“los indigenas sujetos de su historia”SRG

Centro Bartolomé de las Casas ve el premio “histórico” para la lucha indígena

 

EFE – 10/06/2009 

Alida Juliani Madrid, 10 jun (EFE).-

El director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas de México, Diego Cárdenas, y su vicepresidente, monseñor Raúl Vera, que recogieron hoy en Madrid el galardón que lleva el nombre del fraile español, señalaron que el premio es un “hecho histórico” en la lucha de los pueblos indígenas.

En una entrevista con Efe con motivo de la entrega de la distinción, que recibieron de manos de los Príncipes de Asturias, los representantes del centro subrayaron el carácter “histórico” del galardón, “que premia el espíritu de Fray Bartolomé”.

“Es un acto de justicia hacia él, una persona que en su momento abogó por la misma población, y ante las mismas instancias”, indicó Cárdenas en referencia a la trayectoria del dominico español, símbolo de la defensa de los derechos indígenas.

El director del Frayba, acrónimo con el que se conoce el centro, añadió que el premio permite además dar “una mirada atrás y ver todo el camino que las comunidades indígenas de Chiapas han recorrido en este tiempo”.

Un camino difícil en el que el centro ha tenido un papel fundamental, según Raúl Vera, que hizo una mención especial de la labor desarrollada por su fundador, el obispo de San Cristóbal de las Casas Samuel Ruiz.

Vera destacó, entre los principales logros del Frayba desde su nacimiento, en 1989, el haber recuperado para los indígenas de Chiapas los conceptos de “dignidad” y “derecho”.

“Un día, Don Samuel me dijo en referencia a ellos: Ya son sujetos Raúl, unos buenos y otros malos, pero todos sujetos. Ese ha sido desde siempre el objetivo del centro, devolver la categoría de personas a los que la han perdido”, indicó el obispo.

La recuperación de la “propia dignidad” y de los “derechos sociales” en una parte del mundo, la región de Chiapas, en la que “el propio Estado es el mayor enemigo”, y en la que prima el juego de intereses de “vivir para unos cuantos”, se ha conseguido, según Vera, gracias a una potente “base social”.

“La clave del trabajo que se realiza es la organización social, porque allí la ciudadanía no tiene ni siquiera el derecho a ser partícipe en la construcción de su propio país”, subrayó.

El obispo explicó que durante el proceso de guerra que vivió la región en los años 90, el centro “fue fundamental para acompañar los procedimientos de paz desde el respeto a los derechos humanos y la búsqueda de la justicia”.

“Y ese es otro de los principales logros del Frayba, que las comunidades entienden que el camino de la justicia es la única manera de desactivar el desencuentro que existe entre ellas y el Estado”, apuntó.

Por su parte, Diego Cárdenas hizo hincapié en que el modelo del centro está basado “en la promoción humana, en la reivindicación de la persona y de una sociedad justa y solidaria”.

Destacó el intercambio de sabiduría que supone el trabajo cotidiano de sus integrantes con las comunidades indígenas, “porque sabemos que en ellos hay una gran riqueza adquirida en todos los años de lucha y resistencia”.

En esa resistencia coincidieron los dos responsables del Frayba al señalar que “la colonización para los indígenas no ha terminado nunca, ya que las mismas políticas indigenistas que se han puesto en marcha a los largo de la historia han sido exclusivas”.

“En estos veinte años de trabajo nos hemos dado cuenta de que antes que la legalidad está la legitimidad, y en base a eso creemos que es legítimo incluso no respetar una ley que violenta los derechos humanos y perpetua en la pobreza a las personas”, apuntó Cárdenas.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas ha generado en su caminar “una presencia nacional e internacional que ahora ofrecemos a los pueblos y las organizaciones. Somos como una vitrina en la que reside la voz de las comunidades”.

“Este premio nos da cierta cobertura y nos posiciona de mejor manera frente al Estado, y por eso lo agradecemos”, concluyó el director del Frayba.

Con el dinero del galardón, consistente en 50.000 euros (más de 70.000 dólares) los responsables del centro construirán su sede -la actual es de alquiler, en la localidad chiapaneca de San Cristóbal de las Casas.-EFE ajs/is

Esta entrada fue publicada en Mundo.