“Aquellos tiempos” de Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”.

 

 

Mario Rodríguez Estrada.

 

 

“PREFERID SIEMPRE UNA POBREZA SIN TACHA A LAS RIQUEZAS MAL ADQUIRIDAS; ESTAS NO PUEDEN SERNOS UTILES PUES NOS AMARGAN LA VIDA”.-Aristóteles y Mario RE..Filósofo griego y alumno chichimeca.-

 

 

A estas alturas del partido ya casi no salgo de mi casa..la casa museo…me la nombró un buen amigo…tal vez por que ya pertenezco al activo fijo de ella…y en limpiarla y acomodar viejos libros y discos LP me lleva la mayor parte del tiempo…y este insensiblemente se nos va…y más cuando nos echamos clavados en ellos y gozamos de sus bien escritas líneas…o  la bella música contenidos en sus negras y rayadas caras…despertamos un poco al sentir los aguijonazos del hambre o de una “urgente” necesidad fisiológica…que nos hace correr a la cocina o al baño…solucionados ambos, reanudamos nuestras cotidianas tareas…de pronto nos acordamos que es miércoles y  debemos vestirnos, mas o menos decentemente y abandonamos nuestros “andrajos” caseros, humildes, si, pero muy cómodos…nos bañamos los mas bien posible, nos despojamos de nuestra semanal barba y adoptamos nuestra mejor cara, actitud y sonrisa, para que nuestros compañeros y amigos no se den cuenta de nuestros avatares.

 

 

Tomamos con firmeza el timón  de nuestra desteñida nave azul…(voyaguer 1993)…y recorremos el camino hacia el antiguo Jardín Obregón…(antier y hoy: Zenea)…tratando que nuestros estragados cinco sentidos funcionen mas o menos…para no chocar con los modernos “cuetes” que desaprensivos jóvenes manejan…lo que siempre tienen prisa…y ya muy poco respetan los condenados hilos blancos que, aunque no queramos, “adornan” nuestras cabezas …y nos reunimos con los “Chicos malos”…nombrados así por nuestro semanal anfitrión del café con bisquetes, Don Miguel…quien dice que el que no está malo de algo está malo de otra u otras cosas. (Brujo).

 

 

Este viernes  seis de noviembre, aparte de recordar con cariño a la mamá de mi gentil hijo Jorge Mario…por el regalote que me obsequió hace 32 años…(mi segundo heredero)…salí de mi museo…¡perdón!…casa…y me dirigí…siguiendo mi camino de costumbre…hacia el estacionamiento de Don Jorge…estimable bello viejo zacatecano que con amable gesto y actitud me resguarda, en su pequeño estacionamiento en la calle Corregidora…mi modesta nave…le saludo y se le encargo como si fuera la niña de sus ojos…azules por cierto…y me dirijo hacia nuestra vieja Plaza de Armas…pletórica de turistas y de jovenazos que la han tomado como su centro de reunión…me refugio del gélido frío nocturno  en la Galería Libertad…lugar donde mi buen amigo Agustín Escobar Ledesma…presentará su libro número cien…que junto con mi otro buen amigo Don  Edgardo Moreno Pérez…compite en buenos e interesantes libros editados…se me hace que escriben todo el tiempo y en todo lugar…¡Qué bárbaros!…¿a qué horas comerán o harán el making love?…(envidiota que les tengo)…La presentación corrió a cargo del excelente moderador…el Lic. Evaristo Martínez Clemente…que presentó al presidium…hablando muy bien de ellos y de sus trayectorias…después le concedió la palabra al aún joven Licenciado José Vidal Concha…que con sonora, simpática y bella voz…vertió elogios, muy merecidos, al autor del libro y a su otro acompañante en la mesa de honor…nuestro muy admirado poeta queretano-jaliciense Don Hugo Gutiérrez Vega…el que al hacer uso de la palabra, como siempre muy bien recibida por la abundante pléyade de amigos reunidos en el sitio, nos deleitó con sus anécdotas y brillantes charadas y personales puntos de vista acerca del libro de Don Agustín…el cual, al oirle se retorcía de gusto y placer por los elogios vertidos a su persona y obra…el público presente le aplaudió con gran gusto y cariño… que siendo un poquito de mas edad  que el que esto escribe…adopta la personalidad de un venerable viejito…blanquito, blanquito por todos lados…piel y pelo…los que luce con orgullo, lo mismo que a su siempre bella esposa Lucinda…por último Don Agustín presentó su última obra: “RELATOS DE TESOROS QUERETANOS”…con la sencillez que siempre le caracteriza…nos hizo un corto relato de ella y de sus motivos para escribirla…lamentándose, sin razón, de no haber encontrado personalmente alguno de los escondidos tesoros queretanos, pues tal vez, según él, por no haber calificado ante los ladinos espíritus guardianes, como “puro de corazón”…cuando que nosotros, si a alguna persona conocemos con estas características, es precisamente a él…que es uno de los contados queretanos PUROS DE CORAZON…Felicidades Don Agustín…le abraza su envidioso amigo…puro cahón…de corazón…Mario RE.