“Un viaje a Cincinnati”de Mario Rodríguez

 

“AQUELLOS TIEMPOS”  Mario Rodríguez Estrada.- 

LA UNICA MANERA DE CAMBIAR DE VIDA ES CAMBIAR DE PENSAMIENTOS”.- Manero y Mario RE. 

De regreso a mexicapan después de disfrutar de mi sexto o séptimo viaje a la bella ciudad de Cincinnati, Ohio…jamás imaginé encontrarme con algo que me asombrara o me admirara, pues pensaba que ya lo había visto todo…¡vaya que estaba equivocado!…recorrí lugares que ya había visitado, museos calles y edificios, teatros y bibliotecas…y en todos descubrí algo nuevo…y es que las ciudades, lo mismo que la vida, se renuevan constantemente…conocí personas de muy diferentes nacionalidades, caracteres y temperamentos…la gran mayoría de una amabilidad extrema, pues el ambiente los propicia para ello…los viajantes como yo, felices por visitar a nuestros seres queridos…y de arribar a nuevas tierras y espacios…los nativos, felices, porque con nuestro modesto aporte económico, le damos vida a su golpeada economía…la que en Estados Unidos se refleja en muchos medios y estadíos…las tiendas grandes y pequeñas ofrecen una y mil ofertas…hasta el mismo gobierno de mi admirado Obama, ofrece a quien lo requiera super ayuda para que sus ciudadanos compren carros nuevos, hechos en el país, o que adquieran casas, muchas a muy buen precio.  Los mismos escenarios de espectáculos teatrales y musicales…y  ¡claro!, los deportivos, no se quedan atrás…atraen a sus fans de muchos y variados modos..me tocó asistir a una de los mejores representaciones musicales, recién terminada su temporada en Broadway, por escasos quince dólares…en lo mas alto de las butacas del hermosísimo teatro ORONOFF…semejante a nuestro Teatro de la República, solo que seis veces mas grande…”Mama mía”, se llamó la estupenda puesta en escena, y fue un derroche de luz, de color, de bailables, de belleza de sus damas artistas y excelente presencia de sus varones…voces individuales y coros de altísima factura, que teniendo como base la música de ABBA, nos estrujaron el alma, llenándola de enorme felicidad.   A los pocos días los ojos se me volvieron cuadrados, pues mi hijo me invitó al Musical Center de Cincinnati, para ver y oir nada menos que una de las mas bellas operas de todos los tiempos…”CARMEN” de mi amigo Francés: Georges Bizet…me hizo formar “cola”, que por acá le llaman “parking”, mientras él iba por uno de sus “roomies” compañeros de departamento, el cual es aún estudiante, un agradable jovencito de Pakistán, de nombre Farhan…solo había cinco personas adelante, eran las 4:45 hrs. p.m. y la taquilla la abrían hasta las 7:00 p.m…apenas   arribó a tiempo, y con su credencial en mano, compró dos boletos…máximo que la empresa concede…después supe que se trataba de tickets no vendidos con antelación, y para que los asientos no se pierdan o desperdicien, los ofrecen a los estudiantes…el costo de cada uno: siete dólares…la cuadratura de mis ojos siguió cuando las damas edecanes nos llevaron hasta la mismísima segunda fila…confundidos entre los billetudos que pagan $160 dólares por cada asiento…la verdad es que me apantallé, pues damas y caballeros superlativamente bien vestidos, enjoyadas y bellamente perfumadas ellas…frack y soberbios ellos…nosotros con nuestra modesta ropa habitual…escondiendo abajo del asiento mis aun mas modestos tenis…(cuando viajo es lo que uso)…durante el primer entre acto ni me paré, a pesar que ya me empezaban a punzar agudos malestares en salva sea mi parte, ya en el segundo lo intenté con mas coraje, y cuando noté que muchas gentes se me quedaban mirando, preguntándose, quizás, si no sería yo uno de los artistas, morenos como su servidor, ya que el ambiente era español, y como mi pinta es de torero retirado, pues tal cosa parecía…les di chance que me admiraran, pues destacaba entre tanto blanquito…Los cantantes excelentes y muy en su papel…aunque las mayores palmas se las llevó la mezzo soprano Rumana que interpretó a Carmen, el tenor Americano  que se posesionó del papel de Don José y el excelente bajo que nos cimbró a todos con su soberbia interpretación del Toreador…(Fin de la primera parte)…les saluda: Mario RE…el pata de perro internacional.-

Esta entrada fue publicada en Mundo.