¿Le queda vida al western? “Buenas noticias” de Paul Greengrass,

Buenas noticias

Leonardo García Tsao

¿Le queda vida al western? Ciertamente, es una preocupación exclusiva de un viejo cinéfilo como yo, que ve en cada ejercicio del género una oportunidad para revivir glorias pasadas. Así pues, Noticias del mundo, un cambio de dirección en la trayectoria del cineasta británico Paul Greengrass, nos remite a los tópicos usuales del western clásico.

Situado en Texas cinco años después de la Guerra de Secesión, el relato sigue al capitán Jefferson Kyle Kidd (Tom Hanks) en su actividad trashumante de ir de pueblo en pueblo leyendo noticias de periódicos a los interesados, a cambio de la módica suma de 10 centavos por cabeza. El hombre se topa con lo que queda de una carreta, el cadáver de un negro asesinado por racismo y una niña abandonada. Ella es Johanna (la alemana Helena Zengel), una huérfana por partida doble: indios kiowa han masacrado a su familia original y ellos, que adoptaron y criaron a la niña han sido muertos, a su vez, por los soldados.

Como es noble y bueno como el pan –característica común de los personajes interpretados por Hanks–, el capitán acepta llevar a Johanna en un largo viaje para reunirla con unos parientes cerca de San Antonio. La travesía, claro, estará sembrada de peligros, incluidos un trío de malhechores que quieren hacer de las suyas con Johanna y una especie de cacique maligno (Thomas Francis Murphy), que presume de haber eliminado a los indios, mexicanos y negros de la zona.

Por supuesto, Noticias del mundo lleva en su ADN varios cromosomas de la obra maestra Más corazón que odio (John Ford, 1956), así como de Temple de acero (Henry Hathaway, 1969) y elementos de otros westerns de Anthony Mann o Budd Boetticher, por ejemplo. Es decir, no hay un intento por transgredir las convenciones del género, según lo hicieron algunos realizadores de los años 70, digamos.

Lo interesante de la película es cómo plantea un tiempo y un lugar de la historia estadunidense en que la división ideológica, producto de la guerra civil, ha provocado un descontento y un rencor generalizados entre los derrotados. No sería descabellado comparar a esos texanos inclinados a la violencia con los simpatizantes derechistas de Trump que en enero irrumpieron en el Capitolio. Son tiempos peligrosos, uno y otro.

Por su parte, Greengrass ha cambiado su estilo para aspirar al clasicismo del western. Lo que antes era un constante movimiento de la cámara y una edición trepidante, ha sido remplazado por un ritmo mucho más relajado, una mirada más apacible. Incluso la violencia, inevitable en el género, es resuelta con suma discreción.

Hanks ofrece su acostumbrada solvencia heroica al papel de Kidd sin siquiera una traza de neurosis. Pero la actuación fundamental para la verosimilitud y emotividad de la película es el de la joven Zengel. Con una mirada entre temerosa y desconfiada, prácticamente sin diálogos, el personaje de Johanna trasciende ser un mero recurso de guion para volverse un conmovedor ser humano, que ha sufrido el desplazamiento afectivo desde la tierna infancia.

La lástima es que Noticias del mundo esté obligada a verse en una pantalla casera, por cortesía de Netflix. La épica del western, como se sabe, debe apreciarse en la pantalla grande de una sala de cine.

D: Paul Greengrass/ G: Paul Greengrass, Luke Davies, basado en la novela homónima de Paulette Jiles/ F. en C: Dariusz Wolski/ M: James Newton Howard/ Ed: William Goldenberg/ Con: Tom Hanks, Helena Zengel, Elizabeth Marvel, Thomas Francis Murphy, Bill Camp/ P: Perfect World Pictures, Playtone, Pretty Pictures, Universal Pictures. EU, 2020.

Twitter: @walyder

lgtsao@hotmail.com

Esta entrada fue publicada en Mundo.