Tiempo de renunciar del Obispo de Qro.

Cumplirá de Gasperín 75 años

Importante la presencia del obispo para queretaro: jose morales flores

Diario de Querétaro

José Luis Rodríguez Palomares

La presencia del Obispo Mario de Gasperín, sigue siendo muy valiosa para la Diócesis de Querétaro, manifestó el Padre José Morales Flores, a pesar de la cercanía de sus 75 años de edad, condición que marca el Derecho Canónico, para presentar su renuncia ante el Vaticano.

En una semana, el próximo lunes 18 de enero, De Gasperín cumple 75 de edad, sin embargo, en base al trabajo positivo que ha realizado, “hasta dudo que le acepten su presentación de renuncia, porque su presencia sigue siendo muy valiosa para la iglesia de México, y especialmente para la Diócesis de Querétaro”, dijo el párroco de Santa Ana.

Quien fuera vocero de la iglesia católica y Director Espiritual de los peregrinos queretanos durante décadas, Morales Flores, hace un balance positivo de los casi 21 años de obispado de Mario de Gasperín en Querétaro.

“Su trabajo ha sido muy positivo, sumándose a lo que ya había hecho don Alfonso Toríz Cobián (Obispo al que sucedió en la Diócesis), redondeó todo el plan de pastoral haciéndolo por etapas, haciendo muy concretos los planes del Concilio Vaticano II y siguiendo muy bien las normas de la Conferencia del Episcopado Mexicano”, señaló.

Ante todo, añade, su trabajo ha sido muy pastoral, con una presencia constante en las parroquias, siempre dando catequesis a través de sus homilías y sus cartas pastorales.

El Padre Morales, destaca la creación de más de 40 parroquias en la Diócesis, por parte de Mario de Gasperín, “lo que hace un trabajo de pastoral muy eficaz en cada rumbo, su relación con los sacerdotes ha sido muy caritativa, muy fraternal”.

El artículo 401.1 del Código de Derecho Canónico, la ley fundamental de la Iglesia católica, señala que: “Al Obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad, se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

Sin embargo, la renuncia de los obispos, queda a disposición del sumo pontífice si la acepta o le deja en el puesto unos meses más.

Mario de Gasperín, nació en Córdoba, Veracruz el 18 de enero de 1935. Estudió Humanidades y Filosofía en el Seminario de Xalapa, Veracruz; Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma y Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma; consiguiendo las licenciaturas en Teología y Sagrada Escritura.

El 5 de abril de 1989, fue electo como VIII Obispo de Querétaro, tomando posesión de la diócesis el 5 de mayo del mismo año