Sin la presencia de las autoridades católicas de Querétaro, el Obispo Samuel Ruíz García, celebró extemporaneamiente sus 50 años de ordenación episcopal

 

Celebra Ruiz 50 años de obispo

Diario de Querétaro

8 de abril de 2010

José Luis Rodríguez

Querétaro, Querétaro.- Nos ha tocado vivir un cambio de sociedad y también una respuesta adecuada de la iglesia a ese nuevo tipo de sociedad…nos ha tocado participar no solamente en la contemplación sino incidir históricamente en ambas situaciones, manifestó el Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García, en la eucaristía con la que celebró sus 50 años de sacerdocio.

En una sencilla ceremonia sin la presencia de ningún miembro del clero de la Diócesis de Querétaro, agradeció a la feligresía y a los curas de la parroquia de la Sagrada Familia -donde ejerce su ministerio sacerdotal- por haberlo recibido después de 40 años de labor en Chiapas: “Quiero agradecer públicamente a esta parroquia que ha sido una grande alegría en mi corazón”

Si bien sus bodas de oro episcopales se cumplieron el pasado 25 de enero, hasta ayer el Obispo Emérito lo celebró con su parroquia ante un centenar de fieles.

En su homilía, Ruíz García dijo que el objetivo de la actividad misionera tiene que ser el surgimiento de iglesias autóctonas donde no haya clero importado sino que este salga de las propias comunidades.

“De iglesias donde el evangelio se encarne en la cultura, no solamente que haya una traducción del mensaje sino que haya una encarnación de los valores de la cultura, y que pueda expresarse el contenido del evangelio desde los valores mismos de la propia cultura”, explicó.

Tras destacar “el sendero de nuestro ministerio episcopal estuvo iluminado por las luces del Concilio Ecuménico Vaticano II”, Samuel Ruiz destacó que una de sus grandes experiencias fue “descubrir la grandeza del indígena y sus dolores”.

El Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas, tiene actualmente 85 años de edad y desde hace diez radica en esta ciudad de Querétaro, a donde se vino, dice, a petición de una hermana que aquí vive.

Él mismo platicó que fue ordenado obispo a los 35 años de edad en la catedral de San Cristóbal de las Casas, “históricamente el primero consagrado ahí, pues todos los demás se consagraban en otra parte o ya llegaban ordenados”, comentó, a la vez de destacar que es apenas el cuarto obispo en la historia de la iglesia en México que llega a los 50 años de ejercicio como tal.

A Ruiz García le tocó vivir el movimiento armado que se inició el 1 de enero de 1994, cuando apareció el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), siendo en esta época cuando la imagen del obispo de San Cristóbal trascendió las fronteras nacionales, para ser reconocido en varios países en donde se defendió su tarea en pro de los indígenas más pobres del país.

Para la solución a dicho conflicto armado Samuel Ruiz fue designado miembro de la Comisión Nacional de Intermediación, CONAI, la cual encabezó. Al cumplir 75 años de edad tuvo que presentar su renuncia al Vaticano de acuerdo al Derecho Canónico que marca como límite esa edad para desempeñarse como Obispo, trasladándose a esta ciudad en donde oficia misa en la parroquia de la Sagrada Familia, en la colonia Jardines de la Hacienda.