“Aquellos tiempos” de Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”.-

Mario Rodríguez Estrada.- 

“LAS LIBERTADES Y LOS AMOS NO SE COMBINAN FACILMENTE”.- Tácito 

Ahora que ya llevamos algún tiempo gozando de nuestra amada pensión, dedicamos parte de nuestra vida a enterarnos del transcurrir de la misma, no solo de la propia, sino también la de nuestra amada ciudad, estado y nación…como todo viejo y aún nuevo queretano, nos pica el mosquito de sentirnos y hasta de convertirnos en historiadores, tratando de interpretar porqué somos así, y por qué hemos llegado a ser lo que somos…algunos sociólogos y antropólogos nos conceptúan como unos “buenazos”…que nos dejamos de todo y de todos…que no nos importa que nos traten y aún nos maltraten con la punta de los pies…llegando a medio aceptar, que hasta  nos llamen “queretontos”…que parte de la culpa de ser así lo tienen los trescientos años de dominio español en la época conocida como “la colonia” y el malsano influjo que nos metieron a la ”fuerza” del catolicismo, y lo que con todo ello conlleva…santismo, guadalupanismo, pueblismo, santiaguismo y muchos mas “ismos”…otros aún van mucho mas lejos, pues dicen que los habitantes del centro de México, especialmente de la zona del bajío, el buen clima que tenemos, nos ha hecho ser unos seres que nos vale “ma…” todo…que la altitud de nuestras tierras, también nos ha afectado…tal vez tengan razón, pues no hay muchas tierras tan buenas como estas en las que nos tocó vivir…y a la que mucha gente, al descubrirla, la hace inmediatamente suya. 

  Desgraciadamente, el ser así nos ha llevado a vivir en una ciudad temerosa por el exceso de poder de algunos personajes, que sin ser oriundos de aquí, les vale un cacahuate lo que se diga de ellos…lo que les importa es sacar la mejor “raja” del momento y explotar a los “buenazos y rezanderos” queretanos…que dándoles estampitas y facilidades para que sigan yéndose de turistas religiosos a la ciudad de México y una que otra obrita monumental y faraónica…les tendremos siempre contentos, y si a eso les damos un gallinero en la primera división de fútbol…mas, mucho mas…así hasta seguirán votando por el mismo partido y estado de cosas…ya que de ser así…seguiremos yendo por mas. 

 Lo malo es que cada día se nos acercan mas las negras nubes de viejos y olvidados tiempos…la resurrección de un arma política de primer orden, y base del obscurantismo enquistado en la colonia…invento “brillante” de un tal Sixto iv, que la implantó en España en 1478…y  “graciosamente” fue “donada” a la Nueva España en 1571…inicialmente, allá, para reprimir la apostasía de moros y judíos…acá, para reprimir a los indios conquistados y personas que caían mal a las “autoridades” religiosas y civiles…bastaba que “algún buen cristiano” denunciara, aún anónimamente a otro “buen cristiano” para que este fuese perseguido, apresado, juzgado y torturado, sin siquiera saber de qué, o quien, se le acusaba…por mas de doscientos cincuenta años llenó de terror a la población del bajío y muchas otras de la antigua Nueva España…la Constitución de Cádiz en 1812 la suprimió de forma temporal, y definitivamente en 1820…La delación, la intriga, la imputación, la incriminación, el espionaje, eran mala yerba que pululaba abonada con el hermético secreto con que se procedía…algunos malos gobernantes, a nivel nacional han revivido a la INQUISICION…ahora los cargos son terrorismo, narcotraficantismo, “desilusión social”, “asociación delictuosa”, secuestro…que aplicadas con “toda liberalidad”…”limpian”, como en los viejos y añorados tiempos, de todas aquellas personas que se atreven a defender sus derechos, para aquellos que no se dejan amedrentar, etc. y  etc….dando palos de ciego, sin acertar la mas de las veces, a los verdaderos culpables…que cobijados en el poder y el dinero, desde sus cúpulas, se ríen y carcajean con todas sus ganas…pero aplaudiendo al re inventor de la tal y poderosísima INQUISICIÓN…ojala amigos nunca nos toque, porque para inventar delitos, las fuerzas obscurantistas son sumamente eficientes…se despide su amigo de “Aquellos tiempos”…no tan obscuros…Mario RE.