EL ORGANO DE LA CATEDRAL VOLVERA A TOCAR…

El órgano del Evangelio de la Catedral

 

EL ORGANO DE CATEDRAL 

Volverá a sonar en abril de 2009

 

 Se invirtieron 14 millones de pesos para restaurarlo.

Con una inversión de 14 millones de pesos, provenientes de la iniciativa privada, el órgano del Evangelio, inaugurado el 15 de agosto de 1735, uno de los dos instrumentos de la Catedral Metropolitana, ubicada en la ciudad de México, volverá a sonar en abril de 2009, luego de la restauración integral a que es sometido.

La intervención realizada desde mayo de 2007, ha sido dividida en dos partes, una que atiende los elementos instrumentales y que se lleva a cabo en Barcelona, España, y otra que repone, rehabilita e interviene la estructura y el mueble que le sostiene, a cargo del restaurador Roberto Ramírez.

El especialista adelantó que la rehabilitación del mueble quedará completada a finales de marzo de este año y comenzar una fase de espera que se prolongará hasta septiembre de 2008, cuando sea traído desde España el instrumento y sea ensamblado en el trasto, para nuevamente silbar en 2009.

El órgano,  fue sometido a una primera intervención en 1976, luego de un incendio que atacó a la Catedral Metropolitana en 1967, pero las capacidades técnicas y los recursos económicos de aquellos años, sólo permitieron aplicar una intervención mínima, “de primeros auxilios” al instrumento.

Ahora,  las condiciones son diferentes, pues además de contar con los recursos necesarios que aporta Fundación Social Banamex, en los trabajos interviene un grupo colegiado integrado por especialistas del Instituido Nacional de Antropología e Historia, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma Meropolitana.

La intervención en el mueble,  comprende la atención de la estructura interna que sostiene el instrumento y en la cual se han realizado trabajos de verticalización y reducción de carga del soporte, a través de la implementación de vigas en la parte superior de la misma disposición interna.

En tanto, las dos fachadas, una que da a la nave central del edificio y otra que da la cara al coro de la Catedral, presentan un avance del 80 por ciento en su remodelación, a las que se les han repuesto tallas y consolidando maderas que presentaban deterioro, a raíz del incendio y ocasionados por el polvo o la contaminación.

Esta entrada fue publicada en Mundo.