Una biblioteca poco visitada e importante

 

Wigberto Jiménez Moreno 

1909-1985  

Historiador y antropólogo, dedicó su vida a la docencia y a la investigación.  

Nacido en León,  estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en la Universidad de Harvard (EEUU).  

Obtuvo la maestría en etnología en la Escuela Nacional de Antropología (1945).  

El Prof. Wigberto Jiménez Moreno 

Leonés de nacimiento y de corazón, Wigberto inició desde muy temprana edad a demostrar que era poseedor de una gran inteligencia, y de un gran cariño por los libros; a los siete años ya había leído la Historia de México, de Lucas Alamán (3 tomos). Autodidacta desde su infancia, pronto tuvo en su acervo personal un gran cúmulo de sabiduría, producto de sus lecturas personales. Fue maestro de la Preparatoria oficial.  

A los 19 años fue invitado por el Dr. Caso a trabajar en lo que ahora es el INAH; ahí se dedicó en cuerpo y alma a los estudios de etnología e historia de México. A pesar de que muchos años vivió en México, nunca dejó de pensar en su querido Bajío, y de manera particular en su ciudad natal, de ahí que siempre deseó que su acervo bibliográfico quedara resguardado en León, Gto. 

Fue profesor en el Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en la Escuela Nacional de Antropología y en el Mexico City College.  

Dirigió el Museo Nacional de Historia (1953-1956) y el Departamento de Investigaciones Históricas (1959-1973).  

Fue miembro de la Academia Mexicana de la Historia  

Destacan sus obras:  

Fray Bernardino de Sahagún y su obra (1938)  

Códice de Yauhuitlán (1940)  

Tula y los toltecas (1942)  

Bibliografía indigenista de México y Centroamérica (1954)  

Síntesis de la historia precolonial del Valle de México (1954-1955)  

Las fiestas en los Primeros Memoriales (1972).   

 

La Biblioteca W J M 

Con toda seguridad la historia del edificio, o por lo menos de los terrenos que ahora albergan a la biblioteca W.J.M., se remontan a la época de la fundación de nuestra ciudad (1576), sin embargo aún no se ha escrito la historia completa de la transformación de estos terrenos o edificios.  

Aún así, hay constancias de que en siglos pasados este edificio fue casa parroquial, casa de diezmos, hospicio, hospital, etc.; de lo que sí hay constancia es de que fue cárcel hasta el año de 1985, ya que a finales del siglo XIX y hasta el año de 1902 los mismos presos remodelaron el edificio que los custodiaba. Durante 1990 se restaura la primera parte de edificio y a finales de 1991 se traslada el acervo de la biblioteca del Teatro Doblado, a este nuevo recinto.  

El acervo bibliográfico 

La mayor parte del acervo bibliográfico con el que se forma la biblioteca fue de la propiedad del Prof. Wigberto, en sus más de 40,000 títulos; entre libros y revistas, encontramos verdaderas joyas bibliográficas.  

El material es especializado en antropología e historia de México, sin embargo se cuenta con una gran variedad de materias, entre las principales se encuentra: filosofía, religión (particularmente un colección de tradiciones en más de 100 dialectos mexicanos del Nuevo Testamento), sociología, literatura, historia antigua, etc.  

Entre los libros más interesantes se encuentran los libros antiguos (el más es de 1698) y los códices.  

Se cuenta también con más de 5,000 en otros idiomas (inglés, francés, portugués, italiano, etc.) cuya materia fundamental era la antropología y la etnología.    

 

La Biblioteca y sus servicios.  

Etimológicamente la palabra biblioteca significa “caja de libros”, así pues, con un significado muy directo podemos decir que la biblioteca es el lugar donde se guardan y se protegen los libros.  

Hay varias clases de bibliotecas: infantil, escolar, académica, universitaria, pública, especializada; la nuestra es una biblioteca especializada en antropología e historia de México. Los libros en una biblioteca necesariamente necesitan estar organizados con una metodología especial para poderlos localizar, a este proceso se le llama clasificación; nuestra biblioteca está clasificada con el sistema decimal Dewey, en la que fundamentalmente se dividen todas las ciencias humanas en 10 grandes ramas.  

Los servicios con los que cuenta ahora la biblioteca son: consulta interna, asesoría, fotocopiado, préstamo interbibliotecario.  

En la biblioteca se organizan algunas actividades que son de promoción de la lectura como la exposición bibliográfica, investigación documental, visitas guiadas, video–foro y ocasionalmente algunas conferencias, etc 

Esta entrada fue publicada en Mundo.