Las respuestas que usted leerá, no las escribió un ser humano. Las redactó una inteligencia artificial

ENTREVISTA CON NADIE
Midjorney es una de las cientos de inteligencias artificiales disponibles en Internet que crean arte o imágenes a partir de texto.
Esta imagen fue realizada por ella al solicitarle un rostro para una IA.
De la Redacción
La Jornada

Las respuestas que usted leerá a continuación no las escribió un ser humano. Las redactó una inteligencia artificial (IA), el famoso ChatGTP, luego de que La Jornada preguntó: ¿deben los humanos temer a la IA?

–En términos generales, los humanos no deben temerle a la IA en sí misma, sino a su mal uso o a la falta de ética en su desarrollo y aplicación. Es importante tener en cuenta que es sólo una herramienta y su comportamiento está determinado por los datos y el diseño del sistema. Si se utiliza de manera responsable y ética, puede ayudar a resolver muchos problemas y mejorar nuestras vidas. Por ejemplo, se utiliza en la medicina para ayudar a diagnosticar enfermedades, en la seguridad para prevenir accidentes y en la atención al cliente para mejorar la experiencia del usuario.

“Sin embargo, si la IA se utiliza de manera irresponsable o se diseña con sesgos o propósitos malintencionados, puede causar daño. Por ejemplo, se ha utilizado para difundir información falsa y propaganda en las redes sociales, y también existe el riesgo de que se use para crear armas autónomas que puedan causar daño sin la intervención humana.

Por tanto, en lugar de temer a la IA, debemos tomar medidas para asegurarnos de que se utilice de manera ética y responsable. Esto incluye la transparencia en el diseño y su uso, la eliminación de sesgos en los algoritmos y la regulación adecuada de la IA en sectores críticos como la salud, la seguridad y la privacidad de los datos. Además, es importante invertir en investigación y desarrollo éticos y responsables para maximizar sus beneficios y minimizar sus riesgos.

Aprender, razonar, percibir y tomar decisiones

–¿Qué es la IA? –preguntó este diario al ChatGTP.

–La inteligencia artificial se refiere a la capacidad de las máquinas para aprender, razonar, percibir y tomar decisiones, de manera similar a como lo hacen los seres humanos. Esta tecnología se basa en la creación de algoritmos y sistemas informáticos capaces de procesar grandes cantidades de datos y aprender de ellos, de forma que puedan realizar tareas que antes sólo podían ser hechas por seres humanos.

“La IA se divide en varias categorías según el tipo de aprendizaje que utilice. El aprendizaje supervisado se refiere a la capacidad de una máquina para aprender a partir de datos etiquetados, es decir, cuando se le proporciona una entrada y una salida correcta para esa entrada. El aprendizaje no supervisado, por otro lado, se refiere a la capacidad de la máquina para encontrar patrones y relaciones en los datos sin etiquetar. Finalmente, el aprendizaje por refuerzo es un enfoque en el que la máquina aprende a través de la interacción con su entorno, recibiendo recompensas o castigos en función de su comportamiento.

“La IA se utiliza en muchos campos, incluyendo la robótica, el procesamiento del lenguaje natural, la visión artificial, la medicina y la atención al cliente. Por ejemplo, los robots inteligentes la utilizan para realizar tareas peligrosas o repetitivas, como la exploración del espacio o la fabricación de productos. Los sistemas de procesamiento del lenguaje natural se utilizan en los chatbots y los asistentes virtuales, mientras la visión artificial se utiliza en los sistemas de reconocimiento facial y en los vehículos autónomos.

“La IA también se usa para el análisis de datos y el aprendizaje automático, lo que permite a las empresas procesar grandes cantidades de datos y obtener información valiosa sobre sus clientes, sus operaciones y sus mercados. Puede utilizarse para la detección de fraudes, la optimización de la cadena de suministro, el análisis de riesgos financieros y la toma de decisiones de inversión.

“Sin embargo, la IA también plantea algunos desafíos y preocupaciones. Uno de los mayores temores es que pueda remplazar a los trabajadores humanos, especialmente en trabajos que implican tareas repetitivas o simples. También existe la preocupación de que pueda ser utilizada para crear armas autónomas que puedan causar daño sin intervención humana. Otras preocupaciones incluyen la privacidad y la seguridad de los datos, así como el posible sesgo en los algoritmos de la IA.

En conclusión, la inteligencia artificial es una tecnología en constante evolución que se utiliza para automatizar tareas, mejorar la toma de decisiones y proporcionar nuevas soluciones a los desafíos empresariales y sociales. Tiene el potencial de transformar la forma en que trabajamos, vivimos y nos relacionamos, pero también plantea desafíos y preocupaciones. Es importante seguir investigando y desarrollando la IA de manera ética y responsable, asegurándonos de que se utilice para el beneficio de la sociedad en su conjunto.

–¿Es lo mismo inteligencia artificial que robots?

–No, inteligencia artificial y robot son dos conceptos diferentes, aunque están estrechamente relacionados.

“La inteligencia artificial se refiere a la capacidad de las máquinas para realizar tareas que, hasta ahora, sólo podían ser realizadas por seres humanos. Se basa en algoritmos y modelos matemáticos que permiten a las máquinas aprender de los datos y tomar decisiones basadas en ellos.

“Por otro lado, los robots son máquinas que pueden ser programadas para realizar tareas específicas. Aunque muchos de ellos utilizan tecnología de inteligencia artificial para tomar decisiones, no todos son inteligentes. Algunos simplemente siguen instrucciones prestablecidas y no tienen la capacidad de aprender o adaptarse a situaciones nuevas.

En resumen, la inteligencia artificial es un campo de la informática que busca crear sistemas inteligentes que puedan aprender, razonar y tomar decisiones. Los robots son máquinas que pueden ser programadas para realizar tareas específicas, que pueden o no utilizar inteligencia artificial para tomar decisiones.

–¿Dónde podemos conseguir una foto tuya, ChatGTP?

–Como soy un programa de computadora, no tengo una fotografía personal, ya que no soy una persona real. Soy una entidad virtual diseñada para interactuar con los usuarios a través de texto. Si necesitas alguna ayuda o tienes alguna pregunta en la que pueda ayudarte, estaré encantado de hacerlo.

Esta entrada fue publicada en Mundo.