“Aquellos tiempos” de Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”.  

Mario Rodríguez Estrada. 

“EL METODO MAS SEGURO DE PERMANECER POBRE ES SER UNA PERSONA FRANCA”. 

– Napoleón.- 

El deporte en los Estados Unidos más que una afición o pasatiempo es una verdadera obsesión…desde niños todo mundo lo practica, pues se han dado cuenta de sus amplias bondades formativas…así vemos en campos adecuados para ellos a cientos de bellos llaveritos, de todos los colores y texturas, perfectamente uniformados y formales, entregados a patear pelotas, lanzarlas o golpearlas…ante la beatífica sonrisa de sus padres y madres, que no tienen ojos mas que para verles…mas grandes, en las escuelas primarias y secundarias, aprenden los primeros y segundos fundamentos y las primeras participaciones en equipo le van creando una cultura de trabajo para su “team”, pierden el temor de la competencia y poco a poco van escalando mas y mejores resultados, muchas veces, destacan tanto que les da confianza plena para, por medio del deporte, buscar una beca, y continuar sus estudios universitarios.

   Después ya pasada esta feliz época, se han culturizado deportivamente y aunque ya no compitan, saben que deben seguir practicándolo para continuar con su estado de salud y no decaimiento de su apariencia física…la que cuidan hasta la exageración…pues bien saben que de ella depende la buena relación con el sexo opuesto…en la ciudad de Cincinnati en particular y en todo el estado de Ohio en general…las instalaciones deportivas “PUBLICAS”…abundan…bien cuidadas y acondicionadas, jamás las verá usted deterioradas o despintadas…siempre parecen estar como el día de su inauguración, flamantes…con servicios de luz en la noche y baños con todos los servicios…duchas al aire libre, etc. y algo de lo que mas me sorprendió en mi última visita, ver una cantidad enorme de instalaciones  para jugar voleibol de playa…en mi mes de vacaciones: julio del 2009…el verano fue especialmente favorable…y mi hijo, que es un fanático del voleibol, me llevó a verle jugar en tres diferentes clubes…cada uno con mas de ocho canchas, que las personas jóvenes, medianas o grandes de edad, abarrotaban a toda hora…desde las diez de la mañana hasta casi las doce de la noche, aprovechando el buen tiempo..así observé y me deleité con formales torneos de dobles de triples, de cuádruplas, de quintas y hasta de sextas para los mas novatones, casi todos ellos en forma de mixtos…a veces los equipos los formaban familias enteras..o madres e hijas, etc…y mi pensamiento voló hasta mi queretarín hermoso…soñando con que algo así pasase…que el deporte para todos se haga alguna vez realidad…(Sueño Guajiro).

   Como están en plena época del Béisbol…mi hijo Josman…me hizo el favor de invitarme a al parque de  los REDS…que a pesar de no ir tan bien, cada vez que juegan, el público lo abarrota…en esta ocasión jugaron contra los Brewers de Milwaukee…y lanzando el mismo pítcher que siempre me toca ver Brandon Arroyo, el que ahora  todo le salió bien, ponchando a mas de ocho y apoyado por el equipo se alzó con la victoria…el ánimo nunca decae, pues cuando se asoma un atisbo de aburrimiento, el circuito cerrado de televisión empieza a enfocar al público, para que bailen, para que se besen las parejas, etc., así que todo es una fiesta…el estadio tiene además la belleza de la vista hacia el Río Ohio, por el que pasan barcos, barquitos y barcotes…sus pantallas de información vierten datos y estadísticas de cada jugador, de la velocidad de la pitcheada, de cómo van los resultados de otros partidos, etc….en esa noche hubo un espectáculo extra, pues una compañía de las muchas que hay en Cincinnati, ofreció al público una noche de Fuegos artificiales…empezaron los mismos muy tenues y acabaron a tambor batiente, tanto que temí fuese el fin del mundo…¡Qué bárbaros!…el único parangón posible es que así debió ser el BING BANG que inició la historia del tiempo y del universo…o que así será el fin del mundo, cuando el destino nos alcance, cañonazos, truenos, rayos y centellas…el cielo se cubrió de fuego, de miles de luces multicolores, como jamás he visto en mis 20 años de juventud y 50 de experiencia…y que dejan al castillitos de mis queridos barrios de Santa Ana y la Cruz como meras modestas y escasas chinampinas…ojala algo así ofrezcan las directivas de los recién ascendidos Gallos futboleros a sus Fans…Y es que, querido amigo lector, soñar no cuesta nada…les saluda y abraza su viejo patín de perro…Mario RE.