Al menos 12 mil niños murieron o resultaron heridos en el conflicto en Siria: UNICEF

Al menos 12 mil niños murieron o resultaron heridos en el conflicto en Siria: UNICEF

Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-

Al menos 12 mil niños han muerto o han resultado heridos desde el inicio del conflicto en Siria, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El organismo alertó que 90% de los infantes en Siria requieren ayuda humanitaria, una cifra que aumentó en 20% el último año.

“Este no puede ser otro hito sombrío que pase desapercibido ante el resto del mundo mientras los niños y las familias de Siria siguen sufriendo”, señaló Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

Añadió: “Las necesidades humanitarias no pueden esperar. La comunidad internacional debe dedicar todos sus esfuerzos a conseguir establecer la paz en Siria y movilizar ayuda para sus niños”.

El representante del organismo en Siria, Bo Viktor Nylund, destacó que la violencia, la miseria y la pandemia de covid-19 están llevando a millones de familias al borde de la desesperación. En el último año el precio de la canasta de alimentos aumentó más de 230% y la contingencia sanitaria hizo resurgir el matrimonio y el trabajo infantil, apuntó.

Además, casi 2.45 millones de niños en Siria y otros 750 mil de países vecinos no asisten a la escuela; las fuerzas combatientes han reclutado a más de 5 mil 700 infantes (algunos de ellos de tan sólo siete años), y más de mil 300 instalaciones educativas, centros de salud y trabajadores han sido objeto de ataques.

Nylund aseguró que los seis millones de niños que nacieron en Siria en esta década y los que permanecen refugiados en países vecinos “no conocen nada más que la muerte, el desplazamiento y la destrucción”.

De acuerdo con UNICEF, requiere de manera urgente mil 400 millones de dólares para brindar asistencia a los niños en Siria en 2021, y exigió la renovación de la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la asistencia transfronteriza para mantener la prestación de asistencia vital al otro lado de las fronteras sirias.

“En esta guerra no hay ganadores; la mayor pérdida es la que están sufriendo los niños sirios. Es hora de que las partes beligerantes dejen las armas y se sienten a negociar. La paz y la diplomacia son la única forma de salir de este abismo”, concluyó UNICEF.

Esta entrada fue publicada en Mundo.