El FIC virtual una nueva oportunidad

La virtualidad del FIC, una oportunidad de redescubrir el arte escénico: dramaturgo

Merry Mac Masters

La Jornada

Ante la pandemia por el Covid-19, las compañías Teatro Línea de Sombra, Neurodrama y Lux Boreal, invitados al 48 Festival Internacional Cervantino (FIC), han compartido el reto de adaptar sus producciones para ser vistas mediante una versión a distancia para medios digitales y televisivos.

Para Henry Torres Blanco, director artístico de Lux Boreal, compañía de danza fundada en Tijuana hace 18 años, “como artistas teníamos desde hace tiempo un reto de alcanzar la competencia de la oferta digital, no igualarla ni emularla, sino responder de otra forma.

La pandemia nos da la oportunidad de dar un gran salto y replantearnos. No vamos a competir con otras plataformas virtuales, aunque sí vamos a redescubrir nuestros públicos, porque hay una necesidad de reflexionar y entender el arte desde otro punto de vista a través de estos medios, sin contar una narrativa fácil o llegar por cuestiones muy comerciales.

El jueves a las 20 horas, Lux Boreal presentará Mamá, adaptación dancística de la obra Edipo rey, de Sófocles, con textos de Jean Cocteau tomados para la ópera-oratorio de Igor Stravinsky. Tras un proceso creativo de dos años, la pieza fue estrenada a finales de febrero, unos 15 días antes de iniciarse la disposición de distanciamiento social, en una versión diseñada para el espacio teatral presencial tradicional.

Según Torres Blanco, ha sido un proceso de adaptación, primero por medio de la plataforma Zoom. En el regreso a la nueva normalidad, en Baja California, “hemos tenido oportunidad de ensayar con cubrebocas; hasta ahora no trabaja toda la compañía, sino por secciones.

Para nosotros fue una aventura satisfactoria redescubrirnos a partir de una historia replanteada en una cantidad de ocasiones en el pasado, esta vez mediante el cuerpo y el movimiento.

Neurodrama monta Virgo

Virgo, puesta en escena de Neurodrama, coescrita por Enrique Olmos De Ita y Daniela Arroio, que se podrá ver el sábado a las 13 horas, también se estrenó de manera presencial a principios de marzo pasado; entonces, no fue diseñada para proyectarse en televisión o computadora.

Dirigida a adolescentes, maestros y padres de familia, la pieza obedece a la línea de la compañía –fundada originalmente en Cantabria, España, luego mudada a Hidalgo, en México– de presentarse en espacios no necesariamente teatrales, como secundarias, patios de baloncesto y salones de computación.

El tema de Virgo es la sexualidad y la virginidad, cómo se viven internamente, por medio de dos monólogos pronunciados por un par de adolescentes en dos épocas distintas, que se entrecruzan.

La temática surgió de una idea mía y de Enrique hace ocho años, porque, al menos en mi adolescencia, nunca estuvo muy claro. Hoy hay mucha información en Internet y las redes sociales alrededor de la sexualidad, tanto para mujeres como para hombres; sin embargo, quisimos abrirla para adolescentes, indicó Arroio.

Una joven que vive en una ciudad pequeña descubre su sexualidad a partir de la masturbación, mientras Javier, radicado en una entidad más tradicional, se da cuenta de que es homosexual.

Los directivos de Teatro Línea de Sombra también se cuestionaron cómo montar su obra Danzantes del alba, que se presentará el 14 y 15 próximos a las 19 horas, cuando el festival se volvió virtual. Fue cuando esta coproducción del FIC y la Universidad Nacional Autónoma de México hizo una especie de migración en el trabajo artístico de la compañía hacia lo visual; es decir, una pieza hecha para ser vista en pantallas, expresó Alicia Laguna Castillo, codirectora de la compañía fundada en Monterrey en 1993.

Danzantes del alba conjunta tres líneas de pensamiento para producir una escena, una imagen y un texto: las formas de gozo; es decir, las festividades; los modos de trabajo que han surgido a partir de los años 80 del siglo pasado en México hasta la fecha mediante la maquila, y el mundo de la migración.

El antropólogo Rodrigo Parrini, integrante de la compañía, explicó que la obra nació hace siete años a raíz de una visita a Tenosique, Tabasco.

 

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *