. Como ya se ha dicho, en la versión actual de este espacio se realizan obras de teatro, ópera, música, danza, variedades, espectáculos infantiles, festivales, conferencias, asambleas e incluso informes de gobierno y actos políticos. De aquella primera representación que ofreció fue Anita la huerfanita, de Th omas Mechan, bajo la dirección de José Luis Ibáñez, con escenografía a cargo de Joaquín Burgos y Felipe Pons y las actuaciones de Sergio Bustamante, Virma González y Dolores Cortés, se han sucedido un sinfín de eventos. Teo Luna, o para no ir más lejos, Polo Polo, Madama Buttefl y, Air Supply, Th erion, los festivales internacionales, “Cien años de soledad” en ruso, grabaciones de programas televisivos… la lista es en verdad larga en apenas treinta años. Y a este inmueble le faltan algunas funciones.