Insolvencia e inseguridad golpean a sector empresarial

Insolvencia e inseguridad golpean a sector empresarial

Ahora hasta los defraudan.

Juan David Castilla Arcos

XALAPA

El sector empresarial en Xalapa y la región se ha visto severamente afectado por la crisis financiera derivada de la pandemia del SARS-COV-2 (COVID-19) y, aunado a ello, ha perdido los fondos de sus cuentas bancarias.

Los empresarios han padecido fraudes por más de 500 mil pesos en distintas instituciones bancarias.

De acuerdo con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial en la ciudad, Octavio Jiménez Silva, han sido presentadas denuncias en la Fiscalía General del Estado (FGE) por dicho motivo, en las últimas tres semanas.

Se trata de unos 20 empresarios, quienes han reportado que el dinero de sus cuentas bancarias ha sido retirado por personas ajenas, sin su consentimiento.

“Varios empresarios me han informado que ha habido fraudes bancarios, les han retirado de sus cuentas dinero para ser transferido a otras cuentas. Ya fueron a denunciar a la Fiscalía y también a los bancos”.

El líder empresarial refiere que los bancos se niegan a hacerse responsables en esta “grave” situación, lo que afecta directamente al sector empresarial.

“La verdad es grave, porque no estamos hablando de 100 pesos, ni de miles de pesos, estamos hablando de cantidades muy fuertes: arriba de 500 pesos”.

PAGO A PROVEEDORES

Jiménez Silva señala que el dinero perdido estaba destinado para la operación de las empresas de distintos giros o el pago a proveedores.

“Se están dando muchos casos de este aspecto aquí en Xalapa. Van como 20 casos. Han sido varias instituciones bancarias. Sí solicitamos que los bancos también se solidaricen porque son cuentahabientes de ellos, son clientes de ellos”.

Por tal motivo, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Xalapa solicita a la Fiscalía General del Estado que agilice las investigaciones, se sancione a los responsables y sea reparado el daño.

También recomienda a la población en general que esté pendiente de sus cuentas bancarias, sus contraseñas y toda la documentación, para evitar que sea retirado su dinero, de manera irregular.

“Para que no haya un tipo de hackeo, porque es un tipo de hackeo en las cuentas bancarias. No ha habido una respuesta favorable, es lo que me han informado los empresarios”, expresa.

ADEUDOS SIN LIQUIDAR

Los integrantes de la organización Empresas SOS se han visto en la necesidad de salir nuevamente a las calles para pedir al gobierno estatal que liquide los adeudos heredados por gobiernos anteriores.

A mediados de febrero pasado, un grupo de ellos protestó afuera de Palacio de Gobierno por el mismo motivo, en busca de una audiencia con las autoridades.

El empresario Jesús Castañeda Nevárez recuerda que se adeudan más de 450 millones de pesos a aproximadamente 100 proveedores.

“Dicen que han aparecido empresas fantasmas que pretendieron cobrar un monto de mil millones de pesos y que no presentaron contratos ni facturas y que no comprobaron y que somos empresas fantasmas que por eso no se nos paga”.

Comenta que algunos empresarios han dejado de manifestarse para iniciar una lucha legal contra la administración estatal.

Los quejosos han sostenido lonas, a un costado de Palacio de Gobierno, donde se lee: “no somos empresas fantasmas, somos empresas reales, generamos empleo”.

Castañeda Nevárez menciona que el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares aplicó la misma estrategia: descalificar a los empresarios para no pagarles, bajo el argumento de que sus empresas son “fantasmas”.

“Entonces nosotros venimos a decirle al señor gobernador que no somos empresas fantasmas, traemos contratos, traemos facturas, traemos toda la justificación de nuestros casos. Somos empresas reales y si salimos de nuestro refugio, donde estamos resguardándonos en esta pandemia, lo hacemos también por necesidad”.

Asegura que las empresas están legalmente constituidas y, por ello, se ha pedido al gobierno estatal que atienda dicha problemática.

“Dicen que se han pagado cerca de 200 millones de pesos a proveedores y lo que decimos nosotros es que no sabemos a quién, porque a nosotros no”.

SIN INVERSIONES

Otros empresarios sostienen que el repunte en la incidencia delictiva ha inhibido la inversión en la capital de Veracruz.

De acuerdo con el empresario xalapeño David Velasco Chedraui, los índices delictivos en Xalapa repuntaron 21 por ciento en el último año.

A su juicio, el municipio ha sido severamente afectado por la pandemia del coronavirus y la falta de inversiones en materia de obra pública.

“Para que los empresarios sigan creyendo e invirtiendo en Xalapa se tiene que bajar la inseguridad que en los últimos años se ha venido agravando”.

Destaca que las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) muestran que en Xalapa, sólo en enero de este año, se denunciaron 822 delitos, casi un 21 por ciento más que en el mismo mes del año pasado; esto a pesar del confinamiento.

El año pasado se reportaron ocho mil 113 delitos en total, una cifra muy importante si se compara con 2015, cuando se registraron cinco mil 405 delitos.

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía de Xalapa considera que esta situación representa un incremento de más del 50 por ciento en la delincuencia en la capital veracruzana.

David Velasco Chedraui opina que estas cifras son catastróficas y son la razón por la que los empresarios pierden la confianza y el interés de invertir en la ciudad.

DESESPERACIÓN

Hay pequeños empresarios que hasta han marchado y orquestado bailes en el centro de Xalapa y en plena pandemia de COVID-19. La desesperación los ha orillado a dicha situación por falta de empleo.

Se trata de sonideros y empresarios de eventos sociales, quienes han solicitado autorización para reactivar su labor, con la aplicación de las medidas sanitarias.

Las personas se han visto afectadas económicamente por la suspensión de fiestas, durante la emergencia sanitaria.

El pasado miércoles 17 de marzo, los integrantes de la unión empresarial en el ramo del espectáculo, eventos y entretenimiento, denominada “Festejos Veracruzanos”, marcharon en la capital del estado.

Al no obtener una respuesta favorable por parte de las autoridades, salieron nuevamente a las calles del centro de la ciudad con luces y sonido. Los quejosos bailaron al ritmo de la cumbia, sobre la arteria vehicular mencionada de esta ciudad capital.

De acuerdo con la información publicada por el Observatorio de las Finanzas Públicas y Desarrollo Regional de la Universidad Veracruzana (UV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Xalapa existen más de 24 mil empresas, las cuales se encuentran en una situación “caótica”, derivado de la pandemia.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *