La Orquesta Nacional de Jazz de México

Jazz

Antonio Malacara

La Jornada

Por supuesto, siempre es reconfortante que alguien conozca y reconozca tu trabajo, y más aún cuando se desarrolla entre las reducidas y selectas espirales del jazz. Todo guiño puede documentar el optimismo y recargar las pilas. Pero si este reconocimiento va a ser avalado por un grupo de los más importantes jazzistas del país, las expectativas se multiplican y las emociones se despliegan como un atlas.

A iniciativa de la Orquesta Nacional de Jazz de México, con el aval del Centro Nacional de las Artes (CNA) y el apoyo y la cuatitud de varias instancias del medio, se acaba de instituir el Premio Jazz Joven.

Con Manuel Huízar como director general, en un inicio haciendo mancuerna con Gerry López, la Orquesta Nacional de Jazz de México nace en 2014 y labora hasta la fecha como una asociación civil que sabe cómo adentrarse en las opciones culturales que han logrado sobrevivir en este sexenio.

Así, instauran una serie de presentaciones anuales en el Centro Nacional de las Artes. En 2018 conmemoran el centenario luctuoso de Juan García Esquivel en el Teatro de la Ciudad; en 2014 presentan un primer EP, y en 2019 aparece el disco La Mexicana, en el que enlazan las múltiples rítmicas de la polka, el son huasteco, el jarocho, el istmeño y el chiapaneco con los códigos del jazz. Entablan, además, relaciones con la Orquesta Nacional de Jazz de España para intercambiar una serie de presentaciones en ambos países. Hasta que el virus de todos tan temido detuvo el andar en todos lados (bueno, sólo el andar físico).

Platicamos con Manuel Huízar, flautista egresado de la licenciatura en Jazz de la Escuela Superior de Música, alumno de Pablo Hidalgo Wong.

–¿Cómo nace la idea de este premio?

–Desde hace años yo ya venía pensando en este premio, pero estaba pensado en otras circunstancias. No nos imaginábamos que llegaría esta pandemia, y como entonces ya no hubo trabajo para los músicos, ya no hubo de dónde generar. Estaba muy abajo el ánimo de todos los compañeros y muchos se regresaron a sus estados natales… entonces hablé con el equipo central de trabajo y les dije que ya era tiempo de hacerlo, que era importante inyectar una pequeña dosis de energía a la escena.

–El Centro Nacional de las Artes también está en esto, ¿verdad?

–Sí. Ya contábamos con el apoyo de Contratiempo Jazz, de Jazzatlán, de El Convite y de otras marcas, pero le propuse al CNA que colaborara con nosotros para tener un mayor alcance.

–¿Quién convoca oficialmente a este premio?

–La Orquesta Nacional de Jazz de México en colaboración con el Centro Nacional de las Artes.

–concretamente, ¿de qué se trata este premio Jazz Joven?

–Busca reconocer a los músicos jóvenes. Básicamente son dos, uno a mejor solista y otro a mejor ensamble. Inventamos un tercero, que se llama Premio del Público, auspiciado por El Convite para reconocer talento nacional.

–¿De qué edades?

–Para solista es de 16 a 30 años. Para ensamble, de 16 a 35 años. Todos los detalles están en la página de la orquesta (www.onjmx.org). Ahí viene un formulario que es muy fácil de llenar. Hay que mandar dos videos; hay una lista de estándares, y de ahí uno es obligatorio. Y hay una pieza libre, que puede ser un original u otro estándar.

–¿Quién va a elegir a los ganadores?

–Tenemos un jurado muy interesante. Están Héctor Infanzón, Agustín Bernal, Tim Mayer, Alberto Medina, Francisco Lelo de Larrea, Gustavo Nandayapa, Christian Mendoza, Omar Guzmán e Ingrid Beaujean.

–¿Hasta cuándo pueden presentar trabajos?

–La convocatoria se abrió el 5 de enero y se cierra el 28 de febrero. Los finalistas se darán a conocer el 15 de abril y la final será el 30 de ese mes, Día Internacional del Jazz, en el Centro Nacional de las Artes.

Suena bien. Suena muy bien. Ya veremos. Salud.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *