Los Zoques establecidos en la ciudad de Tuxtla Gutierrez, Chiapas

Por José Félix Zavala

 

Una arraigada costumbre entre la población tuxtleca y con más énfasis dentro de la comunidad zoque, es aquélla referente a la visita que se hace en la víspera del cumpleaños de nuestras personas queridas, llevándoles una corona de flores naturales y uno o dos paquetes de triquis para felicitarlos por su onomástico, dedicarle algunos tradicionales versos de coronación y cantarle las mañanitas, para felicitarlos en fecha tan significativa.

Las coronas tradicionales son hechas de flores naturales, aunque actualmente y, por cuestiones prácticas, se hace más fácil comprarlas en las tienditas del barrio o en el “exmercado viejo”, aunque elaboradas con materiales artificiales como: papel celofán o crepé, dulces, jicaritas de Chiapa, sombreros y botellitas de licores o cervezas, figuritas de animales en miniatura y una enorme variedad de adornos, muchos en broma dependiendo del sexo, edad y hasta gustos personales.

Aunque las coplas o versos parecen llegados en la época colonial, no tenemos certeza de las fechas aproximadas ni la región de donde provienen, pero es común en muchos pueblos latinoamericanos y sobre todo de Centroamérica. En Chiapas es popular en los municipios ubicados dentro de la Depresión Central, donde se ubican muchos pueblos de herencia zoque. También es usual que este día se llame “tiernitos o pichitos” a los cumpleañeros, porque ellos “acaban de nacer”.

Existen algunas variantes, como en la zona de la Frailesca donde colocan una cortina de papel de china picado en el marco de la puerta de su cuarto, antes de que despierte el festejado, rompiéndola al momento al salir, representando con esto su nuevo nacimiento, pero la corona se adorna con una larga cola de papel de china o crepé. Y en Chiapa de Corzo es común que los amigos del festejado le lleven una “enrama”, ofrenda parecida a nuestro somé, pero con otros tipos de adornos y regalos, el mismo día del cumpleaños y a la hora que llegan a la fiesta.

Pero la corona no sólo se utiliza para las personas vivas, sino que además se utilizan para festejar el aniversario de personas fallecidas, aún acompañadas con “Las Mañanitas”. También es común festejar de esta manera a las imágenes de santos y vírgenes en la víspera de su fiesta, a quienes también se les dedican versos de felicitación adaptados de los que se acostumbran tradicionalmente.

Pero hoy también se utilizan para celebrar la fundación de algún lugar importante, tal como se hace con el Parque “Jardín de la Marimba”, al que coronan cada 12 de septiembre, fecha de su inauguración. Pero lo importante es que no nos olvidemos de las personas o cosas preciadas para cada uno de nosotros, y lo mínimo que podemos hacer es acordarnos de ellos y de paso llevarle una corona para poder conservar esta bella tradición.

No podemos dejar de mencionar el popular programa radiofónico “Ahí viene la marimba”, donde diariamente se dedican “coronas” a los cumpleañeros de todo el estado y a lo de fuera de México, además de alegres melodías en marimba, para quienes estando lejos añoran esta inestimable tradición oral.

Aunque también debemos recordar que estos versos se decían “cantaditos” y no sólo hablados o recitados como se hace ahora, ya que actualmente quedan muy pocas personas que usan esa forma de “coronar”. Otro punto importante es que no todos lo sabemos hacer, por eso quienes son buenos “coronadores” son muy solicitadas en las fiestas para dedicarle estos versos a la persona festejada y aunque casi todos son del dominio público, muchos se van adaptando de manera constante, pero aún así han conservado el estilo de copla rimada que tal vez tuvieron desde su época de creación.

Pero bueno, basta de “rollos” y vamos entrando al tema, así que les tenemos algunas de las coplas más comunes y que se complementan a otras con rimas, en tono relajado y divertido, para alegrar el festejo, muchos de estos fueron aportados por diversas personas como Leopoldo Gallegos Vázquez, María Eugenia Aguilar, Gonzalo Gurría Pérez, Mario Méndez Jamayote, Natividad Acuña Aragón, Julio Gómez, Manuela de la Cruz (+) y otros más. Y así escribimos los siguientes:

*

Aquí te traigo esta corona

que en el jardín la corté

y la traigo destinada

para ponérsela a usted

No le puse albahaca

porque se lo comió la vaca

no le puse cartucho

porque se lo comió el chucho

No le puse flor de mayo

porque se lo comió el caballo

no le puse tziqueté

porque no encontré

Y no te traje marimba

porque no tuve con qué

sólo traigo esta corona

para ponérsela a usted.

Los tíos Manuela de la Cruz (+) y Julio Gómez, quienes acostumbraban coronar (don Julio todavía lo hace), al estilo del “cantadito” tradicional y nos proporcionaron estos versos de coronación:

*

Con una pluma naciste

ven niña a escribir tu nombre

en el céfiro y la aurora

y la brisa juguetona

Yo no traigo jazmines ni claveles

para adornar tu corona

sólo traigo gente honrada

pa´ venirte a coronar

*

Hoy cuando la aurora

relumbrante apareció

el calendario me enseñó

que tu santo reza ahora

Y feliz quien te adora

ha venido este corazón

a darte los parabienes

en tu divina mansión.

Luego tenemos algunos versos de coronación que nos proporcionó Leopoldo Gallegos, mismos que utiliza frecuentemente en los cumpleaños, y que son los siguientes:

*

Ave María que ha llegado

a este jardín de flores

saludando con agrado

a toditos los señores

Ave María que ha llegado

al que no han podido ver

no vengo a pedir de fiado

ni a quedarles a deber

Vengo a pagar al contado

digan si me han de vender.

digan si me han de vender

las flores de un alto olivo

para hacerle su corona

a este estimado amigo.

También logramos reunir, con diferentes personas, estos otros bonitos versos:

*

Por la mañana te lloro

y por la tarde te suspiro

no sabes cuánto te adoro

el día que no te miro

*

Ni la Luna en su apogeo

ni el Sol tan capacitado

han hecho que este día

me olvide del festejado

*

Dame tu mano derecha

que me voy a despedir

y que te sirva de cosecha

lo que te voy a decir

Que para el año que entra

otra vez vuelvo a venir

pues tan dichoso “tiernito”

muchos años ha de vivir.

Los que siguen también son usados como pie de rima, que se pueden unir a otros de los demás aquí escritos u otros improvisados, para conseguir que la persona se sienta complacida:

*

Bajó un pintor del oriente

con gusto y algarabía

para pintar en tu frente

las flores de la alegría

Estamos todos presentes

para hacerte compañía

en este dulce momento

en que reina la alegría

*

La noche empieza todavía

y la Luna se llena de encanto

al saber que este día

es el día de tu santo

*

Con los ángeles del cielo

te venimos a cantar

y con los rayos del Sol

te quisiéramos despertar

hoy que es día de tu santo

te venimos a coronar.

Otros versos escuchados en algunas fiestas familiares, aunque poco utilizados por otras personas, son los siguientes:

*

Al pasar por tu calle bonita

me salió a ladrar tu chucho

ahí me acordé chulita

que yo te quiero mucho

Por eso traje esta corona

para esperar tu víspera dichosa

esta que ahora te adorna

deseando felicidad venturosa

Y que esta corona

muy bien merecida

adorne tu frente

por toda tu vida.

Muchas felicitaciones inician con los siguientes versos, mismos que casi siempre se completan con otros para que concuerden, de acuerdo al nombre de la persona, su apodo o el lugar de nacimiento, sólo es necesario que la rima se la adecuada para que cumpla cabalmente con el cometido, así tenemos:

*

Hoy cuando la aurora

deslumbrante apareció

el calendario me enseñó

que tu santo reza ahora

No llores amigo mío

no llores tu soledad

que aquí están tus amistades

deseándote felicidad

*

Al buen Dios le pedimos

que vivás por muchos años

junto con todos los que venimos

a celebrar tu cumpleaños.

*

No traigo corona de oro

ni de jazmines o claveles

sólo vengo con decoro

a desearte parabienes

*

No me mires con azoro

que corazón de oro viene

en esta humilde corona

que coloco entre tus sienes

*

Vino tinto en rica taza

para que podamos gritar

que viva (nombre del festejado)

con todos los de su casa

*

Ya me voy ya me retiro

deseándote felicidades

viva muchos años el del santo

con todas sus amistades

Y no falta quien, entre amigos y parientes cercanos, rime estos mismos versos con el doble sentido y tonos característicos de nuestra región, y que pueden resultar divertidos dentro del ambiente familiar de estos festejos:

*

Desde muy lejos he venido

llegando casi sin aliento

para encontrar a mi amigo

rebosante de contento

*

Desde muy lejos he venido

pensando en este momento

sólo pa´ venir a coronarte

mi negrito consentido

*

Desde la Costa he venido

cargando camarón, lisa y bagre

sólo pa’ venir a felicitarte

hijo de… mi querida comadre

*

Cayendo que alevantando

desde muy lejos he venido

sólo para coronar cantando

a este hijo de… mi compadre querido.

Y para rematar la visita de coronación se ha vuelto costumbre que los invitados digan coplas picarescas, que son al momento de quitar la corona al agasajado, para entrar en ambiente de fiesta, como son las siguientes:

*

Yo le quito la corona

y la coloco en la mesa

para que el feliz festejado

nos invite la cerveza

*

Yo le quito la corona

y la coloco con mucho tino

para que el cumpleañero

saque las copas de vino

*

Yo le quito la corona

y ya no se ni lo que hago

pues ya es hora que el del santo

saque la botella de trago

*

Toda la fiesta he bailado

haciéndolo con destreza

chulito yo aquí te ruego

que me pasés una cerveza.

En una ocasión escuché el agradecimiento de una alegre cumpleañera, al parecer escrito con anticipación, por la “corona” que le llevaron sus amigos (también pueden ser adaptados para muchas otras ocasiones), y que dicen más o menos así:

*

Hoy el “chiturí” cantando

me avisó que alguien venía

y ya que los estoy mirando

mi corazón se llena de alegría

Agradezco la atenta visita

por el “chiturí” anunciada

vamos a empezar ahorita

a brindar por la festejada

A la salud de los concurrentes

que con tan gran empeño vienen

a felicitarme por mi santo

deseándome parabienes

Por la dicha de ser parentescos

amigos todos y familiares

con el corazón les agradezco

el desearme felicidades

Les ofrezco mil perdones

por lo mal que he atendido

pero a Dios yo sólo le pido

que los llene de bendiciones

y que desde ahora todos lleven

mi alegría en sus corazones

Al terminar la coronación, es común que se quemen varios paquetes de triquis, se toque la “diana” con la música que haya, así como formar una larga fila para abrazar y felicitar al cumpleañero o cumpleañera.

Después vendrán algunas botanas y bebidas que haya preparado la familia para atender a los que llegaron a felicitar al festejado, así como la invitación para el día siguiente, el mero día del cumpleaños.

Claro que esta es sólo una muestra de los versos o coplas que se utilizan para coronar a los cumpleañeros en Tuxtla, porque sería casi imposible reunir todos aquéllos que se han perdido, los que varían en algunas palabras y otros que, dentro de la improvisación del momento, nunca vuelven a repetirse. Pero queden estos como una muestra de nuestra tradición festiva, aunque cada día más olvidada. Tizcotá. (Los Zoques de Tuxtla. 11/06/09. Año IV. No.229).

NOTA:

Por otra parte y a petición de algunos de nuestros lectores, repetimos esta colaboración que apareció el año pasado, en una versión corregida y aumentada, esperando sea de su agrado. Y aprovechamos la ocasión para felicitar a don Antonio Escobar Paredes que cumple 88 años este sábado, en Copoya.

Invitación: De parte del señor Roque Sánchez de la Cruz y señora Esperanza Velázquez, priostes del Santísimo, para hoy jueves 11 de junio a la levantada de los ramilletes (hombres) para llevarlos al templo de San Pascualito y la levantada de priosta (mujeres como costumbre), como parte del Jueves de Corpus Christi. Para luego regresar a su domicilio en la 15ª Sur Oriente 330.

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario