Fortaleza de San Carlos en Perote

La Fortaleza de San Carlos es uno de los edificios militares emblemáticos de la arquitectura militar en México. Se encuentra localizada en la altiplanicie del Estado de Veracruz en el municipio de Perote.

Es proyectada y construida por el ingeniero militar Manuel de Santistevan quien fue Ingeniero Director de Fortificaciones de la Nueva España (1763-1785). La importancia estratégica de esta fortificación estriba en su proximidad al Camino Real que comunica la Costa del Golfo, desde el Puerto de Veracruz y su fortaleza de San Juan de Ulúa, con el interior de territorio de la Nueva España hasta la Ciudad de México pasando por Xalapa y Perote.

El factor importante que determina su creación es la amenaza inglesa en el Caribe ante la toma de La Habana por los ingleses en 1762 y su proximidad a las costas de Yucatán y al Golfo de la Nueva España.

La estrategia es reforzar el sistema defensivo mediante la creación de una fortificación en el interior que tenga una función de almacén de víveres y pertrechos de guerra y sea a su vez un cuartel para las tropas que viajan de la ciudad de México a Veracruz.

Con un espacio para el descaso y acuartelamiento de las tropas en la fortaleza de San Carlos es posible auxiliar a la fortaleza de San Juan de Ulúa es caso de ser atacada por los ingleses.

La construcción se inicia el 25 de junio de 1770 y finaliza en diciembre de 1775, quedando en estado de defensa con su artillería montada en 1777. Es realizada durante el mandato del Virrey Marqués de Croix.

El ingeniero Manuel de Santistevan realiza dos proyectos el primero consiste en una fortificación regular de planta cuadrada con cuatro baluartes, en su interior una Plaza de Armas y alrededor de ella cuatro edificios interiores destinados para el alojamiento de la tropa. Se diseñan también dos almacenes de pólvora subterráneos en dos de los baluartes y defensas exteriores de foso, camino cubierto y glacis.

Pero este proyecto es considerado por la Junta de Generales como un fuerte peque&nAcceso principaltilde;o y se pide a Santistevan haga otro proyecto adaptado a las dimensiones de la fortificación menor en Europa.

De este segundo proyecto el ingeniero Santistevan conserva la tipología de planta regular cuadrada ahora de mayores dimensiones con aproximadamente 280 varas por lado (236.34 mts). El diseño sigue todas las Reglas del Arte de la Fortificación.

Los cuatro baluartes están orientados a los cuatro puntos cardinales y son hoy en día un excelente ejemplo por su tipología de baluartes macizos, es decir con su interior relleno y con dos baluartes vacíos pues en su interior se localizan los almacenes de pólvora subterráneos.

El nuevo proyecto cuenta con una capacidad de alojamiento para 1000 hombres, albergados en los cuatro edificios interiores que se localizan en el perímetro de la Plaza de Armas (50.00 x 50.00 mts) y en 49 espacios abovedados bajo el terraplén. Los edificios interiore se encuentra intercomunicados entre si y con una organización espacial de planta baja y alta con corredores al frente. Tipología que sigue las Reglas del Arte de la Fortificación en cuanto a Edificios para alojamiento de tropa.

El edificios principal esta destinado para alojamiento de oficiales de mayor rango, para el gobernador de la plaza, en el se localiza la capilla y las habitaciones para el capellán.

Los otros tres edificios están destinados para el alojamiento del resto de los oficiales y en uno de ellos se localiza el espacio para el Arsenal.

Los cuatro edificios interiores están separados del recinto defensivo principal por una calle militar que circunda la plaza. A través de esta calle militar se accede a los 49 espacios abovedados que se localizan bajo el terraplén. En el exterior las defensas se organizan en foso seco, contraescarpa, camino cubierto y glacis con salidas serpenteantes al terreno próximo a la fortaleza.

Apoyan al ingeniero Manuel de Santistevan en la construcción de la fortaleza su hijo Manuel María Santistevan como ingeniero voluntario, el Teniente Coronel e ingeniero militar MigueVista general del fosol del Corral, encargado directo de la obra durante las ausencias de Santistevan. Trabajan también en la obra Don Juan Ayson y Don Joseph Rincón maestro albañil. El Teniente Coronel e ingeniero Diego Panes, Narciso Codina ingeniero extraordinario y Pedro Ponce que es el ingeniero encargado del Detall de la obra.

En la fortaleza de San Carlos pueden apreciarse claramente los principios de solidez que se mencionan en los Tratados de Arquitectura Militar de la época, al hablar de resistencia y durabilidad, lo cual puede verse en sus elementos constructivos como muros, cortinas y bóvedas a prueba de bomba.

Los muros están realizados siguiendo la técnica constructiva del muro de tres hojas, (dos de sillería para el exterior y un interior relleno de mampostería ordinaria). El diseño de los muros por el exterior recoge los elementos básicos de toda cortina: banqueta o retreta, muro a talud en sillería con camisa de sillarejo, cordón de piedra labrada y parapeto con troneras, para este caso realizadas en ladrillo con aristas en cantería.

Como elementos significativos son la puerta de acceso con su portada en estilo neoclásico, contaba con un puente levadizo hoy desaparecido, por el interior la fachada del acceso que da a la calle militar decorada con cantería de piedra labrada. La Plaza de Armas con sus cuatro edificios, así como los elementos decorativos que embellecen los muros de los pasillos con molduras, claves de bóvedas, dinteles de puertas y otros elementos realizados en cantería de piedra y esculturas como la del león que decora el surtidor del agua en la fuente para el abrevadero, entre muchos otros que se descubren al recorrer los espacios de la fortaleza.

Durante el siglo XIX la fortaleza de San Carlos tiene una participación destacada en el devenir histórico de la Nueva España y la lucha por la independencia.

La Fortaleza conocerá de cerca al General Antonio López de Santa Anna, primero como miembro del ejército realista defendiendo a la Corona Española y después como actPuerta de accesoivo militante del Ejército Trigarante en la lucha por la independencia.

Una vez consumada la independencia la fortaleza será destinada como sede del Colegio Militar en 1823.

En 1838 la fortaleza de San Carlos apoya en la defensa del puerto de Veracruz y la Fortaleza de San Juan de Ulúa, durante la invasión francesa conocida como Guerra de los Pasteles.

Muere en la fortaleza de San Carlos en 1843 el primer presidente del México independiente el General Guadalupe Victoria.

En 1843 El General Santa Anna tiene prisioneros a los soldados tejanos conocidos como Los Presos de Mier. Suceso que se considera como detonador de la invasión de Norteamérica a México en 1847. Durante la cual la fortaleza de San Carlos apoya nuevamente con municiones y víveres a la fortaleza de San Juan de Ulúa en Veracruz.

Durante la etapa de la Reforma y el segundo imperio, la fortaleza tiene una participación destacada defendiendo el Camino Real y a la apoyando a la plaza de Veracruz. El 15 de noviembre de 1858 la fortaleza de San Carlos se rinde y es tomada por los conservadores.

Entre 1862 y 1863 se desarrolla la invasión francesa a Veracruz, las guerrillas llegan hasta Perote tomando la fortaleza por más de tres años y quedando liberada tras el fusilamiento de Emperador Maximiliano de Habsburgo el 19 de junio de 1867.

Durante el siglo XX la fortaleza toma parte en la lucha por derrocar al General Porfirio Díaz convirtiéndose en sitio estratégico durante la Revolución de 1910.

En 1939 la fortaleza es rehabilitada y en ella viven un grupo de refugiados de la guerra civil española.

En 1942 – 1945 durante la Segunda Guerra Mundial y debido a participación de México en esta contienda, la fortaleza se convierte en Estación Migratoria (campo de concentración) aquí estarán prisioneros japoneses, italianos, alemanes y todos aquellos considerados enemigos en ese momento.

El 27 de agosto de 1949 la fortaleza es rehabilitada y convertida en reclusorio (cárcel), función mantiene hasta elElemento Decorativo año 2007.

El 20 de junio de 2007 el Gobernador Fidel Herrera Beltrán entrega al H. Ayuntamiento de Perote, Ver., la fortaleza de San Carlos para su custodia, quedando abiertas las puertas al público después de 58 años como cárcel.

En septiembre de 2008 se inician los trabajos para el rescate de la fortaleza y los primeros trabajos de liberación de añadidos. Los trabajos de Liberación de añadidos estuvieron a cargo del arquitecto restaurador J. C. Jorge Pérez Quintos y la realización del Proyecto Ejecutivo para la Rehabilitación de la Fortaleza de San Carlos están bajo la dirección de la Dra. Arq. Sara E. Sanz Molina, participando también un grupo multidisciplinar en el proyecto.

El 4 de febrero de 2009 inician los festejos para la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana.

El 25 de enero de 2010 da inicio la segunda fase para la rehabilitación de la Fortaleza de San Carlos.

Las visitas a la Fortaleza de San Carlos en el municipio de Perote Veracruz son de acceso libre y pueden realizarse recorridos guiados por el interior y el exterior.

Bibliografías relacionadas

Calderón Quijano, José Antonio. Fortificaciones en Nueva España. Ed. Gobierno del Estado de Veracruz, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Escuela de Estudios Hispanoamericanos, Madrid. 1984.

Sánchez Lamego, Miguel A. El Castillo de San Carlos de Perote. Colección Suma Veracruzana, 1939.

Ramírez Lavoignet, David. Testimonios para una historia de Perote. En Seminario de Historia de la Universidad Veracruzana. Edit. Ayuntamiento Constitucional de Perote, Jalapa. Ver, 1973.

Sanz Molina Sara Elizabeth. Tres fortificaciones en Nueva España: Estudio arquitectónico – constructivo. Escuela Técnica Superior de Arquitectura ETSAB, Barcelona, 2002. Tesis doctoral Inédita.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *