Un personaje con el que se ensañó la historia

Don Juan de Palafox y Mendoza fue una de las grandes figuras eclesiásticas del siglo XVII.

Destacó también como político y como hombre de letras.

Un personaje con el cual se ensañó la historia.

Un hombre recio que no tenía pelos en la lengua, sobre todo cuando la verdad estaba de su lado. Finalmente este domingo 5 de junio será elevado a los altares como beato, luego de haber superado una conspiración durada más de tres siglos.

Unos 350 años tardó en llegar a los altares de la Iglesia católica, cuando su fama de santidad era probada y su heroísmo cristiano estaba bien documentado. ¿Por qué? ¿Qué intereses lesionó su memoria que impidieron, una y otra vez, el avance de su causa de canonización en El Vaticano? Una vez más Sacro&Profano propone a sus lectores una investigación realizada con documentos inéditos.

Hemos podido tener en nuestras manos los gruesos volúmenes que constan en los archivos de la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos. Una maraña de documentos históricos que demuestran una verdadera conspiración capaz de atorar el “camino a los altares” de quien fue obispo de la diócesis mexicana de Puebla de los Ángeles (en ese momento Virreinato de la Nueva España).

La poderosa orden de la Compañía de Jesús se encargó de desprestigiar, de todas las maneras posibles, la memoria y la herencia del prelado español. El objetivo: descalificar las acusaciones que Palafox y Mendoza hizo contra los jesuitas en varias cartas que envío desde Puebla al Papa Inocencio X, en tiempos de pleno enfrentamiento con estos religiosos (1647-1649).

El resultado: esa batalla la ganaron los jesuitas, lograron el trasladado de Palafox a España como obispo de Osma. Otras muchas batallas libraron para evitar que los papas lo consideraran como un cristiano digno de ser santo. Reza el dicho que no hay mal que dure 100 años, en este caso que dure más de 300.

Gracias, entre otras cosas, al paciente trabajo del sacerdote español Ildefonso Moriones (postulador de la causa del obispo), que fue desmontando uno por uno los mitos construidos por la Compañía en torno a Palafox, su imagen de verdadero hombre de Dios volvió a resplandecer. Mañana estará en los altares, como debe ser.

Con motivo de este gran acontecimiento invitamos a los seguidores de este blog a entrar al reportaje multimedia publicado en este mismo espacio en diciembre de 2009, en el cual ya se perfilaba la beatificación que originalmente se pensaba realizar en 2010 pero que la burocracia vaticana atrasó unos meses. Deben hacer click en la foto de este post.

Además recuperamos, aquí abajo, todos los artículos de Sacro&Profano dedicados a la figura del “beato de dos mundos”.

¿Poqué siempre gana el Rafa Nadal?

Un duelo de leyenda

Territorio Nadal

CARLOS MOYÀ

Rafael Nadal ha igualado uno de los récords más difíciles de toda la historia: los seis Roland Garros conquistados por Björn Borg. Al sueco le vi jugar sobre todo en vídeos. Todo ha cambiado desde entonces: los materiales, la preparación física, las pelotas… Pero todo el mundo me dice que mental y físicamente es lo más parecido que ha habido a Rafa. Se suele decir que Borg fue el tenista más grande de la historia sobre arcilla. Tras su victoria ante Roger Federer, creo que Nadal ha hecho méritos más que suficientes para ser considerado como el más grande de la historia sobre tierra. No tiene límites. Este es su territorio. Roland Garros, su torneo. Además, pueden caer más títulos en París.

Del mito de Borg al mito de Nadal
“En París se juega uno contra uno y siempre gana Nadal”

Por primera vez en años, Rafa llegó al torneo sin ser el máximo favorito, papel que le correspondía al imbatible Novak Djokovic. Empezó mal, con dudas, con una actitud y unas declaraciones distintas a las que estamos acostumbrados… Aun así, consiguió reconvertir esa situación y ponerla a su favor según fueron pasando los días. La victoria de Federer en las semifinales contra Djokovic fue una buena noticia para él. Pensé que desde el punto de vista del pulso psicológico le venía bien… ¡Pero menuda final han jugado!

Yo esperaba a un Federer eufórico tras derrotar al imbatible serbio, lleno de confianza, y a un Nadal yendo a más tras un torneo en el que, poco a poco, fue subiendo el nivel. Lo que me encontré es que el suizo estaba pletórico.

De inicio, anuló a Rafa. Estuvo impresionante. Le pasó por encima: sacó muy bien, dominó perfectamente los puntos y tuvo un revés que pocas veces se le ha visto contra Nadal. Federer es el talento, el genio que cuando juega bien te arrasa incluso en tierra batida. En instantes así es imposible pararle. Cuando perdió la bola de set con 5-2 por centímetros, la cosa se igualó y se impuso el factor emocional.

El entrenador de Federer dirá que se ha parado. El de Rafa, que ha tirado más. Yo, que es una combinación de las dos cosas y que Federer volvió a jugar a un nivel altísimo entre el final del tercer set y el inicio del cuarto.

Tras el 5-2, sin embargo, le ha entrado esa presión de ver que estaba jugando increíblemente bien y que, aun así, no había cerrado el set. Si fuera su entrenador me preguntaría cómo es posible que no lo haya ganado. Eso, también, es algo que me sigue sorprendiendo de Rafa. ¿Cómo logró que llegaran al 5-5 de la primera manga? Increíble.

Al final, hubo hasta un parón por la lluvia. Aunque en principio benefició a Federer, a la larga, cuando pasan cosas raras, como el viento o las suspensiones del juego, el más fuerte se impone y… no hay nadie más fuerte que Rafa.

La gente común estamos “hasta la madre” y dispuestas a dar fin a la guerra y a la partidocracia que impera en este México nuestro

Las revoluciones de la gente común

Raúl Zibechi

En los más diversos rincones del planeta la gente común está saliendo a las calles, ocupando plazas, encontrándose con otras gentes comunes a las que no conocían pero que inmediatamente reconocen.

No esperaron a ser convocados, acudieron por la necesidad de descubrirse. No calculan las consecuencias de sus actos, actúan con base en lo que sienten, desean y sueñan. Estamos ante verdaderas revoluciones, cambios profundos que no dejan nada en su lugar, aunque los de arriba crean que todo seguirá igual cuando las plazas y las calles recuperen, por un tiempo, ese silencio de plomo al que denominannormalidad.

No encuentro mejor forma de explicar lo que está sucediendo que traer un memorable texto de Giovanni Arrighi, Terence Hopkins e Immanuel Wallerstein, 1968: el gran ensayo, capítulo del libro Movimientos antisistémicos (Akal, Madrid, 1999). Ese texto denso, inspirado en la mirada larga y profunda de Braudel, se abre con una afirmación insólita: Tan sólo ha habido dos revoluciones mundiales. La primera se produjo en 1848. La segunda en 1968.

Ambas constituyeron un fracaso histórico. Ambas transformaron el mundo.

A renglón seguido los tres maestros del sistema-mundo exponen que el hecho de que ambas revoluciones no estuvieron planeadas y que fueran espontáneas en el sentido profundo del término explica tanto el fracaso como su capacidad de cambiar el mundo. Dicen más: que 1848 y 1968 son fechas más importantes que 1789 y 1917, en referencia a las revoluciones francesa y rusa.

Éstas fueron superadas por aquéllas.
El concepto heredado y hegemónico aún de revolución debe ser revisado, y lo está siendo en los hechos. Frente a una idea de revolución centrada exclusivamente en la conquista del poder estatal, aparece otra más compleja pero sobre todo más integral, que no excluye la estrategia estatal pero que la supera y desborda. En todo caso, la cuestión de conquistar el timón estatal es un recodo en un camino mucho más largo que busca algo que no puede hacerse desde las instituciones estatales: crear un mundo nuevo.

Para crear un mundo nuevo, lo que menos sirve es la política tradicional, anclada en la figura de la representación que consiste en suplantar sujetos colectivos por profesionales de la administración, y del engaño.

Por el contrario, el mundo nuevo y diferente al actual supone ensayar y experimentar relaciones sociales horizontales, en espacios autocontrolados y autónomos, soberanos, donde nadie impone y manda el colectivo.
La frase clave de la cita esespontáneas en el sentido profundo. ¿Cómo interpretar esa afirmación? En este punto hay que aceptar que no hay una racionalidad, instrumental y estadocéntrica, sino que cada sujeto tiene su racionalidad, y que todos y todas podemos ser sujetos cuando decimos Ya basta. Se trata, entonces, de comprender las racionalidades otras, cuestión que sólo puede hacerse desde adentro y en movimiento, a partir de la lógica inmanente que develan los actos colectivos de los sujetos del abajo. Eso indica que no se trata de interpretar sino de participar.Por encima de las diversas coyunturas en que surgieron, los movimientos de la plaza Tahrir en El Cairo y de la Puerta del Sol en Madrid forman parte de la misma genealogía delque se vayan todos de la revuelta argentina de 2001, de la guerra del agua de Cochabamba en 2000, de las dos guerras del gas bolivianas en 2003 y 2005 y de la comuna de Oaxaca de 2006, por mencionar sólo los casos urbanos.

Lo común son básicamente dos hechos: poner un freno a los de arriba y hacerlo abriendo espacios de democracia directa y participación colectiva sin representantes.

Esa estrategia con dos fases, rechazo y creación, desborda la cultura política tradicional y hegemónica en las izquierdas y el movimiento sindical, que sólo contemplan parcialmente la primera: las manifestaciones autocontroladas, con objetivos precisos y acotados. Esa cultura política ha mostrado sus límites, incluso como rechazo a lo existente porque al no desbordar los cauces institucionales es incapaz de frenar a los de arriba y se limita, solamente, a preparar el terreno para el relevo de los equipos gobernantes sin cambio de política. Esa cultura política ha sido hábil para desplazar a las derechas y ha fracasado a la hora de cambiar el mundo.

Las revoluciones en marcha son estuarios donde desembocan y confluyen ríos y arroyos de rebeldías que recorrieron largos caminos, algunos de los cuales beben en las aguas de 1968 pero las superan en profundidad y densidad. Rebeldías que vienen de muy lejos, montaña arriba, para confluir de modo imperceptible y capilar con otros cauces, a veces minúsculos, para un buen día mezclar sus aguas en un torrente donde ya nadie se pregunta de dónde viene, qué colores y señas de identidad arrastra.
Estas revoluciones son el momento visible, importante pero no fundante, de un largo camino subterráneo. Por eso la imagen del topo es tan adecuada: un buen día pega un salto y se muestra, pero antes ha hecho un largo recorrido bajo tierra. Sin ese recorrido no podría nunca ver la luz del día. Ese largo andar son las cientos de pequeñas iniciativas que nacieron como espacios de resistencia, pequeños laboratorios (como los que existieron desde finales de los años 90 en Lavapiés, Madrid) donde se vive como se quiere vivir y no como ellos quieren que vivamos.
Quiero decir que los grandes hechos son precedidos y preparados, y ensayados como señala James Scott, por prácticas colectivas que suceden lejos de la atención de los medios y de los políticos profesionales. Allí donde los practicantes se sienten seguros y protegidos por sus pares. Ahora que esas miles de microexperiencias han confluido en estas correntadas de vida, es momento de celebrar y sonreír, a pesar de las inevitables represiones. Sobre todo, no olvidar, cuando vuelvan los años de plomo, que son esas trabajosas y solitarias experiencias, aisladas y a menudo fracasadas, las que pavimentan los jornadas luminosas. Unas con otras cambian el mundo.

Tres candidatos a Rector de la UAQ y ninguna propuesta para que los jóvenes queretanos asistan masivamente a la educación supeior

Cuarto de Guerra

Diario de Querétaro

Entre tres quedará la lucha por la Rectoría de la UAQ: Marco Carrillo, Fernando Valencia y el “Chino” César García Ramírez, porque el ingeniero Gilberto Herrera de plano y hasta ahora no pinta ni la pared de enfrente. Aunque, ojo, todavía falta un chooorro para la elección.

HIBRIDO. El primero, disfuncional del “marchismo-leninismo”, paralizado entre la semántica y la semiótica, pero marcado por el oficialismo que siempre combatió (al menos en el discurso) se perdió con todo y morral de Coyoacán en las tinieblas de sus remordimientos ideológicos.

EN CHINO. El segundo, contador, cuenta las horas para que alguien salga a su rescate con una declinación que se antoja lejana… y muy cara. Mientras, se hace el rebelde sin causa, pero ya no aguanta porque en toda su vida ha tenido tantos enemigos como ahora. Por algo al Silvestre de hoy antes le decían Piolín.

COLMILLO. El tercero es el más audaz. Este sí conoce el poder y lo anhela, pero también lo trabaja. Cazador por naturaleza, olfatea a su Caperucita y ¡ay!… ¡ay de aquella que se le atraviese en el Cerro de las Campañas…! Ayer inició la suya y dice que no declina.

La obra pública en Querétaro bien, pero no toquen ya “Los Arcos” es la identidad queretana, a pesar de cualquier “beneficio”

Un carril más en Bernardo Quintana

Los arcos del Acueducto de Querétaro están seguros Sergio Chufani Secretario de Obras

Diario de Querétaro

Aimée Pacheco

Fue presentado por el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Sergio Chufani Abarca, el proyecto de obra del paso a desnivel de Los Arcos para ampliar a tres carriles este cruce, durante la exposición del Plan de Obra 2011 ante la comisión legislativa del rubro.

“(El Acueducto) Es un monumento de muchos años que necesita restaurarse, cada columna de Los Arcos baja 450 toneladas”, señaló el funcionario, respecto a dicha obra, y puntualizó que son 150 mil vehículos en 16 horas y hasta 4 mil vehículos en horas pico, los que circulan por esa arteria.

Al calificar este proyecto como uno de los de mayor impacto en la zona metropolitana, el funcionario explicó que el dren cuesta china (que actualmente está suspendido) requeriría de una conexión con el río Querétaro, lo que abonaría a infraestructura pluvial y de tránsito.

Posteriormente dijo, se introduciría un andamiaje de seguridad sobre cinco arcos del Acueducto para la realización de la obra, donde se colocarían unos pilotes de seguridad en las bases de los arcos, para quitar los muros de concreto y recorrerlos cerca de 90 centímetros a fin de hacer una ampliación a tres carriles, explicó el funcionario, quien puntualizó que esto se realizará en ambos sentidos.

Lo que se pretende dijo, es bajar en nivel de Bernardo Quintana quien precisó que no será un túnel profundo, sino lo suficiente para construir una plaza recreativa en la parte superior.

“Es una zona a discusión, análisis y de consenso por la inversión que requiere y que si arrancamos el próximo mes, estaríamos concluyendo en julio del próximo año”, señaló Chufani Abarca, quien dijo que el costo será de 520 millones de pesos en su totalidad.

Explicó que existe una segunda alternativa para este proyecto donde únicamente se realizaría la ampliación a tres carriles por el paso a desnivel, así como la conexión del dren Cuesta China con el río Querétaro.

“La alternativa es abrir únicamente debajo de Los Arcos a tres carriles, una inversión de 100 millones de pesos, estaríamos concluyendo en febrero de 2012 esta inversión, son alternativas que el gobernador está analizando”, dijo al señalar que en un periodo de tres semanas aproximadamente podría estarse definiendo si se realiza la obra total o esa primera etapa que dijo, “es urgente”.

“Si vemos que en el Fondo Metropolitano Federal podamos recibir una aportación de recursos extra de recursos, podríamos ir con la primera opción”, señaló el funcionario ya en entrevista, quien señaló que es cuestión de recursos, pues al momento están aprobados 100 millones de pesos.

Precisó que aún cuando se solicitaron 2 mil 734 millones de pesos para el desarrollo del plan de obras donde 9 de estas son prioritarias, aún faltan por aprobarse mil 720 millones de pesos.

Abundó que el Distribuidor Constitución de 1917 lleva un avance del 87 por ciento y requerirá una inversión de 230 millones de pesos, y calificó como ‘Proyecto Maestro’ la obra de regeneración urbana de Ave. Universidad, donde se invierten 164 millones de pesos.

También en materia de infraestructura vial, detalló que se trabaja con el subsistema vial La Cañada que pretende conectar a la ciudad con la zona oriente y formar una alternativa para el futuro, a quienes se dirijan al aeropuerto, aunque sólo se han autorizado 50 millones de pesos de los 220 solicitados.

Destacó también la inversión que se realiza en el Hospital de San Juan del Río, donde se autorizaron 380 millones de pesos y que estaría terminado en diciembre 15 de este año.

El anillo vial 2, Ave. Constituyentes Oriente, Paseo de los Conspiradores, son dos obras para las que no se han autorizado los recursos solicitados que son de 280 y 300 millones de pesos, respectivamente, así como la carretera federal 100 en el tramo Bernal-San Pablo Tolimán, donde se invertirán 100 millones de pesos.

Informó que hasta el momento se han realizado un total de 228 obras con un recurso ejercido de 1 millón 646 mil 76 mil 848 pesos, de los cuáles 771 millones se invirtieron en infraestructura vial como el Distribuidor Bicentenario, el Paseo de la República, el paso superior Josefa Ortiz; mejoramiento de caminos en zonas rurales; el puente peatonal de Santa Bárbara y puentes vehiculares en Jurica y Santiago Mexquititlán.

Agregó que se invirtieron 321 millones de pesos en salud; 32 millones en cultura, en específico en el Teatro Metropolitano; 38 millones en Seguridad Pública, en específico en el mejoramiento de espacios en el Centros Preventivos y de Ejecución de Sanciones Penales; 15 millones en Deporte.

Y en Desarrollo Social fueron casi 4 millones de pesos con la construcción de un refugio Nuju para la Mujer Maltratada; en Turismo 212 millones, en especial en el Querétaro Centro de Congresos y Convenciones.

Para el rubro de Patrimonio Cultural se han invertido 27 millones de pesos en el mejoramiento de imagen urbana en diferentes municipios, así como en la restauración de sitios y monumentos; y para el rubro de Desarrollo Territorial se han invertido 29 millones de pesos.