La Zona arqueológica de Chiapa de Corzo

Trabaja INAH para abrir zona arqueológica de Chiapa de Corzo

Organización Editorial Mexicana

Isaí López

El Heraldo de Chiapas

La zona arqueológica de Chiapa de Corzo que corresponde al horizonte preclásico y hasta fines del clásico mil 200 años antes de Cristo a 800 después de éste, se compone por más de 100 montículos, entre los que destaca una estructura piramidal con restos de muros de un templo en la parte superior, en breve será abierta al público, dijo Emiliano Gallaga Murrieta, director en Chiapas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Dijo que los hallazgos han permitido relacionarla con regiones lejanas como la zona olmeca o con las tierras altas de Guatemala, de aquí proviene la estela descubierta en 1961 que lleva inscrita la fecha más antigua conocida en Mesoamérica, que corresponde al 7 de diciembre del año 35 antes de Cristo, los principales montículos son el 1, 5, 32 y 26.

Respondió en entrevista que esa ciudad se considera uno de los sitios más importantes de la región central de Chiapas, por encontrarse a orillas del río Grijalva, una de las rutas de navegación más relevantes durante la época prehispánica, pero aseguró que abrirla no ha sido fácil.

El sitio está compuesto por más de 50 edificios, que tienen diferente altura, concentrados en grupos que rodean plazas, la distribución está determinada más por las características del terreno que por un patrón arquitectónico específico; se localiza al este, a 17 Kilómetros de Tuxtla Gutiérrez.

“De todo el polígono de poco más de 50 hectáreas, el INAH es dueño sólo de hectárea y media, a un particular se le compró, desde hace un año se encerró el sitio y estamos a la espera de que nos den dinero para realizar los trabajos de apertura, aunque se han hecho investigación, exploración y excavación”, apuntó el funcionario.

Con ello, dijo, se busca apoyar el turismo que es el eje rector económico del estado, “podemos desarrollar estrategias que puedan ser viables económicamente, no por lo que se genere por boletaje de ingreso a la zona, sino lo que generan alrededor de las zonas arqueológicas como los restaurantes, alojamiento, transporte, compra y venta de artesanías”.

El del Centro INAH Chiapas insistió que Chiapa de Corzo será la primera en abrir sus puertas al público en la entidad en este año, con ello sin duda se agregará a la oferta turística y cultural del lugar, punto de embarque para recorrer el Cañón del Sumidero.

Sus orígenes son olmecas, en su momento se transformó en el principal centro ceremonial de la región, ya que gozaba de una situación geográfica estratégica, a orillas del río Grijalva, lo que le permitió el control de la navegación.

Emiliano Gallaga aclaró que “necesitamos recuperar la flora local y adecuar los andadores para la visita del público, aunque la zona ha alcanzado la mancha urbana y contigua a una planta de la compañía Nestlé”.

Dijo que por desgracia cerca del sitio se ubica una cantina, “El Alebrije”, “por años ha sido causante de desorden en la zona, desde este lugar se ha querido cobrar entradas y se ha tratado mal a los visitantes, así lo experimentamos hace unos días en un recorrido por la zona, donde se nos dijo que la dueña del antro era también la propietaria de la zona”.

Por último, dijo que “aunque ni la dueña de la cantina ni ninguna otra persona puede hacer cobros, sólo el INAH es propietario, el sitio es propiedad federal, el terreno fue comprado en el 2006 por el gobierno federal, está cercado, sólo faltan detalles para poder aperturar el sitio, un atractivo más para la capital y para Chiapa de Corzo”.

Esta entrada fue publicada en Mundo.