El oso de Chéjov con reflexiones de género

Presentan El oso de Chéjov con reflexiones de género

Carlos Paul

La Jornada

La abnegación y fidelidad amorosa de una joven mujer viuda es contrastada con el denominado mandato de la masculinidad –que la antropóloga feminista Rita Segato considera una especie de deber ser o necesidad de los hombres por demostrar y presumir ante sus pares su potencial económico, sexual, físico o de dominación para ser reconocidos y aceptados socialmente– durante la obra de teatro El oso, de Antón Chéjov, que con adaptación y dirección de Alberto Santiago se estrenará el 9 de enero a través de la Sala Virtual del teatro El Milagro.

Se trata de una propuesta artística que implicó amalgamar el lenguaje cinematográfico y teatral, explicó Santiago. Es una búsqueda artística audiovisual, con la idea de acercar de manera virtual al espectador contemporáneo sin perder la esencia de nuestro arte, el teatro.

El Oso gira en torno a un terrateniente y ex militar ruso, Grigori Smirnov, quien se encuentra al borde de la quiebra con el inminente embargo de sus propiedades. Sus deudores, que son varios, no le han pagado para que él a su vez pueda liquidar al banco.

Luego de una serie de vicisitudes, Grigori llega sin dormir, golpeado y malhumorado a la casa de una viuda, Yelena Pópova, para reclamar una deuda que su marido adquirió antes de morir. Al recibir Grigori una negativa de pago más, explota y saca lo peor de él mismo.

Dicha historia, escrita en 1888, es adaptada a un contexto social mexicano contemporáneo para hablar de la desigualdad de género y de conductas negativas detonadas por el miedo, apuntó el crea-dor escénico.

Lo que se pone de manifiesto en la obra es esa masculinidad frustrada, que se vuelve violenta ante el miedo y las presiones de un determinado sistema económico.

En contraste, se encuentra la mujer abnegada y fiel a su difunto marido, aun cuando éste era violento e infiel, y quien no se dejará imponer por el hombre que le reclama la deuda.

La adaptación de la obra del dramaturgo ruso tiene como título El oso. Ensayo abierto sobre la obra de Chéjov, pues para el montaje se adaptó y articuló el texto teatral y el trazo escénico con un guion para el movimiento de las cámaras, iluminación y sonido.

Como si fueran momentos aparte de la representación teatral, se entretejen una serie de testimonios en tono documental de los actores/personajes, en los que se reflexiona sobre la desigualdad de género.

El trazo escénico implicó hacer uso de distintos espacios del teatro El Milagro, como el vestíbulo y las escaleras interiores y no sólo del escenario, el cual es tomado por la cámara desde distintos ángulos y distancias con la finalidad de que el espectador aprecie que se trata de una obra de teatro.

Con las actuaciones de Elena Garibay, Luis Ernesto Verdín y Juan Carlos Torres, integrantes de la compañía ArteGuerrero, El oso…se estrenará el 9 de enero, a las 19 horas, en la Sala Virtual del teatro El Milagro, con transmisiones únicamente los sábados de enero. Costo del boleto 50 pesos, dis-ponibles en la liga elmilagro.boletopolis.com.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *