“Aquellos tiempos…” de Mario-RE

 

“AQUELLOS TIEMPOS” 

Mario Rodríguez Estrada 

LA VIDA NIVELA A TODOS LOS HOMBRES, LA MUERTE REVELA A LOS EMINENTES”.-Bernard Shaw. 

Un infortunado trastabilleo, un paso en falso, una desgraciada caída al arroyo de la calle, una camioneta que rauda pasa, un golpe seco, un ronco grito, acabaron con la vida de un queretano de “aquellos tiempos”…emigrado mucho tiempo ha, hacia la capital de la república, en busca de mejores oportunidades de supervivencia, en la gentil compañía de su madre, Aurora, de su    hermano mayor, Antonio, y de su hermanita menor, Socorro, que atribulados abandonaban la paz secular de su amada ciudad, la que ya no les brindaba ningún  chance…el ferrocarril fue su vía de escape…transportando sus escasas pertenencias y personas…emprendiendo una lucha titánica contra la vida y el desconocido medio…acudieron a la ayuda de los parientes que pobremente pudieron apoyarles, ya avecindados, los que en su humildad apenas pudieron brindársela, lo que orilló a DON SALVADOR RIVERA PEREZ …a reaccionar como un león…y a base de trabajo y esfuerzo creó un pequeño negocio de imprenta, que al cabo de los años le permitió independizarse de cualquier extraño apoyo…su férrea voluntad y seriedad en su trabajo le hicieron altamente buscado por decenas de satisfechos clientes que mucho lo recomendaban…Don “Chava”…como le conoció la barriada de las colonias cercanas a las “Aguilas” y a la barranca del muerto, en el populoso Distrito Federal…no solo fue uno de los mejores tipógrafos, sino que se convirtió en maestro y guía de innumerables chamaquitos, a los que aceptaba en su taller…primero para enseñarles el oficio…segundo para alejarlos del vicio, ya que siendo aficionado al fútbol, formó varios equipos infantiles y juveniles, a los que él mismo entrenaba y dirigía…ganándose el respeto y la admiración de basta chamacada…  

  Hace sesenta años conoció a una agraciada jovencita michoacana, Mary Carmen, con la que sostuvo un noviazgo que se prolongó por casi diez años…casándose, al fin, hace cincuenta años, motivo por el cual sus seis hijos habidos en su matrimonio, les ofrecieron una rumbosa fiesta y ceremonia el pasado 10 de enero de este 2009…invitando a familiares y amigos a acompañarles en las bodas de oro de sus padres…ambos conyugues bañados de felicidad, bailaron como recién casados y comieron y brindaron con todos sus invitados, terminando la celebración a temprana hora del día siguiente…retirándose todos ellos en la creencia de que serían merecedores de una larga y feliz vida…sus mas cercanos familiares de Querétaro…sobrinos nietos: María Luisa, Ana Gloria y Mario Rodríguez Estrada…regresaron a su levítica ciudad en esa misma convicción…cuando de pronto, a dos meses exactos de la rumbosa y dichosa fiesta…recibieron la triste noticia de su fallecimiento…por las causas inicialmente anotadas…llenándoles de tristeza y estupor, tanta que no creían lo que los primos de México, a través de la línea telefónica les comunicaban…males físicos y económicos les impidieron acudir, de pronto y de volada, a la ciudad de México,  para dar  pésame y apoyo por tan infausto suceso, a sus atribulados hijos y  esposa…así Paty, Salvador Jr.,Francisco, Adrián, Mari Carmen y Aracely, tuvieron que sepultar a su reconocido padre…acompañados, eso si, por amigos,. vecinos y decenas de dolientes hombres, que con su eficaz apoyo, moral y económico, se formaron a su amparo…lo mismo que a ellos, a los que proporcionó, en base a su trabajo, honestidad, ejemplo y esfuerzo, carreras universitarias …A todos…sus últimos familiares queretanos con vida…les envían sus mas amplias y tristes condolencias …esperando que mejores tiempos, ya que no momentos, nos acompañen…Les abraza y besa…su triste tío…Mario RE.- 

NOTA: En las consejas familiares “Don Chava” figuraba como uno de los últimos descendientes de aquel viejo luchador de la Independencia…Don Ignacio Pérez…y es tristemente trágica la  coincidencia, que ambos hayan muerto a consecuencia de una caida.- 

Ojalá ambos descansen en paz.-Les abraza.  Mario RE.-