Wayne Shorter fue una figura central para el jazz en el siglo XX.

Murió la leyenda Wayne Shorter, saxofonista que expandió los límites del jazz

Con el quinteto de Miles Davis y Weather Report grabó destacados álbumes como Nefertiti Bitches Brew

Tenía 89 años

Wayne Shorter es un parteaguas en el género, comentó el columnista de este diario Antonio Malacara.
Juan Ibarra
La Jornada

Wayne Shorter fue una figura central para el jazz en el siglo XX. Los Jazz Messengers, precursores del hard bop; el segundo quinteto de Miles Davis, que en los años 60 se atrevió a incursionar en la música electrónica, y más tarde, en los 70, la exitosa banda Weather Report, son tan sólo tres de los múltiples proyectos a los que el saxofonista perteneció. Dichas agrupaciones ayudarían a expandir los límites de la música originaria de Nueva Orleans trazados hasta entonces, pero también contribuirían a formar la leyenda de Shorter.

El músico nació en Newark, Nueva Jersey, en 1933. Motivado por su familia, empezó a tocar el clarinete a los 15 años, aunque eventualmente cambiaría su instrumento por el saxofón que lo caracterizó. Estudió educación musical en la universidad y luego ingresó al ejército. En 1958 comenzó a tocar con los Jazz Messengers, con quienes compuso destacadas piezas. Luego, Wayne se volvió director musical de la banda.

En 1963, el primer quinteto de Miles Davis, donde se encontraban músicos como John Coltrane y Bill Evans, atravesaba algunas dificultades para mantener una alineación coherente. En ese contexto, Shorter fue llamado. El nuevo ensamble también incluía a músicos como Herbie Hancock, Ron Carter y Tony Williams. Junto con ellos, el saxofonista compuso destacados temas que se incluyeron en álbumes como Nefertiti E.S.P.

“Antes de Miles Davis, Wayne Shorter ya tenía algo qué decir y lo estaba haciendo, tanto como instrumentista –que eso es fundamental, pues además expandió los públicos para el saxofón, sobre todo para el soprano– como compositor, ya tenía un registro”, señaló en entrevista el músico y escritor Alain Derbez. Tenía, sí, mucha influencia de John Coltrane, pero antes tenía mucha influencia de la música de otro de los grandes saxofonistas, en el sax tenor sobre todo, que es Sonny Rollins. También es interesante hablar de la época pre Miles Davis.

Encuentro con Joe Zawinul

Para Derbez, la época en que Davis y Shorter trabajaron juntos está estrechamente relacionada con la visión que tenía el trompetista sobre su quehacer y sus límites. Fue Miles quien se dio cuenta del potencial de compositor que tenía Wayne, algo que le permitió ampliar los territorios de fusión que pretendía, en esos constantes rejuvenecimientos de Miles Davis desde su trompeta, dijo el escritor.

Los seis años que estuve con Miles nunca hablamos de música, contó Shorter a la radio pública de Estados Unidos en 2013. “Miles tenía en su mesa partituras de Krustaviski, el director… y luego tenía un libro de arquitectura y otro de leyes. Se sentaba en la mesa y entonces hablaba de ropa y moda”.

Miles Davis es como Frank Zappa en otro territorio. Era un enorme magisterio de su instrumento, un enorme conocimiento de causa del quehacer musical, una enorme capacidad de sacar jugo a los cómplices que hallaba en su momento, señaló Derbez. Era un tipo de enorme cultura. Y la cultura, ¿qué es eso?, pues simplemente es tener amplitud de miras en las cuales poder fijarse y desarrollarse por dónde quieras. Bajo esa lógica se desarrolló también Wayne Shorter.

Probablemente, siguiendo el ejemplo del trompetista, Wayne se unió más tarde a Joe Zawinul con el fin de formar Weather Report. La agrupación destacó por lograr fusionar géneros como el rock, el R&B, el funk, la música electrónica y muchos otros estilos más, influyendo en futuras generaciones e instaurando un punto de inflexión en la manera de hacer jazz.

Durante esa época, el género se expandió por el mundo. En México también llegó a músicos y melómanos que quedarían marcados con propuestas como las de Shorter y Davis. “Wayne es un parteaguas. Cuando estábamos chavalillos nos impresionó y nos marcó como generación, no sólo Weather Report, sino un disco que hizo con Miles Davis que se llama Bitches Brew. Este álbum es un parteaguas absoluto y total en la historia del jazz”, señaló el crítico y columnista de La Jornada Antonio Malacara.

Muchos jóvenes se sintieron fascinados ante la propuesta de Weather Report, y el jazz se volvió parte central en sus vidas. “Si ahora me dedico a escribir sobre jazz es precisamente por ese parteaguas que dio Weather Report y el Miles Davis electrónico del Bitches Brew”, admitió Malacara.

Pero la música de Shorter también llegó a oídos de nuevos músicos, como en su momento fueron los hermanos Toussaint, y muchos más jóvenes que en ese entonces se encontraron con que el jazz no olía a naftalina como les habían dicho, indicó Derbez.

El saxofonista Alejandro Campos, quien formó parte de Sacbé junto con Eugenio Toussaint, también fue uno de los admiradores del músico estadunidense. “Oía un disco que se llama Nefertiti, que es de Miles Davis, pero la pieza es de Wayne Shorter; ahí me empezó a gustar. Se me hacía algo fuera de lo convencional, cósmico a lo mejor”, recordó el músico.

De modo que Weather Report influyó en él y en Sacbé, se me hizo que traía una propuesta alucinante. Pero más que querer imitarlo, Campos se sintió embelesado con lo que había escuchado. Realmente no era mi intención copiarlo, sino que se metía, se metió, ahí en mi mente. Para mí, él tenía un sello único, sobre todo en el saxofón soprano, indicó el mexicano.

Campos admiraba sobre todo la dimensión de Wayne como compositor. Es de esos músicos que han cambiado el curso del jazz varias veces. De esos creadores que siguen proponiendo, destacó el saxofonista. Él es uno de los músicos de jazz que empezó a influir en mucha gente, y a ser referencia también. Fue una voz muy fuerte, muy presente, hasta la fecha. Al igual que Coltrane, Wayne Shorter tiene un lugar como ése; es de los que pasaron al Olimpo.

Para Alain Derbez, el talento de Shorter provenía del amplio panorama musical con el que contaba. Tenía enorme conocimiento de la música anterior. Sabía tocar blues, country, folk, en general. Entonces podía incursionar adonde fuera; podía tocar con Santana o con John Patitucci; lo podía hacer bien, porque tenía un gran manejo, pero, sobre todo, gran conocimiento, sostuvo. El jazz, finalmente, es fusión. No hay nada que mezcle en la música más que el hacedor de jazz, y para ser bueno hay que conocer lo anterior con justeza, y él lo sabía.

Wayne Shorter falleció este jueves a los 89 años en un hospital de Los Ángeles.

Esta entrada fue publicada en Mundo.