10 las familias que han pedido información de atrapados en la mina El Pinabete, no se que haya más víctimas.

Tragedia 60 metros bajo tierra

Se trabaja con ocho bombas

El gobernador Riquelme no descarta que haya más de 10 víctimas en la mina

La falta de información de las dimensiones del yacimiento obstaculiza las labores de rescate

Leopoldo Ramos
La Jornada

Sabinas, Coah.,

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, confirmó ayer que son 10 las familias que han pedido información sobre alguno de sus integrantes, entre los que estaban atrapados en la mina de carbón El Pinabete, pero no descartó que haya más víctimas.

Es lo que nos da realmente la posible certeza de que sean 10 nada más; no estamos descartando que pudieran ser más, pero la realidad es que ahorita hay 10 familias que están buscando a alguien y eso, generalmente, ustedes lo saben, es lo que alerta de manera inmediata, refirió en entrevista colectiva, en las instalaciones del yacimiento.

Cinco mineros lograron salir tras el accidente, de los cuales cuatro fueron hospitalizados y uno más resultó ileso.

Los trabajos de extracción de agua en la mina se realizaban hasta ayer con ocho bombas especializadas, de 150 caballos de fuerza en conjunto y se espera que este viernes lleguen 17 equipos con mayor capacidad.

Sin embargo, de acuerdo con los obreros que lograron salir y los familiares de los que no han sido localizados, lo que dificulta las labores para encontrar a los mineros es que hay más filtraciones de agua en el sitio.

El yacimiento, ubicado en la población de Villa de Agujita, en este municipio, tiene una estructura de tres pozos interconectados. Al parecer, los obreros que trabajaban en los pasadizos perforaron una pared que servía de contención a un río subterráneo, lo que provocó la inundación.

Nosotros tenemos fe en que puedan salir con vida, como siempre, que puedan haber tenido espacio en donde se pudieran refugiar y que de alguna forma podamos encontrarlos a salvo, añadió el mandatario priísta.

Indicó que las autoridades estatales no tienen conocimiento de las dimensiones exactas del pozo debido a que los planos no están actualizados; también desconocen la dirección de los túneles y las condiciones internas de la excavación.

“Estamos dando prioridad al rescate y me he comprometido con las familias a colaborar con la Federación para deslindar responsabilidades, tanto para quienes son dueños, concesionarios o contratistas de la mina.

Estos son los formatos en los que se puede tener una responsabilidad en la región carbonífera; aquí es característico que de alguien es la concesión, alguien la explota y también puede haber un tercero que es el contratista, el que entra realmente a la mina, manifestó Riquelme Solís.

En los pozos, el espejo de agua o nivel de la inundación está a 34 metros bajo tierra y la profundidad de los túneles va de 60 a 70 metros.

La secretaria de Trabajo en el estado, Nazira Sogbi, dio a conocer que “los topógrafos están analizando todos los alrededores para ver si pudiera haber más filtraciones de algunos cuerpos de agua que pudiera estar alrededor.

Hay norias, hay otras minas, sabemos que hay tajos y precisamente lo que anda haciendo el equipo es un levantamiento para verificar que no esté entrando más agua a la mina, puntualizó.

La mina Pinabete se localiza en la comunidad Villa de Agujita, del ejido El Mezquite, en un paraje denominado Las Adjuntas, donde se unen los ríos Álamo y Sabinas, en terrenos de las minas La Nacional y Las Conchas, que están fuera de operación desde hace décadas.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.