Mi obra no detiene la violencia en México: J E Pacheco

Me hubiera gustado que mi obra detuviera violencia en México: Pacheco

Organización Editorial Mexicana

AP

Madrid,

Sorprendido por el revuelo mediático y tímido ante las cámaras que lo persiguen en Madrid, el autor mexicano José Emilio Pacheco llegó a España para recibir el Premio Cervantes de literatura y reflexionó este martes sobre su trabajo y la violencia del narco y el crimen organizado que asola México .

“Creo que mi obra, mi poesía, no ha influido absolutamente en nada”, dijo Pacheco en un encuentro con periodistas en el Ministerio de Cultura español. “Me hubiera gustado que mi obra tuviera esa influencia para detener un poco la violencia en México”.

Poeta y novelista, pero también crítico literario y periodista, Pachecho, de 70 años, recibirá el viernes el Cervantes, el galardón más prestigioso de las letras hispanas, en un solemne acto presidido por el rey Juan Carlos en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

Como manda la tradición, Pacheco leerá un discurso, del que no quiso desvelar ni una sola coma. Pero sí admitió sentirse muy honrado con una distinción que no esperaba recibir y que dijo le aterroriza.

“Al final me llegaron mis 15 minutos de fama”, bromeó. “¿Qué puedo hacer a estas alturas? Gastar el dinero en clínicas y hospitales”, añadió en referencia a los 125 mil euros (160 mil dólares) que conlleva el premio.

Pacheco es considerado uno de los representantes de la llamada Generación del 50. Algunos de sus poemas, como “Alta traición”, alcanzaron gran fama en América Latina y también España.

Entre su obra lírica destacan títulos como “El reposo del fuego”, “No me preguntes cómo pasa el tiempo” y “Siglo pasado”. En narrativa, publicó novelas como “Morirás lejos” y “Las batallas en el desierto”.

A lo largo de su vida ha recibido numerosas distinciones literarias. El año pasado, por ejemplo, también fue galardonado en España con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

“Nunca pensé ser objeto de las cámaras. Es raro y muy novedoso para mí”, dijo el escritor. “Hace 50 años no existían estos premios y no seguías una carrera. No tenías más esperanza que la de escribir”.

Por ello, explicó que es muy difícil definir la poesía y que él sigue escribiendo porque tiene algo que contar. En su opinión, la poesía puede llegar a ser un “vicio como la cocaína”.

“Yo creo que la capacidad poética es inherente a los seres humanos, viene con el lenguaje”, afirmó.

Por último, Pacheco dijo que nuevos formatos de lectura como el libro electrónico, Internet e incluso el teléfono celular pueden ser “instrumentos de poesía”, aunque se definió como un autor de otra época. “Para mí el libro tradicional no ha quedado obsoleto”, consideró.

El Cervantes, concedido por el Ministerio de Cultura del gobierno español, se creó en 1975 y se le considera el más importante de la literatura en lengua española.

La nómina de ganadores a uno y otro lado del Atlántico incluye nombres como Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa y Alvaro Mutis. El año pasado el Cervantes fue para el español Juan Marsé.

Con el reconocimiento a Pacheco se cumple esa tradición no escrita que dice que el galardón se reparte de año en año entre un autor latinoamericano y uno español

Esta entrada fue publicada en Mundo.