“Macario” de Bruno Traven y película de Roberto Gavaldón

El largometraje narra la historia de Macario, un indígena pobre que vive atormentado por el hambre y encaprichado por no poder comerse un pavo completo él solo. Preocupada por la salud de Macario y a consecuencia de esta obsesión, su esposa roba un guajolote para cocinárselo y así consentir su deseo.

Narra la historia de Macario,
un indígena pobre que vive
atormentado por el hambre

acario (1959) es una película mexicana dirigida por
Roberto Gavaldón, basada en la obra de Bruno Traven.

El guion fue una colaboración de Emilio Carballido con
Roberto Gavaldón y la fotografía estuvo a cargo de Gabriel Figueroa.

El largometraje narra la historia de Macario, un indígena pobre
que vive atormentado por el hambre y encaprichado por no poder
comerse un pavo completo él solo.

Preocupada por la salud de
Macario y a consecuencia de esta obsesión, su esposa roba un
guajolote para cocinárselo y así consentir su deseo.

Tras ese gran acto, Macario se dirige al bosque para comer
tranquilamente, pero antes de empezar, es sorprendido por el
diablo, “vestido de charro” que le pide compartir su comida; Macario
se rehúsa y continúa su camino hacía un lugar más tranquilo. Por
segunda vez, se le aparece otro gran personaje, en este caso Dios,
quien le pide amablemente un pedazo de su pavo, pero Macario
vuelve a resistirse.

Finalmente, la muerte hace su aparición, y esta
vez Macario accede, astuto, a compartir su comida.

La muerte,
Narra la historia de Macario,
un indígena pobre que vive
atormentado por el hambre

asombrada por los rechazos anteriores y agradecida por el pavo,
obsequia a Macario un agua milagrosa que cura cualquier enfermedad y le indica que cuando se encuentre con un moribundo, si
ella aparece a los pies de este, puede proceder a curarlo, si aparece
en la cabecera entonces no hay nada que hacer.
Durante los días posteriores,

Macario se dedica provechosamente a
curar a cualquier enfermo que se presente, rico o pobre, creándose
una fama inmediata. Sin embargo, la autoridad eclesiástica comienza
a sospechar y lo aprehenden acusado de brujería. Poco después, el
Virrey le pide ayuda para salvar a su hijo, con la promesa de dejarlo
libre, pero la muerte acude sin que se pueda hacer nada.

Así, el
destino de Macario queda comprometido.

Macario nos ofrece un panorama folclórico de la cultura mexicana.
Si bien la crítica en un principio la acusó de artificial, es una película
que muestra la tradición del pueblo mexicano con la muerte y la
belleza que radica en estas costumbres.

Este filme continúa siendo
un gran ejemplo del buen cine mexicano de la década de 1960.

Las buenas actuaciones, sumadas a la excelente fotografía de la película, son características que le dieron el lujo de ser el primer largometraje mexicano nominado en la categoría de mejor película en
lengua extranjera por la academia hollywoodense.

Esta entrada fue publicada en Mundo.