Los 80 años del Salón Los Ángeles

Los 80 años del Salón Los Ángeles

Como es bien sabido, el lema del Salón Los Ángeles reza así: “Quien no conoce Los Ángeles no conoce México”

POR ROBERTO PONCE

CIUDAD DE MÉXICO

Apro

 Se acercan los festejos por el 80 aniversario del legendario Salón Los Ángeles, ubicado en la calle de Lerdo número 206 en la Colonia Guerrero, a un par de cuadras del Metro Tlatelolco, con dos bailongos.

El primero se efectuará el sábado 29 de julio, con la participación de las siguientes agrupaciones: Son 14 (de Cuba); Ramón Cedillo y su Big Band; Héctor Infanzón y Orquesta; Pérez Prado y Los Reyes del Mambo; la Internacional y Explosiva Sonora Dinamita, y la (desde 1924) Original Sonora Matancera, dirigida por Javier Vázquez, a partir de las 20 horas y hasta la una de la mañana.

El segundo baile se llevará a cabo el miércoles 2 de agosto, con Pepe Luis y su Orquesta Universitaria; el popular Conjunto África; la Orquesta Antillana, de Arturo Núñez; Los 15 Campeones de Carlos Campos, y la Danzonera de Acerina, a las 19:00 horas, para cerrar a medianoche.

A los asistentes de ambos bailongos se les otorgará un certificado conmemorativo. Los encargados del célebre Salón Los Ángeles han anunciado:

“Cuando se vuelve en la memoria al 2 de agosto de 1937, no se puede más que recordar con profunda gratitud a cada una de las personas que nos ayudaron a llegar a este histórico momento. Hay que saber valorar todo el empeño que hoy nos llena de orgullo y reflexionar que los pasos que demos ahora serán los que nos lleven a nuestro futuro.

“El Salón los Ángeles es un centro cultural que presenta, genera y promueve manifestaciones culturales de diferentes tendencias y disciplinas uniendo innovación y tradición, a fin de crear una oferta cultural de primer nivel contribuyendo a posicionar las diversas escenas artísticas y creativas de la Ciudad de México como una de las más importantes de América Latina y el mundo.”

En 1937, el señor Miguel Nieto Alcántara decidió transformar el célebre inmueble de la Colonia Guerrero, mismo que se empleaba como bodega para guardar camiones y costales de carbón, en un salón que ofreciera la oportunidad de desplegar el arte dancístico en el barrio popular.

Sin saberlo, estaba colocando las primeras piedras de un recinto que con el tiempo se convirtió en patrimonio cultural intangible del barrio Nuestra Señora de Los Ángeles. El nombre del salón fue un préstamo a perpetuidad que los Nieto tomaron de la iglesia de al lado, Nuestra Señora de los Ángeles, donde de niño el mimo de mimos de México, Mario Moreno Cantinflas, fue acólito.

Con el paso de los años, Cantinflas fue asiduo parroquiano del Salón Los Ángeles. Ahí llegaba a reunirse con uno de sus grandes amigos, también cómico de la legua y carpero, Adalberto Martínez, Resortes. Cantinflas era un notable bailarín de tango y mambo, mientras que Resortes lo era de mambo.

El 2 de agosto de 1937, Salón Los Ángeles abrió sus puertas de par en par para no cerrarlas más. Cuenta el sitio oficial de Nieto:

“El primer baile en la historia de este aposento correspondió a la Danzonera de Toto y a la Orquesta de Luis Arcaraz (esta última, una agrupación que como ninguna en nuestro país perfumó sus interpretaciones con un aroma elegante y de nostalgia por aquellos tiempos en los que bailar era sinónimo de frac, fuentes iluminadas y manteles largos).

“Como ocurre con la mayoría de las empresas, la del Salón Los Ángeles tuvo que enfrentar varios contratiempos para continuar con su paso firme hacia el futuro, una de ellas de índole burocrática, cuando el llamado Regente de hierro, Ernesto Uruchurtu, decidió que cabarets y salones de baile debían cerrar sus puertas a temprana hora. El inmueble resistió los embates a pie firme y mantuvo disponible la pista de baile.

“Divertimento, constancia, esparcimiento y poder de convocatoria, alentados por las orquestas que ahí se presentaban, fueron ingredientes de una fórmula que pronto atrajo a personalidades del mundo artístico e intelectual, connotados y reconocidos habitantes de la noche que caían, solos o en tropel, quizá únicamente con su pareja en turno; pero lo hacían para bailar o también para intercambiar puntos de vista políticos o estéticos.

“Ahí concurrieron, entre muchos miembros de aquella prominente legión, Diego Rivera y su inseparable Frida Kahlo; los hermanos Fidel y Raúl Castro (a quienes no se les puede regatear su fundamental participación en la Revolución Cubana); el comandante Ernesto Che Guevara; el gobernador de Veracruz, Miguel Alemán hijo, y más adelante Carlos Fuentes, quien incluso no tuvo empacho en reunir a propios y extraños en el salón para celebrar los 40 años de su señera obra La región más transparente.

“Con ellos, el antro se dio a conocer por el mejor representante de realismo mágico, el colombiano Gabriel García Márquez; Carlos Monsiváis, cronista de cronistas; el escritor portugués José Saramago, además de músicos como Celia Cruz, Willie Colón, Rubén Blades, la Sonora Santanera, y el inmortal Benny Moré”, de quien se dice que en una mesa de Los Ángeles compuso su famosa pieza “Pero qué bonito bailan el mambo los mexicanos” (http://salonlosangeles.mx/category/informacion/).

Días antes de los festejos, se realizará otro baile en honor a Fidel Castro y el pueblo revolucionario cubano por el asalto al Cuartel Moncada, el viernes 14 de julio, con la música de Son 14, y Camejo y Poder Latino (Cuba), y Son de Maíz (México), organizado por el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba, a las 20:00 horas (entrada 120 pesos el mero día).

Asimismo, el sábado 15 de julio, Intrstlrs presentará a la banda de rock estadunidense Russian Circles, con Apocalipsis y Vyctoria.

Deja un comentario