los mayas en Chakán Putum,

Los aguerridos mayas se rebelarían en la batalla se San Bernabé el 11 de junio de 1531 en las inmediaciones de Campeche. …

Al principio los mayas en Chakán Putum, cooperaron con los españoles de la villa, pero al ver que eran pocos comenzaron a conspirar.

Historia de Champotón!

La parte histórica del municipio de Champotón es muy interesante, pues todo comenzó cuando un grupo de Itzáes comenzaron a llegar a la península de Yucatán en el año 435, poblando el territorio de Bacalar y subiendo al norte y occidente, de esta forma habitaron también Chakán Putum.

Muchos años después, en el 869, llegó el jefe de los tutul xiúes, quien procedía de Nonohual llegó Ah Mekat Tutul Xiu, obligando a los primeros itzáes a replegarse a la selva y abandonar Chakán Putum y otras ciudades. Fue así como después los tutul xiúes se establecieron principalmente en Uxmal en el año de 987.

Otros grupos comenzaron a llegar como por ejemplo los Cocomes y los itzáes, quienes junto con los tutul xiúes formaron la Liga de Mayapán que comenzó en el año de 1047. Varios años más tarde, la península de Yucatán, se dividió en 16 cacicazgos, como el Ah Canul, Can Pech y Chakán Putum.

Cabe señalar que las pugnas entre cacicazgos eran muy frecuentes, sobre todo entre el grupo de los cocomes y los de tutul xiúes. Tal vez sin esperarlo, en el año de 1517 se llevó a cabo la primera expedición española a las costas mexicanas, comandada por Francisco Hernández de Córdoba, quien fue el descubridor de la península de Yucatán, iniciando en Isla Mujeres y Cabo Catoche, para después llegar a Campeche.

Los españoles se deslumbraron con la gran naturaleza de Campeche, en donde decidieron parar para abastecerse de aguay después volvieron a embarcar para continuar su trayectoria, sin embargo tanta aventura hizo que no cerraran sus pipas y contenedores de agua, provocando que tuvieran que desembarcar nuevamente un poco más al sur en un lugar cercano llamado Champotón, cuyo nombre en ese entonces fue “Chakán Putum”.

Cabe decir que las expediciones que se hicieron continuaron por la costa y llegaron a Chakanputún, lugar al que después rebautizaron como “Champotón” en donde vivían aproximadamente mil indígenas que estaban armados, quienes atacaron a los españoles, matando a muchos y dejando herido al capitán español.

Lo anterior provocó que la expedición española se retirara de esas tierras, huyendo sin agua y con muchos heridos. La historia señala que fueron a Florida en busca de agua pero allá también fueron repelidos por los nativos, viéndose en la necesidad de regresar al puerto de Carenas cerca de La Habana en Cuba. Todo lo que sucedió en Champotón, enfocándose en las diferencias y enfrentamientos sangrientos, provocó que las personas lo bautizaron como “Puerto de Mala Pelea”.

En el año de 1518, se dio una segunda expedición comandada por Juan de Grijalva, quien junto con su tripulación salieron de Cuba, pasaron por Cozumel y después a la Bahía de la Ascensión, volvieron a rodear la costa de la península hasta que llegaron a Champotón para abastecerse de agua, cabe señalar que debido a la experiencia de la primera expedición, los españoles se encontraban más preparados para enfrentar y someter a los nativos, porque iban con armas para defenderse en caso de volver a vivir un momento de enfrentamiento, lo cual sucedió, en donde existieron varias muertes por parte de los españoles y de los mayas couohes que habitaban en dicho territorio, los que sobrevivieron a esto, tuvieron que volver a huir.

Es elemental decir que Grijalva mandó a sus traductores mayas de nombres Julianillo y Melchorejo a llamar a otros caciques, pero nadie acudió al llamado, motivo por el cual, la expedición tuvo que abandonar Champotón y continuar su ruta hacia la desembocadura del río desde entonces llamado “Grijalva” en Tabasco. En el año de 1519 se dio la tercera expedición que fue comandada por Hernán Cortés, este viaje se realizó para vengar a los expedicionarios anteriores, en donde se dieron muchos muertos a causa de los enfrentamientos que tuvieron con los habitantes de la región.

El viento que existía en ese entonces no favoreció el desembarque siendo los pilotos quienes lograron convencer a Cortés seguir de frente con las embarcaciones, fue así como pasaron de largo hasta llegar a la Laguna de Términos, en donde enfrentaron a los mayas chontales de la región.

Después de eso, se dio una fuerte confrontación con el nombre de Batalla de Centla, en donde Hernán Cortés sometió y pactó con los mayas fundando la villa de Santa María de la Victoria, lo que hoy es Frontera. Fue en este momento cuando los mayas decidieron tener un acto de paz con Hernán Cortés, regalándole a Malintzin junto con otras esclavas. Posteriormente, en el año de 1526, Francisco de Montejo viajó a España y solicitó permiso para llevar a cabo la conquista de la península de Yucatán, siendo en ese mismo año cuando la corona española otorgó a Montejo el título de “Adelantado, Gobernador, Alguacil Mayor y Capitán General de Yucatán”, después de haber adquirido este título y poder, Montejo logró conquistar Champotón y Campeche, porque fueron parte de la Conquista de Yucatán, la cual se realizó en tres etapas.

La primera etapa inició en 1527 cuando Montejo incursionó por la parte noreste de la península con ayuda del capitán Alonso Dávila, pero todos fueron repelidos por los mayas que habitaban el lugar, esta etapa duró hasta 1529. La segunda etapa inició un año más tarde, cuando nuevamente Montejo entró por el lado oeste, con lo que finalmente logró fundar Salamanca de Campeche en 1531.

Posteriormente, Alonso Dávila fue enviado por Montejo a cruzar el sur la península y fundó en Bacalar Villa Real, pero esta posición tuvo que ser abandonada, lo que se dio en 1535. La historia señala que el hijo de Montejo, mejor conocido como “el Mozo” se enfrentó a otro pobladores y fue vencido en la ciudad real de Chichén Itzá a finales de 1534, motivo por el cual, los españoles se vieron en la necesidad de abandonar la península en el año de 1535.

A pesar de que Montejo había ido a la Ciudad Real de Chiapa en San Cristóbal de las Casas, desde ahí dio órdenes a su hijo y sobrino para incursionar nuevamente en la península. Consideró necesario que se trasladara la villa de San Pedro Tanoche en Tabasco hacia Champotón para formar la primera posición en la península, razón por la cual se le bautizó como Villa de San Pedro Champotón en el año 1538.

Ante estas acciones, los mayas en Champotón, se unieron a los españoles de la villa, pero al ver que eran pocos comenzaron a conspirar, esto provocó divisiones entre ellos, con lo que después se cambiaría el nombre de la villa a “Salamanca de Champotón”. Otras personas se establecieron en Champotón, en donde el Mozo, el sobrino y otros capitanes lograron avanzar a la parte norte y oriente para la conquista de Yucatán.

En el año de 1543 el rey de España designó a Fray Bartolomé de las Casas para ser obispo de Chiapas en donde sus límites jurisdiccionales incluían al territorio de Champotón. En 1546 llegaron los frailes franciscanos que fueron dirigidos por fray Luis de Villalpando, entre los nombres que figuran están Juan de Albalote, Lorenzo de Bienvenida, Melchor de Benavente, Don Ángel Maldonado y Don Juan de Herrera. Fue así como en 1546 el popular Francisco de Montejo, mejor conocido como “el adelantado”, fue quien introdujo el cultivo de la caña de azúcar en el territorio mencionado.

Fue hasta más tarde cuando por decreto del gobernador Miguel Barbachano del 1º de mayo de 1852, Champotón fue finalmente elevado a la categoría de villa y al constituirse en estado el distrito de Campeche, pasó a formar parte de la nueva entidad. El 19 de noviembre de 1863 se dio un desembarco en Champotón de fuerzas francesas que realizaron varios ataques, posesionándose instantáneamente del Fortín de Costa San Antonio. Ante esta situación, la tropa acantonada en Champotón encabezada por el entonces coronel Pedro Celestino Brito, apoyado por el teniente José de la Rosa Ugarte y el subteniente marino Durán, enfrentaron eso de una manera muy valiente, con lo que lograron recuperar el bastión. Las cosas comenzaron a mejorar cuando el 7 de noviembre de 1957 se le concedió el título de ciudad a Champotón mediante el decreto núm. 88 emitido por el H. Congreso del estado. El Dr. Alberto Trueba Urbin.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.